teensexonline.com
domingo, julio 14, 2024
Inicio CRÓNICAS POLÍTICAS GOBERNAR CABALGANDO

GOBERNAR CABALGANDO

Desde que los perfiles de su personalidad se han hecho públicos, su afición por los caballos ha sido conocida en demasía y hoy, es un factor que sustenta mal que bién, las argumentaciones críticas que se han expresado contra el gobernante Roberto Sandoval Castañeda, a propósito de su protagonismo como jinete en sus giras como ejecutivo estatal en jornadas de justicia social y protección gubernamental para los que menos tienen en las comunidades rurales alejadas de las cabeceras municipales serranas.

La focalización mediática tiene sus bemoles; Roberto, que hizo de su persona un excelente instrumento de marketing político, hoy recibe la crítica acerva, por que lleva a cabo sus acciones gubernamentales con la forma y modos en que concibe el gobierno justiciero que preside, a caballo, transitando por caminos rurales, llegando a poblados de unos cientos de habitantes y con las cantinas de su silla de montar llenas no tan solo de buenos propósitos sino de ayudas, contantes y sonantes.

¿Tiene derecho un gobernador de hacer su agenda de política social y desarrollarla como lo hace Roberto Sandoval..? absolutamente; tiene el privilegio de decidir la forma y modos en que despliega sus acciones para los que menos tienen; son su mejor clientela política, son la base social que comparte la comunicación sin interferencias y la devoción por los símbolos del catolicismo mexicano.

Hoy que se enfrenta a las voces críticas de una parte de la sociedad cada día más suelta en las redes sociales; el gobernador ratifica sus definiciones y la comunicación oficial del portal del gobierno estatal, distribuye los contenidos comunicacionales que ratifican el modelo de acción política y gubernamental.

Recuerdo que en el Seminario de política electoral que hace el ITAM con Gisela Rubach, en febrero del 2012, tuvo una participación como ponente con el tema “De candidato a gobernador” y ahí con su lenguaje sencillo sedujo a sus escuchas; nos mostró un promocional que el concibió y que filmaron con el equipo de su asesora; vimos a Roberto en un campo de milpas y de sorgo; montado en un precioso caballo blanco, con la música y el texto exaltando su figura.

Primero a paso, luego trotando y al final a galope, terminando con una espléndida toma, deteniendo el cuaco con un increíble relincho y parado en las patas traseras; un promocional de antología, con tintes justicialistas de héroes enmascarados protectores del pueblo pobre.

Ahí, en la tribuna del auditorio del IATM, con Gisela enfrente, nos confesó que le dijo su mentora: “ni se te ocurra difundirlo…” luego ella, en corto me diría los porqués, pero en ese momento de su exposición Roberto estaba pleno y gustoso de haber descubierto que el promocional, supo entusiasmar a sus seguidores y sobre  todo a las mujeres que ahí estaban en el curso.

CULTURA RURAL VERSUS URBANA

En el contexto actual, en el cual se desenvuelve la política pública del gobernador Sandoval, la gente de medios, políticos de oposición, al ver el accionar de Roberto en sus cabalgatas, responden de variopintas maneras; pero pocos se adentran a tratar de conocer -en serio- las vertientes de sus definiciones.

Antes que nada es prudente que entendamos que para el gobernador de los nayaritas, el desarrollo rural debe integrarse a la dinámica de los proyectos que se generan en el gobierno estatal, el objetivo de las cabalgatas no es el solaz o el divertimiento del gobernante, sino el instrumento que centra la atención para adentrarse en el sistema de relaciones que existen entre cultura, identidad cultural e inclusión en el modelo de desarrollo que implementa su gobierno.

La gente de los poblados rurales entiende y percibe que somos una sociedad jerárquica; los gobernantes son en cierta medida un mucho de lo que la gente común no puede ser, al encarnar sus más íntimos deseos, Roberto les llega a sus espacios rurales, a sus caseríos en la sierra, con el talante y la disposición de escucharlos, de llevarles la mano amiga de un gobierno protector, dador de satisfactores inmediatos.

Este acercamiento del gobernante, para incentivar las relaciones entre cultura, patrimonio y desarrollo comunitario, advierte la necesidad de darle un giro humanitario al quehacer gubernamental, replantearse en términos teóricos-prácticos  que el concepto tradicional de desarrollo rural comunitario, necesita reinventar las relaciones que tienen entre sí en sus comunidades, y sobre todo, con formas novedosas que les presenta esta administración estatal.

¿Cómo paliar los desequilibrios que tiene la entidad, entre el desarrollo urbano de Tepic y otras cabeceras municipales, al imponente crecimiento turístico de Bahía de Banderas, con las zonas marginales de la sierra..?

Por lo pronto, con la certidumbre de que tienen un gobernador amigo; que les habla el idioma sencillo de los compromisos comunitarios y les abre el canal de comunicación interpersonal; y que las diferencias de la cultura urbana con la rural no cuentan para la consolidación de mejores modos de vida, para la vigencia de los derechos fundamentales de las personas, de su sistema de valores, de sus tradiciones y creencias.

Se llegue en Jeep, aviones o a caballo, de lo que se trata es que la gente de estas regiones apartadas, la presencia de Roberto les permita mejorar su calidad de vida.

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Luis Ignacio Palacios
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Ir al contenido