ATISBANDO EL FUTURO

0
11

Durante el proceso formativo del Estado mexicano, el PNR, el PRM y el actual PRI redivivo, fueron la expresión de la necesaria entidad política para llevar a cabo una de las vertientes de grupo en el poder; sería el partido, siamés del gobierno en turno, el escenario por medio del cual se prepararían los cuadros políticos que serían el relevo de los políticos que habrían de retirarse llegado su momento del gobierno y de los organismos que integraban al partido.

Empero, ya institucionalizado el Estado, su partido, sus organizaciones corporativas, los liderazgos se estatificaron y el Pri no cumplió su original cometido; los líderes se eternizaron y la base corporativa del sistema sufrió el anquilosamiento propio de las organizaciones que no evolucionan con el gobierno al que le sirven.

Hoy, el Pri que llega al poder después de la alternancia tiene frente a sí, la reproducción del poder y sentar las bases para su mantenimiento, son una nueva generación de cuadros del tricolor, que desplazaron a las viejas corrientes, aquellas que desbarrancaron el carrito del nacionalismo revolucionario; herederos de toda una cultura, esta generación de políticos y gobernantes, no deben soslayar la impronta que les plantea el ejercicio cíclico del poder.

Se tienen que reproducir, desde el poder, y establecer toda la infraestructura partidaria para seguir siendo gobierno; este es el caso del partido revolucionario institucional en la entidad; pero no es el único que tiene estas expectativas.

El PAN, luego de lustros y lustros de ser una acomodaticia oposición, fueron desplazados sus viejos cuadros, esos que aprovechaban las prerrogativas electorales, que se distribuían las plurinominales entre unos cuantos; llegaron los pragmáticos, sin ideología ni pudor alguno a hacer las componendas que haya lugar, para mantener el partido en la contienda, a sabiendas que  su mejor negocio, es perder en los comicios estatales.

Hoy, vemos que estas elecciones han servido para un recomposición de las corrientes que confluyen en estos partidos, los dirigentes del Pan, oscuros, lerdos y ejerciendo el mejor oficio que saben hacer, la venta de sus candidaturas y el aprovechamiento ilegítimo de su franquicia electoral; empero, este comodino sitial llega a su fin; existe una nueva corriente de nuevos políticos de Acción nacional, que desde una de sus exitosas presidencias municipales, junto a una excelente candidato, que llegará al congreso del Estado; que se pusieron como objetivo, recuperar el partido, ampliar su base social y de militantes e ir en pos de un proyecto a mediano y largo plazo.

Dada la cultura y proyección que tienen, serios y sin veleidades ni manipulaciones, todo se les presenta como viable; veremos pues qué es lo que sucederá a partir del 7 de julio, cuando se conozca con los votos en la mano, en qué escenario está Acción nacional, sabedores de lo que tienen y de lo que es menester reconstruír. Su militancia tendrá buenos motivos para regresar al partido blanquiazul.

¿QUIÉN SURGIRÁ..? ¿LÍDER O CACIQUE..?

En el tricolor, aparentemente el escenario de la reproducción del poder no tiene problema, el asunto es que no existe un personaje que le haga sombra al gobernante y jefe político de la entidad, de los suyos y de los entenados, y es fuerte, figura indiscutible del Pri estatal, que construyó de manera eficaz el escenario para la reproducción del poder e impulsar a los suyos.

Una vez que el mapa electoral quede en definitiva; pueden suceder varias cuestiones al interior del grupo gobernante; primero, con los triunfos se fortalece el modelo y la marca Roberto Sandoval, ahora que, los que lleguen a los escenarios del poder tendrán las mismas oportunidades que el ahora gobernante tuvo hace siete, seis años; lo cual implica que aquellos que se sienten con alas suficientes para volar solos, iniciarán la obvia compactación de su propios equipos políticos.

En los jóvenes alcaldes y diputados que vienen, está el futuro político de Nayarit; de todos los partidos que puedan acreditar sus gentes en las instituciones públicas; empero, el factor Roberto Sandoval será definitorio, puesto que, todos los de su partido que lleguen a los Ayuntamientos y al Congreso, le deben al gobernante, como su jefe político el impulso para su entreveramiento generacional en el poder público.

Así, luego la inminencia de las diputaciones federales del año próximo, el partido en el poder, forzosa y necesariamente tiene que diseñar una nueva estructura política partidaria y nuevos rostros para el próximo ciclo electoral; con el añadido que, siendo elecciones federales, la toma de decisiones definitiva será del Cen.

Surge entonces, el escenario para el hombre fuerte; para el personaje que emerge de las reyertas de aquellos que disputan rijosamente las posiciones del poder y del aprovechamiento del producto social; y, de momento no se ve a otro personaje que no sea Roberto Sandoval Castañeda; el quid de asunto es, en que se transformará Roberto, ¿en el ansiado líder estatal, que atempera las ambiciones de la nueva clase política; o el cacique de pueblo que impone y manda imponer su voluntad a los insumisos…?

Estas son palabras mayores, que entran en el ámbito privado de la sique del gobernante; veremos de manera paulatina el descenlace de la obviedad política que tiene Nayarit; un gobierno fuerte, eficaz, un ejecutivo estatal exitoso que hace muchas cosas, que pacificó la entidad y desterró la densidad delincuencial; que hace mucha obra pública, que incrementa inversiones turísticas de primer mundo…, y que sabe ganar elecciones, para conservar la gobernabilidad en la segunda mitad de su sexenio.

La seducción está ahí, para erigirse como cacique es inminente; tendremos que esperar el impacto del resultado electoral y también, quién o quienes de los nuevos hombres de este grupo político, tiene madera para iniciar un nuevo ciclo político en el gobierno de la entidad.

En lo particular avizoro que hay posibilidades de…, las dos variables; habremos de preguntarle en su momento al gobernante…   Contacto.- luisi48@prodigy.net.mx

Artículo anteriorCAMPAÑAS SIBILINAS
Artículo siguienteLOS MOTIVOS DEL VOTO
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.