teensexonline.com
sábado, julio 13, 2024
Inicio CRÓNICAS POLÍTICAS RENCORES ESTÉRILES

RENCORES ESTÉRILES

¿De qué clase de patología política está la gente enferma..? partimos del principio de que una sociedad como la nuestra es imposible uniformarla en criterios y adhesiones al poder público; e igual, es menester reconocer que todo gobierno, de los tres niveles, municipal, estatal y federal, en el ejercicio de sus obligaciones de informar a la sociedad, ejerce su derecho de ponerle una buena dosis de propaganda a sus obras, acciones y realizaciones.

Es la concreción del contrato social que mantiene la ciudadanía con sus autoridades, al darles el voto, sabemos que les depositamos los enormes recursos del Estado para ejercerlos en beneficio de la población, de acuerdo a sus planes y predilecciones; estas son las normas y quienes buscan violentarlas son anacoretas.

El poder se alcanza por medio de los votos (uf.! que descubrimiento escriba..!) y los partidos políticos se personalizan con gente de carne y hueso, con buenas y malas ideas, lejos o cerca del elector, dependiendo de sus vocaciones para ser abanderados de pueblos, y la gente al votar lo hace por convencimiento, por interés, por conveniencia; como quieran y gusten calificar el hecho; y he ahí la fuente de legitimidad de todo gobierno; son los votos mayoritarios que le permiten a todo gobierno ejercer el poder.

Viene a cuento este largo introito, para tratar de dilucidar, los actos vandálicos de hace unos días sobre el símbolo de la obra pública que recién se hizo en las entradas de la UAN, como una expresión estéril, necia y torpe, de regodeo absurdo; acto de rencor en contra de las acciones del gobierno estatal; y de inmediato al conocer el hecho, recordé la figura de Eróstrato, aquel griego pendejo que incendió el hermoso templo de Artemisa, para ser recordado por la posteridad como el destructor de la obra más excelsa de su tiempo.

Y sí, en la sicología clínica tienen catalogado un síndrome “de Eróstrato” para calificar a aquellas personas que buscan excesivamente notoriedad a través de los actos más viles, sean cual sean las consecuencias; en el caso de los enviados por los opositores al gobierno de Roberto, nos encontramos que de manera deliberada se quiso hacer saber que iban en un vehículo identificado con un partido político; el Pan.

Lo cual, nos parece absurdamente estúpido, puesto que, a todas sus aflicciones y precariedades como dirigentes partidarios, ahora evidencian el rencor, la impotencia y el acto vandálico es en sí mismo, un símbolo, una expresión muy clara de la patología política que muestran a la sociedad, y en tiempos electorales.

SOCIEDAD PLURAL

El problema que hoy tiene la sociedad, con los partidos políticos, es que se han adocenado, se redujeron a la mínima expresión de su naturaleza por la incapacidad de sus dirigentes; en la dirigencia estatal de Acción nacional, el uso patrimonialista de su membresía los ha llevado a una condición de horfandad de militancia; conozco gente convencida de sus ideales que no se identifican con ellos, y su actitud es de hartazgo, de enfado, por la incapacidad manifiesta de ser representantes de un importante sector de la sociedad.

Soy un convencido de que todas las voces de la ciudadanía, con partido o sin ellos, deben estar representadas en el congreso local, en los cabildos; quienes ganen, ellos que son la mayoría tienen la responsabilidad de contemporizar con las minorías, de eso se trata en el gobierno; no es dable uniformar a la población, está en nuestra naturaleza social el ser diversos, por eso, en los organismos colegiados, deben estar todos aquellos que logren el voto de la gente.

Vivir en una sociedad como la nuestra reclama un mínimo de civilidad, el respeto a los demás, la pervivencia de valores y principios mínimos, permite la vida en común, y aquellos que transgredan las normas y sus acciones sean del tipo delictivo, recibirán la respuesta del Estado. Nadie debería pretender hacer acciones por encima de las normas, sin que esté enterado de lo que traen este tipo de actos.

El ser adversario político no justifica las acciones de vándalos, un pésimo mensaje es el que recibe la ciudadanía al conocer al estupidez de romper el símbolo de la actual administración y el ponerle pintas de grafiteros, nos revelan que son eso, gente con su fardo de aflicciones, que los ha llevado a la acción estéril, a la rudimentaria expresión de sus rencores.

La sociedad está esperando propuestas serias, quiere el elector que lo traten con respeto, el quehacer político tiene que revalorarse, los tiempos que vivimos son difíciles, pero existe una convicción mayoritariamente aceptada, esta sociedad puede –y debe- ser mejor si todos trabajamos para ello.

Es elemental el respeto a disentir de los demás, y los gobiernos tienen la responsabilidad de armonizar los intereses controvertidos, esa es una de sus  funciones más importantes, trabajar por una sociedad plural, diversa, pero que puede unirse en el trabajo que beneficia a la colectividad; los tiempos electorales sirven para mostrar lo mejor (y lo peor) de nuestros políticos, y es el elector quien ubica a cada cual en el espacio público que merece; digo por si lo han olvidado…

Contacto.- luisi48@prodigy.net.mx   cronicaslip@gmail.com

 

Artículo anteriorCANDIDATOS HABEMUS
Artículo siguienteBUSCANDO LOS VOTOS
Luis Ignacio Palacios
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Ir al contenido