LA FILOSOFÍA POLÍTICA DE MIGUEL ÁNGEL

0
12

Con el rostro sereno, el pausado –pero seguro- hablar de Miguel Ángel Navarro Quintero, de manera paulatina va desliando uno a uno los temas fundamentales que hoy preocupan a la mayoría de la población de la entidad; el eje de las exposiciones es la fortaleza que tiene la sociedad en sus componentes, señala con claridad, sin adjetivos, el fracaso en que se encuentran los partidos políticos para entusiasmar a los futuros electores.

Los años en el servicio público, el estudio de los interiores del Estado mexicano, le produjo al galeno una singular filosofía política, si la entendemos como aquella que estudia racional y reflexivamente temas políticos, como el poder, el Estado, el gobierno, el bien común, la autoridad, los derechos, la justicia, las formas de gobierno y las leyes, en cuanto a su origen, esencia, límites, legitimidad, naturaleza, necesidad y alcances.

Este conocimiento, ésta praxis política está muy vinculada a la ética política, que sin duda es uno de los valores indiscutibles de promotor y defensor de la soberanía nacional en Nayarit.

En el discurrir de la ideas políticas en las exposiciones de Navarro Quintero, aprecio los sustratos de las viejas teorías que nos hablan que el fin de todo buen gobierno es obtener la paz y la armonía de la sociedad; precisamente cuando nuestras comunidades están siendo amenazadas por la desaparición del componente esencial que las unía; la confraternidad social hoy inexistente, el sentido de pertenencia que casi ha desaparecido.

Miguel Ángel, hace una revisión de las raíces de los problemas que tiene hoy Nayarit; desde que los partidos desvincularon la ética y la moral social de la política, el quehacer de todo político en el gobierno ha sido ver sólo por los intereses económicos de su grupo dominante; por eso  -dice- los partidos políticos que antes eran fuerte instrumento de la unidad política de los ciudadanos, hoy, son meros membretes e instrumentos de los pequeños grupos que los dominan.

Sin miedos, sin engañosas palabras, este político señala cuáles son los riesgos actuales de nuestra entidad, enfático insiste en una de sus tesis políticas fundamentales, “si los ciudadanos no somos capaces de unirnos, por encima de los colores partidarios de cada quién, teniendo como fin superior lograr que Nayarit no pierda gobernabilidad y no se altere nuestra vida social y mantener la seguridad pública, entonces las próximas elecciones van a ser desastrosas para la sociedad..”

LAS PROPUESTAS

La experiencia de Navarro Quintero, de saber sembrar ideas en el tejido social, hoy le sorprende sus resultados, lustros ya desde sus primeras experiencias político electorales, y al conjuro de su voz pausada, con argumentos firmes, de nuevo ahí tiene las adhesiones; poco a poco se va fraguando el imprescindible ejército de tierra para la movilización política de la temporada que se avecina.

Y ahí, con la confianza que le prodigan sus amigos, suelta una a una las acciones que deben llevarse a cabo para que los ciudadanos de Nayarit, puedan dotarse llegado su momento de un gobierno auténticamente comprometido con los intereses mayoritarios del pueblo; y para eso se ocupa un gobierno que cumpla estrictamente con la ley, sin favores ni pudores.

Vuelve a decir, “yo creo en la rendición de cuentas, no en el ajuste de cuentas..” me señala en corto, que “no soy tan irresponsable como para pedirle a la gente que ha sido engañada, a la que le han saqueado su patrimonio y negado sus oportunidades de vivir y trabajar por una vida digna, que se levante, que grite, vocifere y reclame con violencia verbal al que se va.., necesitamos una transición que le de serenidad al pueblo..”

Esta –que ahora denomino- filosofía política de Miguel Ángel Navarro Quintero se refiere a la perspectiva general que tiene sobre la actual situación de Nayarit; a la ética con que se conduce, a su creencia específica de lo que debe ser la política y el quehacer gubernamental; al adentrarse en los temas fundamentales del ejercicio del poder, la justicia, los derechos de los ciudadanos, va creando un código al que debe ceñirse todo hombre público, que represente con autenticidad la esencia de la verdadera legitimidad política.

Trabajo diario, que nos muestra la otra cara de hacer proselitismo, llevando como premisa el respeto a la dignidad y a los derechos fundamentales de las personas…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Artículo anteriorCONVENIO DE COLABORACIÓN CDDH Y DIPUTADOS
Artículo siguienteLOS DÍAS DE PEDRO ANTONIO
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.