teensexonline.com
domingo, julio 14, 2024
Inicio CRÓNICAS POLÍTICAS EQUIDAD IN GÉNERE

EQUIDAD IN GÉNERE

Hace 58 años, el presidente Adolfo Ruiz Cortines, estableció en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el derecho al sufragio de la mujer; nuestro país, llega tarde a este rango de igualdad jurídica, en relación a los demás países del continente y del viejo mundo; pocos han explorado esta circunstancia, empero, existe una lógica explicación, a la luz de la costumbre del poder que ejerce el Pri, de ser incluyente y cooptar a sus detractores; una de las razones  y quizás no es la única, que en México no existió un movimiento femenil sufragista que hiciera posible que este reclamo se incorporara antes a la Carta Magna.

Son muchas las causas sociológicas y culturales que nos pueden explicitar el porqué somos aún un país machista; la misoginia sigue latente en el tejido social, y en cuestiones de representatividad política electoral, este territorio ha sido largamente vedado a las mujeres mexicanas; desde hace cuarenta años que he estado como militante, dirigente partidario, periodista de análisis político y en  los últimos quince, convertido en consultor, puedo decir con asertividad, que el problema de las candidaturas electorales para las mujeres, la cuestión principal no es que sean mujeres, sino que es un problema de capacitación profesional.

En efecto, desde el gobierno de Don Rogelio Flores Curiel, todas las mujeres que participaban en el Pri, en su secretariado o como candidatos a diputados o regidores, sin excepción, todas ellas acudían a nuestras oficinas para solicitarle al amanuense los discursos mínimos y necesarios para el proceso electoral interno y el constitucional; ignoro si es un problema de cromosomas, pero mi ignorancia puede ser mucha, y la verdad es que no me he encontrado con libros o ensayos sobre los sistemas políticos, o cuestiones ideológicas de mujeres que sustenten tesis de investigadora alguna.

En México, son contadas las mujeres militantes que tienen sólidos puntos de vista como militantes de algún partido para ser consideradas un “cuadro político” de combate partidario o legislativo; desde hace unos dos, tres lustros, los medios televisivos y escritos registran la singularidad de excelentes escritoras o comunicadoras, pero políticas en ristre, son pocas y casi todas ellas tienen el flagelo que mi amiga Gisela Rubach les dijo en su conferencia a las muchas mujeres que asistieron a la Cumbre de Marketing del fin de semana pasado: “o somos chanclas o nos está cogiendo fulanito de tal…”

EQUIDAD NO ES IGUALITARIO

En mi particular punto de vista, construír una sociedad igualitaria en género, tiene sus inconvenientes, merced a la contundente e imperativa circunstancia que madre natura nos otorgó roles biológico-sociales diferentes; la misma palabra equidad, se inserta en su significado etimológico y tautológico, “darle a cada quien lo que le es propio según su propia naturaleza..” y desde luego que nó, no podemos ser iguales, (aunque los transexuales hagan el ridículo al pretenderlo) somos una especie singular compuesta por dos géneros diferentes.

Si las mujeres están entendiendo que los espacios del poder, o como algunas amigas le llaman “el empoderamiento” de las mujeres, se les van a poner muelles por el decreto de una Ley, estimo que será una lucha dificultosa en grado extremo; el proyecto de reformas que el gobernador Roberto Sandoval mandó al Congreso para que les otorguen de manera obligatoria los partidos políticos el 40% de posiciones en todas las candidaturas electorales a ediles, diputados y regidores, se inserta en las acciones de reivindicación política que han emprendido los priístas que de nuevo llegaron al poder público en segunda alternancia.

La voluntad electoral del ciudadano es volátil, y no basta con el hecho de ser mujer para que se ganen las elecciones, y el caso reciente de Josefina Vázquez, la candidato a presidente de la república panista es aleccionadora, las mujeres de clase baja y de menor escolaridad ¡no votaron por ella¡! Sí, requerimos de las mujeres en los espacios de la política y de la administración pública, pero al igual que los hombres y gay´s encubiertos que andan en estas lides, se requieren personas capaces, que tengan carisma!

Este es el atractor que tanto seducía a los griegos, el carisma, es el vuelo de la inteligencia que seduce a los pueblos; hoy, lo que buscan los partidos son personas que sepan hacer “click” con el futuro elector, y por desfortuna, algunas de las mujeres que hoy son regidores y quieren ser diputados; y algunas que son diputados y quieren ser presidentes municipales, tienen el mismo flagelo de sus pares varones, han construído un estereotipo del político novel, se han reducido a cierta eficacia en la tramitología, la gestoría y las prebendas económicas de los gobiernos.

Pero, ¿son expertas en comunicación política..? ¿tienen ideas propias sobre la inequidad de nuestro sistema político..? ¿saben pergeñar una tesis sobre los principios de constitucionalidad de la interpretación convencional..? ¿saben hacer estudios, documentos, discursos para propaganda o agitación política..?

No lo sé cuáles serán las respuestas a mis inquietudes, pero estoy cierto de que es valiosa la iniciativa de Roberto, las conminará a prepararse y a estudiar, no serán candidatos por el solo hecho de ser mujeres; dos de mis amigas que espero crezcan políticamente pueden aportarnos algo Joselyn Fernandez y Rocío Flores…

Contacto.- luisi48@prodigy.net.mx

Luis Ignacio Palacios
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Ir al contenido