CLAROSCUROS LEGISLATIVOS

0
11

En el último tramo de su ejercicio constitucional, los diputados integrantes de la XXX legislatura, le muestran a la sociedad de lo que están hechos, el asumir un protagonismo extremo los ha llevado a presentar las más increíbles iniciativas, con una explicable intención autoafirmadora; ahora con la llegada de los suplentes, el ritmo de las sesiones se ha modificado, entendamos que, es producto de esta condición que implicó la reestructuración de las fracciones y de las comisiones.

En estas semanas, han hecho de todo, son múltiples los temas en los que se han ocupado, bajo la premisa del que el Plan de desarrollo institucional para este ejercicio legislativo, es el jarrito en dónde toda acción cabe y se puede capitalizar, desde los cursos de programas de computación para sus empleados, hasta la sublimes aspiraciones de reformar el texto de la carta magna, merced a las visiones peculiares de estos legisladores, en cuyo sustrato, subyace el pequeño conocimiento que tienen del sistema político mexicano y de los reales intereses que la sociedad espera se tutelen.

Tomemos las iniciativas que han presentado las señoras diputadas, de todos los partidos e independientes ahí acreditadas; versan sobre la igualdad de género y han tratado de corregir de manera meticulosa toda norma, todo vestigio que signifique una condición jurídica de minusvalía, sobre todo, que derivado de las reformas constitucionales, se impuso la paridad electoral en las nominaciones.

Y volvemos al mismo problema de siempre de esta sociedad, una separación real de los mecanismos cognitivos de los diputados, que, ni los gobiernos, ni los partidos, ni ellos como legisladores han podido cambiar, evolucionar viejas prácticas sociales, herencias seculares, frente a la realidad que vivimos; de ahí que recurran al exceso del ejercicio legislativo, con el ingenuo afán de que al legislar del todo y para todo, esta sociedad y sus ciudadanos, por decreto va a cambiar sus prácticas socioculturales.

Ayer, aprobaron una reforma al código civil del Estado de Nayarit; la mujer casada, ya no tendrá que pedirle permiso al marido para aceptar o repudiar una herencia o legado alguno; loable desde luego, que las féminas no tengan el yugo moral del esposo; y que ellas asuman el riesgo de sus decisiones personales que impliquen aspectos patrimoniales, de esta manera, se disminuye la asimetría jurídica que prevalece en la vigencia de los contratos matrimoniales.

Y escuchamos al diputado López Arenas, quién hizo un puntual recuento del eterno cuento agrario que padece la entidad, merced a la conflictiva que representa que más del 80% de las tierras de la entidad, tienen régimen ejidal o comunero; su petición de crear otro tribunal agrario (que es una entidad federal) fue aprobada con excepcional expeditez.

De esta manera, los legisladores justifican su presencia en la legislatura; empero, desde este espacio consideramos que han dejado muchos temas torales sin tocarlos, porque son de enorme trascendencia política, y en este momento de prolegómenos a las elecciones de julio próximo, algunas de sus iniciativas son conmovedoras y meramente testimoniales o cosméticas.

EL PELO EN LA SOPA

Desde hace meses, existe una absurda condición en los responsables de darle seguridad a las labores de los diputados; y de manera paulatina, fueron acotando los espacios de los periodistas que cubrimos las sesiones del congreso; y han llegado al absurdo de cerrar la puerta de acceso al salón de sesiones, y abren el portón, después de que se ha iniciado los trabajos –que deben ser públicos- haciendo caso omiso de los llamados de los periodistas que esperan horas bajo el sol, como pedigüeños, afuera del edificio del congreso.

Y es que, una fea falta de urbanidad en esta legislatura se les volvió costumbre; si usted caro lector, entra a la página web del congreso local, verá que invariablemente la hora de las sesión programada son las 11:00 horas; sin embargo esto es un eufemismo, porque el trabajo de las comisiones es absolutamente irregular y la reunión previa de la mayoría priísta es absurdamente dilatada; el caso es que toodas las sesiones inician, de menos con una hora y media o dos de retraso.

El reglamento interior del congreso permite el libre acceso de los medios a los trabajos legislativos, incluso se puede andar entre las curules de los diputados; sin embargo, esta legislatura, ha rigidizado las medidas al grado de que ningún ciudadano o periodista tiene acceso a los legisladores en el salón de sesiones; a menos claro de que le peguen un grito o un ujier prepotente que cuida el pasillo de acceso a las curules, se digne hacer el favor de transmitirle el recado al diputado requerido.

Si esto lo sabe nuestro amigo Armando García y no ha hecho nada para corregirlo, malo, es un descuido inadmisible; y si no lo sabe, mas malo aún, toda vez que si hay un tarugo que se está pasando de vivo con estas determinaciones, el primer y último responsable de lo que ahí suceda, frente a la sociedad y los medios, es él, quien como diputado presidente debe guardar las elementales formas de urbanidad para con la ciudadanía; sean periodistas o Juan Pueblo.

Contacto.- luisi48@prodigy.net.mx

 

Artículo anteriorBUSCANDO LOS VOTOS
Artículo siguiente“SOY LEGAL” CATARSIS EN LA SIERRA
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.