Este fin de semana se llevará a cabo el Gran Premio de Arabia Saudita y a pesar de lo sucedido en el GP de Bahréin que marcó el inicio de la temporada 2022 de la Fórmula 1, Checo Pérez se muestra ilusionado por el auto de Red Bull.

«Lo positivo es que queda mucha temporada por delante. Tenemos un coche rápido y me he sentido muy competitivo, por lo que espero aprovechar ese ritmo y utilizarlo desde la clasificación hasta el domingo en Jeddah», declaró el mexicano en el comunicado de prensa de la escudería austriaca.

Cabe señalar que será una carrera especial para Red Bull ya que cumplirán su Gran Premio número 327 y entrarán al top ten de los constructores más longevos de la historia, por lo que el mexicano espera tener un buen papel en este circuito a comparación de la temporada anterior.

«La carrera de la temporada pasada fue una locura, es un circuito muy exigente y lo será aún más con los nuevos coches. No terminé la carrera en 2021, así que quiero hacer una carrera limpia y mostrar todo el potencial del coche», concluyó.