PARÁSITOS

  • La política del agandalle

  • Ejercicio patrimonialista del poder

Con el gobierno de Miguel Ángel Navarro Quintero, la estricta aplicación de las normas, administrativas y legales que regulan la administración pública, se abrió la caja de Pandora, dilectos personajes de alto y de medio pelo, han sido evidenciados por que practican el paradigma de todo burócrata o administrador, tener, dos o más ingresos en instituciones públicas; siendo el epítome los catedráticos de la Universidad Autónoma de Nayarit, quienes gozando de su nombramiento de tiempo completo, tienen otra u otras chambas en el gobierno, en dependencias paraestatales o en los  Ayuntamientos.

¿Cuándo nació esta perniciosa costumbre de duplicar, triplicar ingresos del erario..? sin duda es consustancial del mexicano, que siempre ha visto a la administración pública como la madre nutricia que le permite vivir –y vivir muy bién- sin trabajar o hacerle al cuento como que se trabaja. Desde los orígenes del Estado mexicano, era un secreto a voces, los hombres cercanos al poder se aprovechaban en extremo para obtener dos o más ingresos.

Antes de que se implementaran las diputaciones de representación proporcional, en el lenguaje festivo del burócrata se definía como empleado “plurinominal” por aparecer en varias nóminas.

En los últimos lustros del largo milenio de los gobiernos del PRI y luego con la alternancia en el poder y la llegada de otras fuerzas políticas, el fenómeno se acentuó; pero no eran personajes brillantes y de primer nivel, era increíble conocer a oscuros personajes,  profesores y contadoras sin ética que en la UAN tenían dos plazas; otra en la SEP, y otra más en el poder judicial, por  la cercanía que daba el compadrazgo con el presidente del TSJ en turno. Llegaron al inaudito de presumir que junto con su esposo, recibían siete aguinaldos..!

Ya jubilados, ahí andan en estas calles de Tepic, en sus vehículos de lujo, acobardados,  son incapaces de ver a la gente decente de frente, con el pecado de la avaricia y del dinero mal habido inocultable en su rostro.

Esta política en contra de la impunidad y de la corrupción se lleva a cabo sin apologías ni estridencias, se camina por el derrotero de la legalidad y de darle vida a los presupuestos legales y normativos que regulan toda la amplia gama de entidades públicas. ¿Existen sorpresas..? sí, y son varias las carpetas de investigación que tiene implementada la FGE, de los que eran intocables en administraciones anteriores, incluso familiares de actuales funcionarios de primer nivel del gobierno de Miguel Ángel.

Este dejar las simulaciones y ya no hacerse de la vista gorda, representa una sana forma de depurar la estructura burocrática de los poderes de los dos órdenes de gobierno y de todas las múltiples dependencias que crecieron a lo indecible con la presencia de este cáncer de corrupción.

De los maestros “barco” que nunca asistían a su clase en la Escuela de Derecho de la UAN a las sofisticadas magistraturas, y ocultas plazas en Sepen, estas prácticas han sido evidenciadas y se procesan judicialmente para cumplir sin ambages el marco legal que regula la vida de las instituciones públicas. Aunque en la actual Legislatura diputadas de apellidos de prosapia, tengan doble plaza en Sepen.

Es loable que ante la exigencia de la pulcritud en la administración pública, se destierren los parásitos; la sociedad os lo agradece…

Contacto.- mirtha.palacios@hotmail.com