• Ante el conflicto post electoral

  • Activismo desde hace semanas en redes

Luego de la matanza del 2 de octubre de 1968 –que cimbró al país- proliferaron los grupos clandestinos, algunos que solo se dedicaban a estudiar con racionalidad la verdadera naturaleza política que tenía México en aquél entonces; otros, se fueron a la guerrilla –rural y urbana- con el fin de derrocar al gobierno represor.

El que esto escribe estuvo en uno de esos grupos de estudios, que teníamos un rigor metodológico para no caer en los espejismos de la ideología pequeño burguesa que alentó la insurgencia estudiantil en muchos países del mundo occidental; y ahí entre otras conclusiones llegamos a considerar al ejército mexicano (incluyendo a la marina) como el factor más importante que le daba al estado mexicano su estabilidad y sobrevivencia ante cualquier asonada popular.

Viene a colación este romántico recuerdo por lo que hoy está sucediendo en el país, ante las reiteradas amenazas del gobierno actual de no reconocer el resultado electoral en el muy probable caso de que su candidata no alcance el triunfo electoral; existe azoro e incertidumbre en la clase política, gente asustada que no conoció la represión de los sesentas y principios de los setentas que tienen miedo del estertor de la muerte de la 4T.

Pocos analistas han reparado en lo que hoy sucede al interior del ejército mexicano; desde hace meses, una vez que el descaro presidencial prodiga apoyos de todo tipo a su candidata, y el decurso de los acontecimientos político electorales dimensionan el acoso al INE y al tribunal electoral de la federación, se inició una reorganización de los militares jubilados.

Primero establecieron una asociación que demandaba el ejercicio de la libertad política entre sus filas y la plena libertad para votar; al parecer fue detectado por los mandos militares que impusieron medidas para que las filas de la milicia no se contaminara de los pronunciamientos de los jubilados.

Sin embargo, desde hace una dos tres semanas han aparecido varias –y durísimas- manifestaciones de militares en activo, la última de ellas ha tenido una enorme difusión en la internet vía Watss App, que se titula ¨LOS MILITARES ESTAMOS HECHOS DE MÉXICO también de honor, dignidad, patriotismo y lealtad¨ ; de entrada hace profusa lealtad y amor a México.

Señalan que “que nadie tenga dudas, hay que decirlo, nuestra lealtad está con la patria, no con el hijo de puta que nos mandó custodiar cargamentos de narcotraficantes en la indignidad servil de protegerlos cuando ellos han sido nuestros malditos sicarios..”

Tiene párrafos dramáticos como “contra los cárteles, la tropa pusimos el pecho, los muertos, los hermanos de armas, las viudas y los huérfanos, por eso es miserable que nos haya convertido en escoltas de narcos  ¡Que poca madre..! que al mando superior ni se le ocurra mandarnos a votar por Morena o presionar para que otros lo hagan”

Y lo más trascendental del manifiesto militar: “Que tampoco nos pida solapar un auto golpe de estado contra la patria.., después del 2 de junio las fuerzas armadas demostraremos que estamos hechos de lealtad a México…, que nadie se confunda; amar a México, es respetar el voto de su pueblo y proteger su decisión de renovarnos…”

El documento tiene frases de condena y de lo que sucede al interior de la SEDENA –bien redactado- deja muy claro, bastante claro cuál será su respuesta si el gobierno y su partido desconocen el triunfo electoral de la oposición; se rubrica con un: “esta es la voz de la tropa, oficiales y mandos superiores”

Y sin duda todo ello, constituye una singular paradoja, si en los años sesenta y setentas de la guerra sucia contra la insurgencia estudiantil, el ejército fue el bastión de seguridad del gobierno represor; hoy ante el riesgo de la ingobernabilidad que pudiese generar el desconocimiento del triunfo electoral de la candidata presidencial Xóchitl Gálvez…, ese ejército es hoy el factor más importante para tener estabilidad política y garantizar el traslado del poder.

La gente que ejerce el oficio de pensar, ante esta perversa circunstancia que desde el poder se rompan las reglas constitucionales, sin duda confían en el pueblo uniformado de verde olivo, y en sus mandos, que con sus comunicaciones clandestinas ya lo dejaron perfectamente claro.

Vayamos a votar con esta certidumbre de que el país saldrá avante…


Contacto.- cronicaslip@gmail.com


 

Artículo anteriorClima Extremo: Calor de 45 Grados y Lluvias con Granizo
Artículo siguienteVisita Nayarit el Presidente AMLO para Supervisar Sistema de Salud
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.