En Atlixco fueron asesinadas nueve personas y una más resultó herida

Baleados y desangrados quedaron los cuerpos de nueve personas —seis hombres y tres mujeres— asesinados la madrugada de este miércoles en el pueblo mágico de Atlixco, en Puebla. Vecinos de la colonia Francisco I. Madero, describieron que hombres armados dispararon directamente contra diez personas, una de ellas resultó herida.

No se sabe cómo empezó ni el motivo, pero sí que acabó a balazos. Según el gobernador del estado, Miguel Barbosa, los agresores son miembros de cárteles que vienen de otros estados.

El ataque ocurrió en una casa cercana a la Técnica 3, donde se encontraba una decena de personas, que fueron agredidas a balazos. Uno de ellos, entre 30 y 35 años, resultó herido, por lo que fue trasladado al Hospital Rio Arronte, los demás murieron en la escena del crimen.

La primera línea de investigación indicaba una riña; sin embargo, por la manera en que quedaron los cadáveres se dedujo un ajuste de cuentas, entre grupos del crimen organizado.

El pueblo mágico de Atlixco, Puebla

Esta mañana en una improvisada conferencia de prensa, Barbosa ha dicho que habrá una respuesta fuerte por la masacre, para proteger a la sociedad y combatir la delincuencia organizada.

“Por los primeros datos que se tiene, el lugar donde fueron ejecutadas estas personas, era un lugar de distribución de droga. Fue una ejecución entre bandas que no eran de Atlixco”, especificó.

En Puebla ( al centro de México) han sido identificados diversos grupos criminales: remanentes de Los Zetas y la Familia Michoacana, células de los Beltrán Leyva, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho.

El CJNG, según informes de inteligencia, opera en los municipios de Palmar de Bravo, Cañada Morelos, San Andrés Cholula, San Martín Texmelucan, además Puebla capital ha sido considerada zona estratégica de la organización criminal del Mencho.

El cártel de las cuatro letras estaría interesado en las ganancias económicas que deja el robo de hidrocarburos, conocido como huachicoleo. Además, estaría interesado en la incursión de otros mercados e ilícitos, como la venta de drogas, el cobro de extorsiones a comerciantes y locatarios, así como la trata de personas.

Este estado gobernado por Morena, ha visto el surgimiento y la expansión del grupo conformado por Roberto de los Santos de Jesús, alias el Bukanas, un líder huachicolero de Los Zetas. Al menos desde 2019, este sujeto ordenó el despliegue de narcomantas en la entidad, utilizó la violencia como método de control y retó en diversas ocasiones a las fuerzas de seguridad bajo el nombre de Sangre Nueva Zeta.

El cártel Sangre Nueva Zeta se ha hecho fuerte en la región conocida como Triángulo Rojo, que abarca los municipios poblanos de Acajete, Acatzingo, Palmar del Braco, Quecholac, Tecamachalco. Un informe del Centro Nacional de inteligencia presentado el pasado 1 de febrero advierte que sus tentáculos han llegado a los estados de Tlaxcala, Veracruz y San Luis Potosí.

En tanto, las autoridades han identificado incursiones del Cártel de Sinaloa en la entidad. A mediados de mayo del 2020 fueron detenidos tres presuntos operadores de Ismael Zambada García, el Mayo, luego de que escaparan en tres vehículos y atacaran a balazos a los uniformados en la zona del Angelópolis.