Frente a la crisis que atraviesa la Universidad Autónoma de Nayarit, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Gobierno del Estado de Nayarit ofrecieron un monto de 390 millones de pesos de recursos extraordinarios que pudieran ser aplicados para el pago de aguinaldos de los trabajadores de ambos sindicatos…

No obstante, la aplicación de estos recursos está condicionada a la firma de un convenio que obliga a que ambos sindicatos universitarios -titulares de los contratos colectivos- para que renuncien a ciertas prestaciones que están por encima de la ley, no reconocidas por SEP.

Como parte del convenio en mención, el Gobierno Estatal asumiría una serie de compromisos importantes que permiten pensar en la recuperación financiera de la institución, a mediano plazo.

Hoy, el rector de la máxima casa de estudios, declaró que actualmente no existe un convenio ordinario para el año 2022, lo que podría complicar el pago de prestaciones ante la negativa de negociación.

«No sé en qué momento podamos pagar las prestaciones, no sé si me van a aceptar el convenio de alto subsidio pero la Universidad, nos tenemos que manejar democráticamente y si un sindicato no aceptó veremos que sucede el 9 de enero que regresamos del periodo vacacional», enfatizó.

Cabe precisar que, de acuerdo a la información disponible, en términos del convenio establecido por la SEP, no se les podrá cubrir su aguinaldo con el recurso extraordinario, por lo cual, tendrán que hacer efectivo su derecho a huelga para asegurar que la administración rectoral les cubra lo adeudado con recursos del presupuesto 2022.

Se sabe que este jueves comenzó la dispersión de los recursos correspondientes a salarios y aguinaldo a los trabajadores de los sindicatos que aceptaron los términos y condiciones para sanear las finanzas y respecto al o los trabajadores del sindicato que no aceptó la propuesta, no se les podrá pagar hasta que se resuelva el planteamiento.