Muere en Turquía Cumpliendo su Deber «Proteo”, Perro Rescatista Mexicano

La Sedena informó del fallecimiento del can que formó parte de la brigada mexicana enviada para apoyar en las labores de rescate en Turquía.

Murió “Proteo“, integrante canino del equipo de rescate de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quien participó en las labores de rescate en Turquía, tras el terremoto que sacudió a ese país y Siria el pasado lunes 6 de febrero.

A través de Twitter, la Sedena lamentó el descenso del perro de rescate, quien puso en alto el nombre de México.

“Gracias “Proteo” por tu heroica labor, cumpliste la misión perrito del Ejército Mexicano”.
Tuiteó la Sedena.

A través de la red social, los integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana lamentaron la pérdida de “Proteo“, a quien calificaron como un “gran compañero”.

La Secretaría de la Defensa Nacional reconoció la colaboración del can, que formó parte de la misión de la Delegación Mexicana que participa en la búsqueda y rescate de personas en Turquía tras el terremoto.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, también lamentó la pérdida de “Proteo“.

“Lamento el sensible deceso de “Proteo”, integrante del equipo de rescate de la Sedena en Turquía. Puso en alto el nombre de México y de nuestro pueblo. Ya te encuentras en el cielo querido amigo. Gracias por todo”,Marcelo Ebrard.

Sube a 33 mil el número de muertos por sismo en Turquía y Siria

El recuento de muertos por el sismo en Turquía y Siria superó este domingo los 33 mil, mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lamentó las demoras en llevar ayuda humanitaria a zonas sirias devastadas y advirtió que el balance final podría duplicarse.

Los últimos balances hablan de 33 mil 179 fallecidos (29 mil 605 en Turquía y 3 mil 574 en Siria), por el terremoto más violento en la región desde hace 80 años.

En medio de un escenario devastador y un frío glacial, decenas de miles de socorristas locales y extranjeros trabajan entre las ruinas en busca de señales de vida.