• Conjuntos los comicios, federales y estatales

  • Un escenario de masas no de partidos

En los países del mundo occidental, los procesos políticos electorales cambiaron diametralmente sus formas y métodos, persistiendo su función sustantiva, son las únicas formas de acceder por la vía democrática al ejercicio del poder.

En Europa y el África mediterránea, los partidos políticos mutaron su carácter de partidos con presencia en el tejido social, a “partidos masa” que significa algo así como que perdieron membresía que solo se acredita a la hora de las elecciones, es decir, ya no tienen nomenclatura, solo dirigencias.

Con toda proporción guardada, eso es lo que sucede en nuestro país, desde el triunfo de las oposiciones en las elecciones del dos mil, los partidos tradicionales fueron paulatinamente difuminados y la presencia en la ciudadanía ha sido de movimientos y partidos cuya presencia es coyuntural.

Hoy el partido dominante, MORENA,  tiene representaciones estatal y municipales, sin embargo, una estructura partidaria, masiva, articulada y actuante a la voz de las dirigencias estatal o municipales, prácticamente no existe, merced al caudillismo que se explica con la hipercentralidad que mantiene la figura presidencial, y en algunas entidades –como en Nayarit- por el activo político que representa la figura del gobernante.

En los comicios del próximo 2 de junio del 2024, se verá la fortaleza del órgano electoral, con un padrón incrementado por las nuevas generaciones de electores, y con la movilización ciudadana, que de una u otra forma ejercerá el voto a través de siglas partidarias, la alianza oficialista encabezada por MORENA y sus partidos satélites.

Y por las oposiciones, veremos si lo que hoy se articula como FRENTE AMPLIO, con lo que queda de los partidos tradicionales de antaño PRI, PAN Y PRD, que tienen fuerza existencial merced a las organizaciones ciudadanas, que son las que aglutinan las voces contrarias al oficialismo, y que, les da sustento a las dirigencias partidarias, pese al enorme desprestigio que tienen de cara a sus correligionarios.

En Nayarit, se aprecian las tendencias de corrientes que aún se identifican con los partidos, sin embargo, careciendo de liderazgos que sean normatipo a seguir, solo los viejos cacicazgos de gremios que hoy buscan en Movimiento Ciudadano el medio de ejercer candidaturas.

A estas altura de los prolegómenos al proceso electoral todo puede resultar conjeturas, lo que se percibe es la poderosa presencia del gobernador Miguel Ángel Navarro, cuyo justicialismo y obra política tanto como la pública, lo tiene posicionado en el imaginario colectivo; hemos de ver el derrotero que sigue llegado el momento del proceso electoral.

López Obrador ni Miguel Ángel estarán en la boleta electoral y ése es la quid de las lecciones que vienen; candidatos al Senado, a la Cámara de Diputados Federal, a nuestro Congreso y Ayuntamientos, no se aprecian aún, sólo Pavel Jarero el delegado de BIENESTAR,  cuyo destino manifiesto le indica que será Senador de la República, la otra representación de la entidad a la Cámara alta, le correspondería a una mujer, ¿ex presidenta municipal o ex diputada local..?

Hemos de ver…


Contacto.- mirtha.palacios@hotmail.com