SINERGIA DE LOS PODERES

0
12

Sesionaron los dos órganos de poder del poder judicial, el pleno del consejo de la judicatura y del tribunal superior de justicia; contaron con la privilegiada presencia de los titulares de los otros dos, del diputado presidente del congreso local Jorge H. Segura y del ejecutivo –el eje conductor del gobierno consolidado- Roberto Sandoval Castañeda; fue un buen motivo, la recepción de sus magistrados que llegan al máximo sitial que todo abogado ambiciona.

En el poder judicial, hoy, los magistrados que lo integran tienen mayores antecedentes de trabajo legislativo y administrativo que jurisdiccional; quizás, este origen de formación profesional, les dé una visión teleológica de la aplicación del derecho; empero, para algunos de los jueces que ahí estuvieron, su presencia y mensajes, les producen algo de incordia, por las diferentes concepciones de visualizar la práctica del derecho judicial.

Zaira Rivera Véliz y Javier Rivera Casillas a quienes sus pares les dieron una recepción excepcional; junto a José Alfredo Becerra Anzaldo que hace unos días le prodigaron calidez a su llegada; constituyen la genuina expresión de la voluntad política del gobernador Sandoval, que en uso indiscutible de sus facultades constitucionales promovió ante el legislativo quienes ratificaron el mensaje de identidad de los designados; y ahí estuvo Roberto, para dedicarles sentidas palabras a ellos, expresando los rasgos distintivos de sus personas y del porqué fueron distinguidos con tan noble designación.

En un atiborrado salón de sesiones de los consejos, el ambiente fue de una singular expectativa, familiares, amigos de los nuevos magistrados; y el gobernador con su esposa llegaron prodigando saludos y generando un excelente espacio para la ceremonia; la magistrada Rocío Esther González, leyó un buen redactado documento de bienvenida, Rafael Pérez Cárdenas expresó una singular clase del ejercicio solitario del juzgador; Thoth Aldrin Lomelí disertó brevemente sobre el quehacer de los magistrados en las tareas de juzgar.

Y la sorpresa de la jornada, la intervención del recién llegado Javier Rivera Casillas, leyó un excelente documento, con aplomo y buena dicción, sin el nerviosismo del primerizo en este escenario; hizo un singular responso a los santones abogados de la Facultad de derecho, que fueron magistrados del poder judicial, y señaló que la experiencia en el poder legislativo le dio una clara visión de que el andamiaje jurídico que diseña el legislador contiene los más fervientes anhelos de contribuir a la convivencia armónica de la sociedad.

LA VOCACIÓN DE SERVICIO

Javier Rivera, hizo profesión de fe “en esta nueva etapa en mi trayectoria como servidor público al asumir la responsabilidad de juzgar, les expreso que lo haré en estricto apego a los principios de imparcialidad, honestidad, probidad, diligencia, independencia y profesionalismo

Y ya entrado en la materia, evidenció su talante e inteligencia que nos muestra la clase de magistrado que será, mostró un poco la soga en la casa del ahorcado con este párrafo que para una de las jueces ahí presentes, le pareció algo más que retórica (off the record me dijo: “acaba de llegar y ya quiere decirnos cómo redactar las sentencias..»)

“La nueva integración de Magistrados, es ocasión propicia que nos debe convocar a recapitular y realizar una profunda reflexión ciertamente critica pero con perspectiva propositiva respecto de la realidad que enfrenta el Poder Judicial de Nayarit. Si queremos una función jurisdiccional más moderna y con mayor eficiencia debemos evaluarnos con rigor metodológica.

Solo por citar algunos ejemplos,  hoy en día nos emplaza diversas asignaturas ineludiblemente el fortalecimiento de una auténtica  colegiación de los órganos del PJ,  la calidad de las sentencias y su argumentación, la generación de nuestra propia doctrina y precedentes, un código de ética judicial, y desde luego estamos exigidos a consolidar una  transparencia sin cortapisa.”

Un tanto nerviosa, la magistrada Zaira Rivera, quien no preparó documento alguno solo expresó los sentimientos de agradecimiento al gobernante y a su esposa; el repetido “muchísimas gracias por esta oportunidad” mostró el carácter con que llega a su magistratura.

Antes que otro magistrado hablara, Pedro Antonio Enríquez, titular de los dos plenos, leyó un elaborado documento, con el estilo de la casa, con su cátedra desplegada, se apoyó en sesudas frases de juzgadores para darles una primera lección a los recién llegados:

“Hagamos de nuestra responsabilidad un apostolado de vida, porque solo con jueces capaces, honestos, e independientes se puede garantizar el estado democrático de derecho.

La garantía de independencia de quienes formamos la judicatura es un derecho humano reconocido en la Constitución Federal y en el derecho convencional, derecho humano no propiamente de los jueces, sino de los ciudadanos. Como lo afirma Josep Aguiló “El deber de independencia de los jueces tiene su correlato en el derecho de los ciudadanos a ser juzgados desde el derecho, no desde las relaciones de poder, juegos de intereses o sistemas de valores extraños al derecho.”

Lo afirmamos sin desdoro, en Nayarit, jueces y magistrados gozamos de independencia para dictar nuestras resoluciones, no recibimos ni aceptaríamos, consignas, ajenas a la ley y a la ética para decidir una sentencia a uno u otro sentido.

Por ello nuestro deber es garantizar a cada nayarita que reclama justicia, que actuamos de forma ética y honesta, porque es el único espacio que el sistema jurídico ofrece para la solución de las controversias jurídicas. 

Recordemos que en cada sentencia se decide la vida de seres humanos, actuemos con el compromiso social que nos demanda la gente.”

Y el gobernador Roberto Sandoval, con singular calidez en su intervención se refirió a los rasgos distintivos de la personalidad de sus magistrados, no escatimó palabras de elogio para destacar la capacidad profesional de José Alfredo Becerra; para la progenitora de Javier Rivera, a quién ahí presente le agradeció su cobijo que le prodigaron en los momentos de proselitismo electoral, y reconociendo en Javier al amigo leal que en los difíciles momentos de diputado local, siempre contó con su asesoría en sus acciones legislativas.

A Zaira le recordó su pasión por la justicia social de las mujeres, y les recordó a los magistrados que la incidencia de delitos en materia familiar, no baja, que es una tarea pendiente que tienen que cumplir; y a ello deberá de aplicarse la novel abogada; vimos en Roberto, el genuino ejercicio de su potestad política, con la tersa forma en que sabe hacer las cosas cuando se decide.

Una excelente jornada, que confirma la sinergia de los poderes en la entidad, bajo el eje conductor del titular del poder ejecutivo.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Artículo anteriorACELERADOS…
Artículo siguienteA SANCIONAR A LAYÍN
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.