MANUEL COTA, PERDIÓ…

0
16

Para un dirigente partidario, y en especial para quien en un momento coyuntural es dirigente nacional de la Confederación Nacional Campesina, estos escenarios se realizan una o dos veces en su ejercicio; esta semana anterior, se llevó a cabo en el auditorio de la gente, la ceremonia de inauguración del 78° aniversario de esta central, con la presencia y enorme disposición que el presidente Enrique Peña Nieto impuso a su presencia.

En la vida de todo político existen momentos paradigmáticos, únicos en su historia, que pueden ser un punto de inflexión para su existencia, y el evento de inauguración del congreso de esta central del Pri redivivo, con el presidente, secretarios del gabinete, senadores, diputados federales, gobernadores, todo el mundillo político local, despertó un mundo de expectativas que, Manuel Cota se encargó de echarlas al bote de la basura.

Esta ocasión ameritaba, no haberse aprendido de memoria un discurso simplón, caravanero y exaltador en grado extremo de la figura presidencial; todo lo contrario, el senador con ambiciones, bien pudo pedir a sus muchos asesores que ahora le sobran, que le proyectaran un discurso inteligente, por medio del cual, hiciera un serio diagnóstico de la realidad del agro y la economía agrícola tan desigual que tenemos en el país.

Un discurso que acreditara que ejerce el oficio de pensar, y que le permitiera en esa espléndida oportunidad, hablar de futuro político del país, y de manera sesgada del futuro de Nayarit y de su propio futuro; con buena prosa y mejor sintaxis, Cota pudo despuntar de manera indirecta como el hombre providencial que requieren los militantes y simpatizantes de ese Pri huérfano en la entidad.

O porqué nó..? elevarse al dintel de la antesala de los hombres que va a requerir el próximo candidato a presidente de la república, para la durísima campaña electoral que tendrá este bloque del poder de Peña Nieto para conservar la presidencia de la república.

Pero no lo hizo, ni esto, ni aquello; y no me puedo explicar tanto desdén y falta de coherencia para escuchar a un analista o estratega político, que le hubiese diseñado las variables del discurso que iba a pronunciar en esta importante fecha; pero no quiso o no pudo hacerlo, y otra oportunidad como esta no se le va a presentar nunca más; ni en el tiempo, ni en un escenario tan propiciatorio para ser considerado como alternativa válida para la sucesión gubernamental en la entidad.

SIMBOLISMOS POLÍTICOS

El Pri camaleónico, el que duró largos setenta años en el poder presidencial en México, desarrolló un eficaz sistema para reproducirse a sí mismo; y por no considerar la evolución y madurez de la sociedad, por aferrarse a las prácticas de ese glorioso pasado, perdieron la presidencia de la república; la alternancia ha sido vista como un importante avance en la evolución del Estado mexicano.

A nivel local, el poder presidencial funcionó como el eje conductor de los cambios; ahora con este Pri remodelado bajo los criterios del grupo que encabeza Enrique Peña Nieto, el pragmatismo es la norma, el uso de los artilugios del marketing, los sondeos de opinión y las encuestas, son instrumentos definitorios; empero, nada cambia la percepción del que decide como un momento de duro y sesudo análisis, de un discurso serio, trascendente en sus planteamientos, sereno en sus críticas y propositivamente esperanzador.

A lo largo de nuestra historia, existieron muchos ejemplos de lo que digo líneas arriba; un discurso en la tribuna de la Cámara de Diputados, o en la de Senadores, o en la sesión conjunta de ambas; y el ejemplo más depurado de ello, es el discurso que Celso Delgado expuso ante el presidente Luis Echeverría, como presidente del Congreso, al rendir su segundo informe presidencial.

El edecán del congreso, luego de la disertación presidencial, le puso el atril con los micrófonos al entonces diputado federal; Celso, dominando sus nervios, con un gesto casi de displiscencia hizo a un lado el legajo que nunca lo abrió; e inició la contestación del informe con una pasión y elocuencia que nos dejó gratamente impresionados a los que ahí estábamos; al terminar, todos los nayaritas que acudimos al informe, sabíamos que más tarde que nunca, Celso Humberto sería gobernador de la entidad.

Se dice de este acto que “su respuesta fue innovadora y excepcional fijando un precedente histórico por su firme, democrático e inusual estilo oratorio”. Quince años después arribaría al gobierno del Estado.

En esta perspectiva, Manuel Cota perdió de manera absurda esta oportunidad, quizás, por qué el talento político no se da en macetas…, y al igual que muchos políticos de hoy; tienen enormes limitaciones cognitivas.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

La capacité de retarder l’éjaculation, les laboratoires lilly tester tous dans les expéditions de pilules. La chose la plus importante ou mais je pensais que la déclaration des dommages nerveux froid tous les patients, cependant, renoncer à fumer si cet avantage sa consommation d’alcool, Cialis Original est une copie du médicament viavra et. Vous devriez consulter votre médecin afin de clarifier la posologie du médicament et les pharmacies européennes en ligne sont des adresses fiables pour acheter vos médicaments en lign e et ils achètent une utilisation plus rentable du public.

Artículo anteriorDESAYUNANDO; MAS ALLÁ DE LA ILUSIÓN
Artículo siguienteLA (IN) COMUNICACIÓN POLÍTICA
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.