• De partido de Estado
  • Partido hegemónico

Con Alejandro Moreno Cárdenas a) “Alito” el otrora poderoso Partido Revolucionario Institucional vive su etapa final; el albazo impune que llevó a cabo con una asamblea nacional que solo sus incondicionales conocieron, ha destruido uno de los paradigmas ideológicos políticos que le dieron sustento en su creación en 1929, erigirse como presidente del PRI en contra de sus bases y de la nomenclatura del partido histórico.

El México de hoy, las nuevas generaciones no lo conciben como la sociedad y sus instituciones que fueron creadas por el impulso del PRI cuyo abuelo el PNR y su padre el PRM le dieron forma y dimensión como Estado en un tiempo convulso con un entorno internacional complicado.

Si Plutarco Elías Calles dijo que “se termina el tiempo de los caudillos y que sea el México de instituciones..” en su último informe de gobierno, este lapso, noventa años después, con Ernestro Zedillo se inicia el fin del partido hegemónico cuando luego de ser electo y la crisis de la muerte de Luis Donaldo Colosio, con su anunciación “con el PRI sana distancia del gobierno..”.

Lo que dio puerta a que desde el propio gobierno federal se alentara el fortalecimiento del PAN, el único partido que desde su nacimiento su función fue la de ser auténtico partido de oposición.

La alternancia en la presidencia de la república y el ascenso de los porros de la UNAM, que como buenos grillos y agitadores se incrustan en el PRD, el otro hijo fuera de matrimonio del viejo PRI, la pluralidad democrática alentada por las luchas y reclamos de la sociedad y de sus organizaciones no gubernamentales, delinearon una sociedad de verdadera democracia electoral y una democracia política incipiente que con la llegada de Morena y su sectarismo casi religioso, tiene una diminuta connotación del modo tal, que es la centralización del poder y el avasallamiento de los otros poderes.

La doble cara del ejercicio del poder de la autollamada “cuarta transformación” es una genial impostura, lamentable que tengamos una, dos generaciones de iletrados y analfabetas funcionales que no conocen, no alcanzan a ver la dimensión de sus contradicciones dialécticas; jóvenes improductivos y adultos mayores con pensión universal, excelente mecanismo para adocenar y tener el ejército de alienados cuyo voto, asumen les dio un mandato para deshacer la constitución y las bases estructurales de un Estado con democracia política y equilibrio de poderes.

La reforma judicial, es una verdadera abominación, de llevarse a cabo como está la propuesta, van a socavar una de las tareas del Estado que la ciudadanía reclama se ejerza con pulcritud. Han confundido desde el poder con su propuesta el origen de la impunidad, la corrupción y las dilaciones, la procuración de justicia es su generadora, la administración de la justicia que le compete al poder judicial, es el responsable de corregir los entuertos de las fiscalías y darle respuestas válidas a los justiciables.

En todo este panorama ingente, “alito” y sus compinches, como ambiciosos sepultureros se apropian de los nada despreciables doce mil millones de pesos que recibirá el PRI en estos dos nuevos mandatos como su impostado presidente.

Triste panorama, lúgubre condición socio política, la muerte de una democracia niña, roguemos a los dioses buenos que con este sectarismo no lleguen a los niveles de la revolución cultural china o al genocidio del Kmer Rojo..!


Contacto.- cronicaslip@gmail.com


 

Artículo anteriorIzquierda Gana a Extrema Derecha en Elecciones Legislativas en Francia
Artículo siguienteNombran a Camilo Salazar Figueroa como Nuevo Secretario de Desarrollo Rural
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.