teensexonline.com
domingo, julio 14, 2024
Inicio CRÓNICAS POLÍTICAS JUSTICIA ELECTORAL

JUSTICIA ELECTORAL

Circunspectos, graves sus rostros, casi solemnes, con apenas una treintena de sesiones que justifican su dorada existencia, hace un par de días los magistrados integrantes de la sala constitucional-electoral del poder Judicial de Nayarit resolvieron de manera unánime cinco de los diez medios de impugnación que partidos políticos y candidatos interpusieron ante su jurisdicción, en la búsqueda de la tutela judicial, dado lo que consideraron sus protagonistas, como vulneración de derechos e inequidad en el reparto de las vilipendiadas diputaciones plurinominales, en la reciente elección de diputados locales.

En el salón de sesiones “Prisciliano Sánchez Padilla”  los magistrados acordaron en primer término sobreseer —poner fin sin llegar a una resolución de fondo— el juicio promovido por José Luis Ocegueda Navarro para que se revocara el acuerdo del Consejo Estatal Electoral en que se asignaron diputados de representación proporcional a los partidos políticos.

Ocegueda Navarro argumentó que al haber resultado como el mejor de los candidatos a diputados del Partido Acción Nacional (PAN) bajo el principio de mayoría relativa —compitió por el Distrito VIII, correspondiente a Compostela y San Pedro Lagunillas— a él le correspondía ser ubicado entre los números pares de la lista de diputados de representación proporcional.

Fiel a su costumbre el PAN había acordado desde el 3 de junio que los números pares de su lista de diputados de representación proporcional corresponderían a mujeres y no incluyó al demandante entre los números nones, por lo cual los magistrados estimaron que Ocegueda en ningún momento contó con un derecho adquirido ni con alguna expectativa de derecho; en cierto sentido, validan la anti democracia blanquiazul.

El segundo medio de impugnación resuelto este miércoles por la Sala Constitucional-Electoral fue el promovido por la Coalición “Por el bien de Nayarit” contra los resultados de la elección de diputados de mayoría relativa en el Distrito XII, correspondiente a Santiago Ixcuintla, en parte con la petición de nulidad de votación en quince casillas a causa de dolo o error manifiesto en el conteo de votos.

Según se explicó en la sesión, las aseveraciones del impugnante son infundadas respecto de trece casillas y si bien en las dos restantes hubo errores o inconsistencias, éstas no fueron determinantes en el resultado de la elección. Los magistrados consideraron que no demostró de manera fehaciente que los candidatos del Partido de la Revolución Democrática presionaran a los electores para que votaran por ellos; tal aseveración no señalaron del modo en que llegaron a tal conclusión; gana Pavel pues.

Por todo ello, la Sala Constitucional-Electoral resolvió confirmar, por una parte, los resultados consignados en el acta de cómputo distrital de la elección de diputados por el principio de mayoría relativa correspondiente al Distrito XII; por la otra, confirmaron la declaración de validez de la elección y la expedición de la constancia de mayoría en favor de Eddy Omar Trujillo López.

LOS JUICIOS DEL PAN

Respecto de dos juicios de inconformidad iniciados por el PAN respecto de la elección de diputado por el principio de mayoría relativa del Distrito VIII, el pleno de la Sala los consideró improcedentes en virtud de que quienes los promovieron no atacaron los resultados consignados en las actas de cómputo distrital, como correspondía según la Ley de Justicia Electoral, sino únicamente el cómputo municipal efectuado por el respectivo Consejo Electoral de Compostela, lo que además significó un cómputo parcial, pues de dicho distrito también forma parte el municipio de San Pedro Lagunillas.

O sea que, el demandante no supo leer los términos mínimos de la legislación y en su incumplimiento lleva la culpa; es el viejo asunto que la forma impide resolver el fondo, una capitis diminutio del quehacer judicial.

El restante medio de impugnación resuelto este miércoles fue el promovido por Iván Vladimir Esparza Zárate, candidato a diputado de representación proporcional por el Partido del Trabajo, quien argumentó que la correspondía la segunda diputación asignada a ese instituto político por haber sido ubicado en la lista registrada el 3 de junio en tercer lugar, después de dos candidatas, aunque —se informó en la sesión— el reclamo es infundado conforme a lo estipulado en la Ley Electoral, pues dicha lista no representaba un orden de prelación que le significara derecho de preferencia, ya que fue registrada en orden estrictamente alfabético.

Esparza Zárate había señalado asimismo que le causaba agravio que se hubiera asignado una diputación de representación proporcional a una persona registrada en el cuarto lugar de dicha lista y no compitió como candidato a diputado por el principio de mayoría relativa. Con tamaños argumentos, la decisión de los magistrados convalida la hijez de tener a un diputado electo, que no es oriundo de la entidad, que no hizo campaña, que por el regalo del tío que es el dueño de la franquicia electoral, vendrá a vivir cómodamente del presupuesto generoso de los nayaritas.

Curiosamente el Partido del Trabajo no se obligó ante la autoridad electoral a asignar diputaciones de representación proporcional a personas que hubieran competido por una diputación de mayoría relativa y que debieran ser ordenadas conforme al porcentaje de votación obtenida.

En este sentido, la Sala Constitucional-Electoral confirmó la asignación de diputados de representación proporcional al Partido del Trabajo y la expedición de la constancia de asignación y validez de la elección de diputado a una persona diversa del recurrente, realizada por el Consejo Local Electoral.

Esta es la justicia electoral, con sus luces y sus claroscuros, como tales son las normas actuales que permiten todo tipo de simulaciones y desfiguros, en donde la democracia electoral que si bien es socialmente necesaria, está ausente; así lo establecen Pedro Antonio Enríquez y cuates que el acompañan.

Contacto.- luisi48@prodigy.net.mx

Artículo anteriorLA CARGADA SOBRE COTA
Artículo siguienteA RECOMPONER EL ESCENARIO
Luis Ignacio Palacios
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Ir al contenido