Defensa de Emilio Lozoya Solicita Séptima Prórroga

Luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) aportó nuevas pruebas para respaldar las acusaciones de corrupción en contra de Emilio Lozoya Austin, delito que habría cometido durante el sexenio pasado en su gestión a cargo de Petróleos Mexicanos (Pemex), la defensa del exfuncionario solicitó, por séptima ocasión, una prórroga del juicio en su contra, de 60 días, a fin de examinar dichos elementos.

La última prórroga le fue otorgada por el juez Artemio Zúñiga y venció el pasado 3 de diciembre. Entonces el impartidor de justicia convocó a todas las partes involucradas a la comparecencia en la que se encuentran este miércoles, una doble audiencia para debatir el asunto, dado que existe oposición tanto de la Fiscalía General de la República (FGR) como de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para conceder el aplazamiento.

Y es que el abogado de Lozoya, Miguel Ángel Ontiveros, indicó previo a la audiencia que las nuevas pruebas de la FGR están relacionadas a un documento que les facilitó el gobierno de Brasil, con declaraciones del exdirector de Odebrecht México, Luis Alberto de Meneses Weyll. Entonces, insistió, e necesario que analicen a profundidad lo que tal elemento contiene, a fin de poder externar una postura.

“Es un caso a escala internacional que ha generado gran debate por diversos países de Latinoamérica, no es una excepción el caso mexicano. El documento de Brasil efectivamente es uno de ellos, fue una de las razonas por las cuales solicitamos en la audiencia pasada la prórroga, se nos concedió y nuevamente vamos a solicitar tiempo para estudiar el documento proveniente de las autoridades de Brasil que tiene que ver con el señor Luis Weyll”, declaró el defensor de Lozoya.

Asimismo reiteró la disposición de Lozoya Austin por cooperar con las autoridades. Por lo mismo, señaló, es que se solicita la prórroga, para seguir aportando elementos. “En ambas vamos a solicitar una prórroga con la finalidad de seguir aportando elementos de cara a alcanzar la postura que desde un inicio, desde que llegó el señor Lozoya Austin a México, se mantiene firme a pesar de su privación de la libertad, que es la cooperación con las instituciones del Estado, especialmente con la Fiscalía General de la República en el ámbito del criterio de oportunidad aplicable a Odebrecht y el acuerdo reparatorio aplicable al caso Agronitrogenados”.

La defensa de Lozoya Austin ha logrado así, a base de prórrogas, cerca de un año y medio de aplzamiento del juicio del exfuncionario y la resolución de la justicia por su implicación en ambas causas abiertas en su contra

Aunque desde el día 3 de noviembre el juez Artemio Zúñiga determinó dejar a Emilio Lozoya Austin en prisión preventiva justificada a petición de la Fiscalía General de la República (FGR) por riesgo de fuga. Sin embargo, ganó tiempo para reunir más pruebas que lo exoneren de los sobornos que la empresa brasileña Odebrecht entregó a funcionarios mexicanos.

El juez de control le otorgó una prórroga de un mes, que venció este viernes 3 de diciembre, para el cierre de investigación complementaria, a pesar de que la FGR pidió su cierre inmediato, apoyada por la UIF y Pemex.

Hasta que no se realice ningún juicio, la defensa de Lozoya puede negociar un acuerdo reparatorio con el estado y las partes afectadas en los casos de Odebrecht y Agronitrogenados, o bien, para declararse culpable.

Sin embargo, fue el propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien rechazó que se llegue a un acuerdo reparatorio, pues prefiere que en vez de recibir cinco millones de dólares que ofreció para que se le retiren las acusaciones y se cancelen los procesos en su contra, mejor regrese los 200 millones de dólares que Pemex pagó de sobreprecio por la planta de fertilizantes.