“Un Doloroso y Rotundo Fracaso”, el Mecanismo Covax de la ONU: AMLO

Durante su participación en calidad de presidente de México en la asamblea del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Andrés Manuel López Obrador señaló que el mecanismo Covax, creado para garantizar el acceso equitativo de los países a la vacuna contra COVID-19, fue un rotundo y doloroso fracaso.

Desde la sede del organismo internacional, el tabasqueño apuntó que mientras las farmacéuticas privadas han vendido el 94% de los antígenos, la ONU, a través de Covax, únicamente ha distribuido el 6 por ciento.

“Mientras las farmacéuticas privadas han vendido el 94% de las vacunas (contra COVID-19), el mecanismo COVAX de la ONU apenas ha distribuido el 6%, un doloroso y rotundo fracaso. Este dato simple debiera llevarnos a admitir lo evidente, en el mundo actual, la generosidad, el sentido de lo común, están siendo desplazados por el egoísmo y la ambición privada, el espíritu de cooperación pierde terrerno ante el afán de lucro”, manifestó el Jefe de Estado.

Así, como lo había prometido en conferencia de prensa matutina, López Obrador planteó que el principal obstáculo para el ejercicio del derecho a la seguridad es la corrupción, la opulencia y frivolidad como formas de vida de las élites. “Es corrupción que Tribunales castiguen a quienes no tienen como demostrar su inocencia”, dijo el mandatario.

“Sería hipócrita ignorar que el principal poblema del planeta es la corrupción en todas sus dimensiones, sería insensato ignorar que la corrupción es la causa principal de la pobreza, de la frustración, de la violencia, de la migración y de graves conflictos sociales”, expuso.

En este sentido, urgió a Naciones Unidas a despertar de su “letargo” y salir de la “rutina” del formalismo. Además, pidió al organismo luchar en contra la corrupción con más decisión, profundidad, protagonismo y liderazgo.

“Nunca en la historia de esta organización se ha hecho algo realmente sustancial en beneficio de los pobres, pero nunca es tarde para hacer justicia. Hoy es tiempo de actuar contra la marginación atendiendo las causas y no solo las consecuencias”

Agregó que en los próximos días, la representación de México en la ONU propondrá a la Asamblea General un “Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar” para garantizar el derecho a “una vida digna” a 750 millones de personas que sobreviven con menos de 2 dólares diarios.

Lo anterior, indicó, se puede financiar mediante el cobro de una contribución voluntaria anual del 4% de sus fortunas a las 1000 personas más ricas del planeta; una aportación similiar por parte de las 1000 corporaciones privadas más importantes por su valor en el mercado mundial y una cooperación del 0.2% del PIB de cada uno de los países integrantes del G20.

De cumplirse lo anterior, señaló el mandatario mexicano, el fondo contaría con un presupuesto de 1 billón de dólares.“Los recursos de este fondo deben llegar a los beneficiarios de manera directa, sin intermediación alguna, porque cuando se entregan fondos supuestamente para ayudar a los pobres, a Organizaciones de la Sociedad Civil, en muchos casos, ese dienero se queda en aparatos burocráticos, en pagar oficinas de lujo, en mantener asesores o se desvía y termina por no llegar a los beneficiarios”.

Por otra parte, invitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM) a colaborar en su proyecto.

“No creo que alguno de los miembros de este Consejo de Seguridad se oponga a nuestra propuesta, pues esta no se refiere a armas nucleares, invasiones militares o pone en riesgo la seguridad de algún Estado, por el contrario, busca construir estabilidad y paz por medio de la solidaridad con quienes más necesitan de nuestro apoyo”, dijo López Obrador en la ONU.