DOS VISIONES; DOS PERCEPCIONES

Luis Ignacio Palacios 09/09/2021 Comentarios
DOS VISIONES; DOS PERCEPCIONES
  • El mantra de los funcionarios: Huracán “Willa”
  • Desastre en finanzas; enorme deuda pública
  • Los elogios entre cuates

Cabe preguntarse si los diputados que integran la XXXIII Legislatura, pudieran redargüir a los funcionarios que comparecen ante su soberanía, como lo hacemos los Abogados en las audiencias ante jueces de control o de enjuiciamiento; dado el talante con que expusieron los logros del gobierno al que sirven, cuya singular visión no es la percepción generalizada que tiene la sociedad.

Las respuestas de los funcionarios a las réplicas de los legisladores no se sustentan con argumentaciones o elementos de prueba que fueren convincentes.

El secretario general de gobierno, José Antonio Serrano destacó la creación de la comisión de búsqueda de personas desaparecidas, destacó los logros en movilidad, en la que se dio prioridad al peatón y no a los vehículos, certeza a trabajadores, el orden en desarrollo urbano, fortalecimiento y autonomía de la Fiscalía General y el Poder Judicial y la libertad otorgada a los nayaritas para manifestarse. (¡!)

El titular de Desarrollo Sustentable, Juan Melesio González, informó que de las 442 líneas de acción de esta dependencia, se han cumplido 426, entre las que se destacan la inversión en infraestructura hidroagrícola, educativa, deportiva, hidráulica, saneamiento, alcantarillado, tren pluvial, vías terrestres, rehabilitación de plantas de tratamiento.

Al secretario de administración y finanzas, Juan Luis Chumacero, nadie le incomodó de lo que en el equipo de transición del gobernador electo fue un escándalo; el feo asunto de los contratos de las computadoras que se usan en todas las oficinas de gobierno; su exposición se refirió a las estrategias financieras para hacer frente las afectaciones por el Huracán Willa y la pandemia por Covid-19. Informó del destino de los recursos para la deuda pública, las acciones recaudatorias, el gasto público generado, los estímulos y participaciones federales.

Los diputados integrantes de la XXXIII Legislatura, expresaron sus preocupaciones en el cómo solventar la deuda pública, el pago de prestaciones de fin de año, la relación laboral, el ahorro generado durante el periodo de confinamiento, el destino de los recursos captados por las multas y sanciones a partidos políticos, los ingresos por parte de las instituciones educativas, le reestructuración de la deuda y sus beneficios, se consultó también sobre el fondo de pensiones, sobre la cantidad de trabajadores de confianza y de contrato en la administración pública.

Al comparecer los secretarios de Seguridad y Protección Ciudadana, Jorge Benito Rodríguez  y el secretario de Movilidad, Luis Alonso Tahuahua, una buena parte de su comparecencia se convirtió en un club de elogios mutuos, con un par de diputados que utilizaron su tiempo para auto exaltarse y ponderar con cálidos reconocimientos las personas de los funcionarios, quienes informaron de los logros obtenidos en el último año de gobierno, destacaron, el valor que se le dio al peatón, el respeto y protección de los derechos humanos a los imputados.

Jorge Benito, expuso sin pudores, las carencias presupuestales que tiene su dependencia para enfrentar los índices delictivos, en recursos humanos y de automotores.

LA ÉGOGLA DE PETRONILO

En la auto elogiable disertación del fiscal general, Petronilo Díaz Ponce, en ningún momento se refirió a la participación de los Abogados que representan a los justiciables y a los imputados, en la procuración de justicia que le compete a la institución; habló de sus logros, de sus cientos de cursos de capacitación del personal que atiende a las víctimas, de la preparación de los agentes del MP encargados de las indagatorias.

Nada dijo de la insatisfacción reiterada de los Abogados litigantes y de sus organizaciones a quienes nos prodiga un olímpico desprecio y desatención constante, ni la cerrazón de su despacho para recibir quejas en contra de la negligencia cotidiana con la que se conducen en las agencias investigadoras.

Ante ese triunfalismo, la diputada Sonia Nohelia Ibarra le mató el gallo de inmediato, le señaló un ejemplo de la comisión de hechos delictivos cuyos familiares de la víctima fueron a denunciar los hechos a la fiscalía y quienes le atendieron los mandaron con las manos vacías, ante la prevalencia de la impunidad en que queda el señalado como responsable. La respuesta del fiscal general, es que van a seguir dando cursos y más cursos hasta que entiendan como tratar a las víctimas.

La disertación final de la diputada presidente Alba Cristal Espinoza, fue una síntesis de los temas fundamentales que emitieron todos los funcionarios comparecientes. Haciendo una serena ponderación de lo informado, resaltando insuficiencias en el contexto de la nueva hegemonía política que se inicia con esta legislatura y con la administración gubernamental entrante.

Demasiada urbanidad política de los diputados, de las diputadas; el colofón de la glosa del IV informe del poder ejecutivo, es que les fue bien a los comparecientes y quedó un manto de generosa tolerancia para la administración que se extingue.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido