EL EJERCICIO DEL PODER

  • El modelo mexicano reclama gabinete
  • Hegemonía política en la toma de decisiones
  • La incógnita de Miguel Ángel Navarro

El ejercicio del poder ejecutivo de una entidad como la nuestra, requiere de disciplina para entender los nuevos términos de la dirección política, la que diseñó durante su campaña y que lo ha estado haciendo como gobernador electo Miguel Ángel Navarro Quintero; esto conlleva un trabajo permanente con su secretario general de gobierno, función que Juan Antonio Echeagaray ha venido desarrollando de manera eficaz en la nueva circunstancia, particularmente en la integración del gabinete y la inter acción con los nuevos ediles.

Se gobierna con el gabinete y sus colaboradores, que son subordinados del gobernador, y para ser funcionales deben cumplir su tarea, difícil, porque representan al gobernante en sus áreas de competencia y es su responsabilidad ejecutar el programa de gobierno y su ejecución presupuestal.

El ejercicio del poder es, gobernar para dar resultados.

De ahí que los titulares de gabinete legal y ampliado, deben ser hombres y mujeres que actúen en consonancia con el jefe del gabinete, ergo el secretario general de gobierno, y es dónde surge las interrogantes, los funcionarios ya nombrados ¿entienden la gravedad de las líneas políticas del gobierno que inicia..?

De conformidad a las prioridades del gobernador electo, cada  funcionario debe cumplir perfectiblemente en sus responsabilidades con el perfil justicialista, austero, humanitario, reivindicador para con los desposeídos; de esta manera, un gobernador con formación humanitaria que yuxtapone una visión de desarrollo económico integral, diversificador, requiere de una extraordinaria organicidad del aparato de su gobierno.

En esta tesitura, surgen demasiadas interrogantes; ¿Miguel Ángel se dedicará a dar audiencias para atender la inacabada problemanía de la gente, de los reclamos de los gremios, sindicatos y burócratas..? ¿quién va a reconstruír la articulación de las dependencias para que actúen en consonancia con el modelo que propuso el gobernador, frente a la entrega de una administración que no cumplió ningún objetivo estratégico..?

Es una tarea de romanos; el gobierno saliente se lleva los equipos de cómputo, gracias a los millonarios contratos de Juan Luis Chumacero; desarticuladas las dependencias, no hubo cohesión ni sinergia del ejercicio del poder, en el sustrato más simple, una administración pública funcional. El gabinete del gobernador Navarro Quintero va comenzar sus funciones a partir de cero.

Este gobierno que se extingue en sus cenizas, sin trascendencia alguna, no fue un equipo de trabajo, no hubo empatía entre ellos, el gobernador Toño Echevarría, se aisló en una burbuja onírica con sus incondicionales aduladores, con esa dejadez extrema, dejando el aparato gubernamental en manos del maquiavelismo patrimonialista de Jorge Aníbal Montenegro, que reveló como nadie el viejo principio de Peter: «En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia».

De ahí el por qué tenemos que volver a los discursos de campaña, para objetivizar la congruencia del pensamiento político de Miguel Ángel Navarro, y apreciar desde lo que propuso y lo que puede hacer ya como titular el poder ejecutivo.

Y estar atentos a que en el poder ejecutivo no suceda lo que injustificadamente sucede en el poder legislativo, ahora con la glosa del IV informe gubernamental, en que el núcleo del poder político de Morena, se ha trocado como facción aplaudidora de la administración feneciente.

La diputada presidente Alba Cristal Espinoza y sus muchachas, han olvidado que son un poder político emergente de oposición, y que tienen que ser congruentes con sus propuestas de campaña, una nueva práctica política, ése fue el sentido de los votos que les llevaron al poder.

Digo…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

 

Artículo anteriorDESPERTÓ EL LEGISLATIVO..!
Artículo siguienteDIGNIDAD PARA MUJER INDÍGENA
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.