PODER JUDICIAL EN ESTADO DE EXCEPCIÓN

Luis Ignacio Palacios 03/06/2021 Comentarios
PODER JUDICIAL EN ESTADO DE EXCEPCIÓN
  • Deficiente la función jurisdiccional
  • Carencia de urbanidad con los justiciables
  • Enredados en sus limitaciones el CJEN

Aunque desde los erráticos decretos del poder ejecutivo federal, hace más de un año, al inicio de la pandemia del coronavirus Covid-19, se estableció que tanto la procuración como la administración de justicia son actividades esenciales para el funcionamiento de la sociedad, en Nayarit, al igual que en todas las entidades, con mucha o poca imaginación se implementó prácticamente un cierre de sus actividades sustantivas.

Establecido un calendario de “guardias” en dos turnos, su personal se redujo al mínimo, y con el irrespeto de su burocracia que no atendió a cabalidad las medidas sanitarias para evitar los contagios, en los juzgados civiles, familiares y mercantiles, salvo dos o tres honrosas excepciones, la prestación de sus servicios ha sido absolutamente precarios.

En efecto, las faltas de su personal están a la orden del día, porque les toca descanso o porque están contaminados de Covid, y la precariedad del ejercicio jurisdiccional se aprecia con las enormes dilaciones para acordar las promociones de los Abogados litigantes; las deficiencias en realizar las notificaciones a las partes, cuando desde un principio se estableció que se llevarían a cabo por medio de los correos electrónicos que obligaron a todos los promoventes en todos sus escritos a insertar una y otra vez el correo electrónico de cada cual.

Aunado a este panorama desalentador para el ejercicio de la profesión de licenciado en derecho, el sistema de citas que estableció el TSJ y el CEJN no ha podido funcionar adecuadamente, por la saturación de su demanda o por la precaria condición de sus equipos de cómputo; en este asunto, destaco la buena actitud que tiene la titular de la secretaría general de acuerdos que sí toma las llamadas telefónicas que se le hacen y trata de arreglar las citas para que el litigante acuda al juzgado que le interesa.

Sin embargo, el magistrado presidente, con el pretexto de que el presupuesto de egresos es deficitario, se ha encerrado en su despacho y prácticamente permanece aislado de toda interlocución con los Abogados litigantes o con los liderazgos de las diferentes Asociaciones y federaciones de letrados; no existe una adecuada comunicación con la sociedad, con los medios, de las actividades sustantivas que se llevan a cabo, tanto del propio tribunal como del Concejo Estatal de la Judicatura del Estado de Nayarit.

Una figura que en el ámbito nacional tiende a desaparecer por su inutilidad funcional, dado que acredita que no sirve para llevar a cabo acciones sancionadoras o correctivas para jueces (a los magistrados no se les toca!) que incurren en faltas que ameritan la instauración del procedimiento administrativo sancionador a petición de la parte agraviada y la duplicidad de funciones que de facto llevan a cabo.

Están encerrados en sí mismos, no piensan en que en ocasiones sus actividades internas incurren en consecuencias impertinentes en contra de la función jurisdiccional; la semana pasada, se tuvo la visita del Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco, Daniel Espinoza Licón, cuya entidad parece tiene un protectorado con el nuestro, dadas las donaciones que recién han hecho, en esa ocasión se tuvo una video conferencia que impartió el conocido consultor Fabio Valdés Bensasson, cuyo tema  fue “Retos y Avances del sistema de Justicia Penal Acusatorio”.

Se llevó a cabo en el interior del Centro Regional de Justicia Penal de Tepic, y algunos de los juzgadores que ahí laboran tenían agendadas audiencias que son, la mar de importantes para los justiciables, y sin mediar justificación alguna fueron suspendidas..!

Acuerdos reparatorios, suspensiones condicionales del procedimiento, audiencias intermedias, que no se llevaron a cabo y que tuvieron que reprogramarse para el mes de julio..! Nadie del poder judicial tuvo la atingencia de informar oportunamente.

Y como corolario de este evento, a petición expresa del inefable Fiscal general del Estado, se llevará a cabo próximamente un conversatorio entre los dos poderes judiciales, de Jalisco y Nayarit, con los MP´s de la Fiscalía del Estado de Jalisco y la de Nayarit. Sobre el mismo tema del NSJP de corte acusatorio.

Seguirá el siloloquio entre estas entidades de procurar y administrar justicia de ambas entidades; sin considerar la voz y la experiencia de los Abogados litigantes, que somos al final los que recibimos en cada caso penal que llevamos, el impacto de la ignorancia o la pericia judicial del Juez de control y del tribunal de enjuiciamiento.

Sin recursos, de piel sensible, sin la necesaria urbanidad y sin imaginación, el poder judicial de Nayarit está en  un verdadero estado de excepción y le queda mucho a deber a la sociedad, a los justiciables y a los Abogados litigantes…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido