“LOS TRISTES NO GANAN ELECCIONES..”

Luis Ignacio Palacios 20/04/2021 Comentarios
“LOS TRISTES NO GANAN ELECCIONES..”
  • La consustancial mezquindad de Manuel Cota
  • Una alianza opositora sin cohesión ni empatía
  • La risa, poderosa herramienta también en la agitación política

Muchos, variados y aleccionadores son los hechos que han surgido en estas dos semanas en que los candidatos a gobernador han realizados sus acciones de proselitismo electoral; en cuanto a sus acciones para posicionarse en el imaginario colectivo electoral, se aprecia que los nominados Víctor M. Chávez de “Visión y Valores”; Bricet Taizán de “Fuerza por México” y Natalia Rojas de “Encuentro Solidario” fueron absolutamente inexistentes.

Son candidaturas testimoniales. Nayar Mayorquín de “Redes sociales progresistas” no se le conoce accionar alguno en tierra, solo el video explicando su salida de Morena y los anuncios en la red social de FB.

Agueda Galicia, con su “Levántate por Nayarit” lleva a cabo actos semi masivos, en zonas de absoluto control de sus agremiados y su ejército de tierra, su discurso sigue la ruta anunciada, un anti gobierno y condena a las administraciones pasadas, las que conoce y con quienes tuvo que participar. Lene mensaje motivador en la búsqueda de adhesiones.

Nacho Flores de “Movimiento Ciudadano” se ha posicionado entre el segundo y el tercer lugar en los ejercicios demoscópicos, lo que representa una sorpresa puesto que sus actos de campaña han sido pocos, en dónde ha invertido y mucho dinero es en los diversos portales de la web, sobre todo en los buscadores de periódicos y en la red social de FB.

Sus promocionales precarios dada la utilización de adjetivos de “bueno” o “bien” para referirse a sí mismo y a la entidad que pretende gobernar.

LA PRECARIA ALIANZA “VA POR NAYARIT”

Es inocultable la falta de cohesión que tienen los nominados candidatos a diputados federales por los partidos que componen esta alianza con la candidata al gobierno estatal; lo que se repite de continuo es la mezquindad con que actúa Manuel Cota y sus incondicionales, que le escamotea apoyos y manifestaciones a favor de Gloria Núñez, su promotores solo trabajan para su santo.

Y evidencian la consustancial cicatería del tricolor y su abanderado; las campañas políticas era la temporada de incrementar ingresos en la industria periodística, hoy se ha difuminado en campañas de saliva, de todos los candidatos de esta coalición cuya falta de empatía los bajó al tercer lugar en la segunda y tercera de las encuestas realizadas.

La imagen de su candidata a gobernador, diseminada en sus espectaculares en sitios estratégicos de la ciudad capital, no logró ser elaborada como se precisa para estos menesteres, la sonrisa aparece forzada, y esa foto con las manos entrelazadas es la antítesis de la mímica para atraer adhesiones del electorado, con todo y la consultoría de Gisela Rubach, en estas semanas no se aprecia que la abanderada panista imponga el ritmo de campaña exitosa.

LOS TRISTES NO GANAN ELECCIONES (ni liderean, ni seducen, ni convencen.!)

Hace unos doce años, mi querido amigo Antoni Gutiérrez Rubí, ese talentoso catalán que viene cada año a los cursos del ITAM desarrolló un pequeño ensayo sobre ello, los tristes no ganan elecciones; esta es una síntesis:

“Estoy convencido de que los tristes no ganan elecciones. Ni son capaces de liderar emociones positivas (sin la cuales no hay proyectos, ni comunidad, ni esperanza). Tampoco la tristeza puede seducir ni infundir ánimos colectivos. Los que creen que es posible un proyecto político transformador y progresista desde la cultura de lo pésimo, de lo trágico, de lo feo (de lo serio, de lo adusto, de lo severo)… no se dan cuenta de que el concepto “cuanto peor, mejor” es el núcleo psicológico y cultural de los pensamientos autoritarios, que ceban el desánimo y la desazón, para canalizarla como rabia agresiva… y amenazante.

La tristeza se da la mano con el aburrimiento, la fatalidad, el nihilismo. No comunica esperanza”.

En la galanura de Nacho Flores, puede encontrarse el porqué de su posicionamiento; y en la sonrisa franca de Miguel Ángel Navarro se explica su exitoso posicionamiento en el electorado, es la sonrisa contagiosa de una política más desinhibida, fresca y dinámica; la política que gana -convence y seduce- contagia ilusión. Y el ánimo que le impone el pugüeño a sus actos de campaña, es energía movilizadora…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido