CONTRA EL PUNTERO, ES LA RECETA

Luis Ignacio Palacios 08/04/2021 Comentarios
CONTRA EL PUNTERO, ES LA RECETA

 

  • Mi único partido es Nayarit: Miguel Ángel Navarro
  • Fortaleza discursiva del candidato de Morena
  • Magnifican lene incidente, no cayó en la provocación

El día de ayer, en Amatlán de Cañas transcurría una reunión del candidato puntero de las encuestas al gobierno del Estado, el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero con los integrantes de la Asociación de Ganaderos del Sur de Nayarit, es de enterados la grave conflictiva que prevalece en este sector, merced a la inoperancia de las entidades gubernamentales del gobierno federal y estatal para resolverlo.

Subyace la práctica indebida e ilegal del uso del Clembuterol, la inadecuada forma de crías y de las nulas acciones para resolver las enfermedades endémicas de los hatos ganaderos; con la seriedad de este tipo de encuentros, que le aplica Miguel Ángel, que analiza sin pudores la cruda realidad prevaleciente de nuestras vocaciones productivas, la reunión fue interrumpida de manera estridente, con la intrusión de un habitante de esta cabecera municipal, que se dijo ser integrante del comité municipal de Morena.

El reclamo altisonante fue una muestra de lo que les caracteriza a los dirigentes en los municipios y en el comité estatal; su dogmatismo, obtusos políticos aldeanos  que se pusieron al servicio del impresentable Manuel Peraza, que canalizó su odio patológico en contra del pugüeño, acusándolo de no contemporizar con los “verdaderos militantes de Morena…, nunca nos ha buscado.., viene al municipio y se reúne con puros priístas.., quiero que me conteste por qué no se junta con los comités municipales de Morena…”.

Navarro Quintero, impidió que lo callaran y lo echaran fuera de la reunión a la que no fue invitado por no ser de la asociación de ganaderos; una vez terminadas las diatribas, el candidato imperturbable le dijo: “yo lo respeté a usted, ahora usted respéteme y permita terminar la reunión..”

Y el asunto no pasó a mayores; sin embargo, tanto los adversarios internos, como los que se definen de manera chovinista “verdaderos morenistas” como los adversarios de otros partidos aprovecharon la difusión del video, poniéndole de su cosecha para magnificar el incidente, como el destacado Acosta Naranjo, que fiel a su estilo, maniqueo, de una pavada sacó catastróficas conclusiones.

Esa es la receta de las campañas negativas, echarle lodo al puntero de las encuestas, para mandar los mensajes negativos en la clásica, “difama que algo queda..” circunstancia que en este momento a Miguel Ángel le hace lo que el viento a Juárez, por la reciedumbre de su candidatura y la inusitada respuesta de adhesiones de la ciudadanía, cuyos críticos no imaginaron el tamaño y la contundencia de las respuestas ciudadanas.

Tenemos que señalarlo, la estructura local de Morena, tanto del comité estatal, como de los comités municipales, son verdaderos reductos de renegados y exiliados de otros partidos, irredentos que conciben el quehacer político de un modo rupestre, que fueron presa fácil en la engañifa que les hizo Peraza, al parapetarse en la franquicia, como un instrumento de poder, que a la postre quedó en su exacta realidad.

Un desafortunado lance político de infaustas consecuencias para sus bucólicas dirigencias, que ahora andan mendingando diputaciones locales, regidurías y suplencias de candidaturas menores.

Lo que la gente no entiende, o se hacen tarugos que no entienden, es que Miguel Ángel Navarro se cobija en su propia estructura de tierra que tiene desde hace más de tres lustros..! desde la elección a la senaduría, no ha dejado de trabajar con sus simpatizantes; solo en las semanas en que estuvo enfermo –contagiado de Covid- no estuvo trajinando.

Para los necios de ahora que se asumen sabihondos del quehacer político es menester señalarlo; para ganar una elección popular, también se requiere construir y dinamizar diferentes estructuras (políticas, económicas y sociales), mismas que se convierten en maquinarias políticas poderosas que ayudan a persuadir, organizar y movilizar a los votantes.

Esto es lo que tiene Miguel Ángel, de ahí su exitoso inicio formal de campaña que asusta a sus contrincantes, al grado tal que hasta los inefables operadores políticos del gobernador Toño Echevarría están intentando colgarse del promisorio fortalecimiento de su candidatura.

Se concluye que las estructuras juegan un papel muy importante en los resultados de una determinada elección popular, de tal manera que se puede asegurar que el resultado de una elección democrática, se define a nivel de estructuras, dependiendo del tipo de estructura que se logre edificar y dinamizar por parte de los candidatos, como la que tiene Navarro Quintero.

Es decir, una campaña electoral exitosa, como la iniciada por el pugüeño es aquella que se sustenta en estructuras políticas eficientes, creadas y articuladas ex profeso, con el fin de llevar a la gubernatura al ahora puntero de las encuestas.

Esto es lo rescatable de la gira por Amatlán de Cañas:

“Yo vine a la vida a servir”, dijo contundente. .

El candidato a gobernador por la coalición “Juntos Haremos Historia en Nayarit» aseguró que gobernará sin importar los colores o militancia partidistas.

“No me interesa en qué partido están o estuvieron, mi único partido es Nayarit, es México”, lo dijo durante el encuentro con líderes sociales y comisariados de la comunidad El Rosario.

“Yo soy político que me gusta servir a toda la gente, yo vine a la vida a servir y ayudar a los demás, vine a unir y no a fracturar, preparémonos a hacer equipo con un Miguel Ángel Navarro que quiere ayudar a  todos por igual”.

En la gira que realizó el candidato a gobernador por este municipio, sostuvo reuniones  con ganaderos, productores de cacahuate, jóvenes, mujeres y líderes sociales con quiénes se comprometió a impulsar acciones para sacar adelante Nayarit.

Y la frase conclusiva:

“La política hay que ejercerla con humildad para los demás, con respeto y resultados para todos”.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido