¿CÓMO FUNCIONARÁ EL PODER JUDICIAL?

Luis Ignacio Palacios 07/01/2021 Comentarios
¿CÓMO FUNCIONARÁ EL PODER JUDICIAL?
  • Posible confusión entre el calendario y la resolución 11/2020
  • Notoria ausencia en medios del magistrado presidente

El día de hoy se reinician las actividades jurisdiccionales; el día ocho de diciembre de dos mil veinte, el pleno del concejo de la judicatura acordó el calendario oficial de labores para el año 2021, su publicación en la página web del poder judicial fue ulterior, nos llama la atención su texto y reproduzco el proemio y el primero de sus acuerdos:

 

“CALENDARIO OFICIAL DE LABORES PARA EL AÑO 2021

ACUERDO 29/CJ/VI/2020 QUE ESTABLECE EL CALENDARIO Y HORARIO OFICIAL DE LABORES DEL PODER JUDICIAL DEL ESTADO DE NAYARIT PARA EL EJERCICIO 2021.

Con fundamento en lo dispuesto en el artículo 87.23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial para el Estado de Nayarit, el Pleno del Consejo de la Judicatura, acuerda lo siguiente:

PRIMERO. La jornada laboral será de lunes a viernes con horario de lunes a jueves de ocho horas, de las ocho a las dieciséis horas y los viernes será de siete horas con un horario de ocho a las quince horas, con atención al público en general y la cual comenzará a tener vigencia a partir del jueves siete de enero de dos mil veintiuno, hasta el último día hábil del mes de diciembre de dos mil veintiuno”.

 

Los puntos posteriores de refieren a los días inhábiles, a los periodos vacacionales, y sobre casos urgentes en materia familiar.

Lo que llama poderosamente la atención es que no se refiere este resolutivo del CEJ, a lo dispuesto en el Acuerdo General 11/2020 -de fecha primero de octubre de dos mil veinte- de los plenos del Tribunal Superior de Justicia y del Concejo de la Judicatura, por el que se reanudan los plazos y términos procesales en el Poder Judicial del Estado de Nayarit. Este último reglamenta la actividad jurisdiccional, estableciendo turnos y medidas de protección para trabajadores de los juzgados, frente a la prevalencia de la pandemia del Covid que ha generado en nuestra entidad.

Puede causar confusión, porque de una manera paulatina, han caído en desuso las prácticas de cuidado que se establecieron en este acuerdo general 11/2020, el sistema de citas prácticamente no funciona, se han relajado en demasía las medidas de protección de los empleados que reciben a los demandantes de justicia, en el edificio de la avenida México que alberga los juzgados de primera instancia, civiles, mercantiles y familiares.

Este acuerdo general 11/2020 entró en vigor el cinco de octubre de dos mil veinte y no tiene fecha de terminación, es de entenderse entonces, que sigue vigente, pese a que en el calendario de labores para el dos mil veintiuno, el acuerdo general del CEJ en nada se refiere a su vigencia y a la pervivencia de las medidas extraordinarias de funcionamiento de los juzgados y de las de protección para empleados y justiciables.

El cronista, en los primeros días del mes de diciembre en las primeras horas del turno vespertino, estuvo en este edificio de la avenida México, fui a recoger unas copias de un expediente; la máquina fotocopiadora se encuentra en el tercer piso; bajando las escaleras pude apreciar la totalidad de los juzgados y el cómo se comportan sus empleados y juzgadores.

Aprecié que un 40% o más de los empleados administrativos, y secretarios de acuerdos, no traían cubrebocas, y no mantenían la sana distancia, los pequeños cubículos de los secretarios, estaban llenos; salvo la excepción del Juzgado Segundo de lo Civil, en el cual, desde la Juez a las notificadoras, todos invariablemente traían puesto adecuadamente su cubrebocas y tratando de guardar la distancia, cosa que no ocurría en el primero ni en el tercero del mismo ramo familiar, que se encuentran en el mismo primer piso.

Algo ha pasado con el magistrado presidente, quizás, por las medidas de austeridad que les impuso la restricción presupuestal, Ismael González Parra, despareció de los medios, y no comunicó nada a la sociedad en todos estos meses de ingente pandemia; no respondió a las solicitudes de audiencia que le plantearon por conducto de su secretario particular, por organizaciones de Abogados, que, preocupados por el proceso legislativo, pretendieron hacer sinergia para con el poder legislativo escuchara la voz de los litigantes para que se le incrementara el presupuesto para el poder judicial para el presente ejercicio del 2021.

Solo Juliao Casillas ha cumplido con creces su función de informar sobre las actividades del poder judicial y de sus órganos de gobierno; empero, la sociedad, los justiciables, las organizaciones de Abogados requieren de la comunicación del magistrado presidente, –Ismael González Parra– sobre aspectos sustantivos de todos los tópicos y avatares que hoy tiene el poder judicial.

Y muchos litigantes consideramos que se debe pronunciar sobre la incapacidad profesional -de algunos- nuevos jueces de oralidad y el tráfico de influencias que se registra en las salas del Tribunal Superior de Justicia. Dado que algunos de los magistrados, resuelven con el hígado y no con el racionalismo jurídico que implica el ejercicio de su delicada función.

Ah..! y prudente sería conocer su opinión sobre las enormes dilaciones y resoluciones ditirámbicas del CEJ sobre el cómo resuelven las quejas administrativas que se presentan contra los desaguisados procesales de los jueces.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido