PARADOJAS PARTIDARIAS

  • Lances políticos y resolutivos partidarios nunca antes vistos
  • El peor escenario posible para el oficialismo
  • Morena y sus políticos de pacotilla vs Navarro Quintero

Se han focalizado los acontecimientos políticos en los movimientos que partidos y dirigentes han llevado a cabo en estos últimos días; circunstancias inéditas traen consigo respuestas similares y, la sociedad, simpatizantes, militantes y ciudadanos sin partidos que votarán en las próximas elecciones miran con desdén y escepticismo lo que hoy está aconteciendo.

Durante algunas semanas hubo escarceos, fintas, reuniones públicas y privadas; al final se desbordaron los ánimos y hoy, queda el escenario en el peor momento posible, merced a la ambición desatada de pequeños grupos –como el de los diputados ex panistas- que intentaron vanamente enfrentarse al poder del gobernador Toño Echevarría.

Y ahora, al concretar la inaudita alianza del PAN, PRI Y PRD en Nayarit y en otras entidades, los personajes que aspiraban a encabezarla han quedado inciertos; el cronista lo dijo hace meses, solo una alianza de esta naturaleza puede enfrentar con rentabilidad electoral a la que entonces parecía una posible aplanadora, Morena con el senador Navarro Quintero de abanderado, y el candidato en ese momento mejor posicionado lo era el diputado presidente del congreso local Polo Domínguez.

O el caso de Morena, que teniendo todo para ganar la elección en la entidad, se confabularon sus dirigentes Daniel Carrillo, Manuel Peraza, Nayar Mayorquín y otros aspirantes para denostar en todos los tonos a Miguel Ángel Navarro Quintero, al candidato elegido por la nomenclatura central de este partido; quienes de manera pueril e ingenua, estiman que su decisión junto a los comités municipales, es determinante para decidir la nominación de su candidato a gobernador.

El acuerdo del 12 de diciembre y su manifestación festiva el día de hoy, solo los exhibe como obtusos radicales; si la política en su esencia es acuerdo de voluntades, consensos ante la adversidad, sacrificar lo menos para obtener lo más; con sus acciones sepultan sus propias oportunidades partidarias

Todos los partidos políticos tienen decisiones cupulares, sus candidatos electorales siempre lo deciden los comités nacionales; y con estas intentonas lo único que producen es el desprestigio de su partido.

En la ahora alianza del PAN, PRI Y PRD, tendrán que decidir por otro candidato, dado que Polo Domínguez se fue a Nueva Alianza, que quizás a la postre se van a aliar con Morena y el Partido Verde para ir juntos a las elecciones en algunas entidades, surge la figura machacona de Manuel Cota, que está cumpliendo el librito de su partido, pujando para ser aceptado por las otras dirigencias y encabezar la inédita e inaudita alianza de estos partidos tradicionales, en contra del oficialismo.

El cronista se pregunta, ¿y cómo le van hacer para redactar el sincretismo ideológico de las propuestas de campaña de esta triple alianza..? ¡¡ la derecha, el centro y algo de la izquierda juntos..!!

¿Qué clase de propuestas específicas le van a ofertar a los electores..?

En América latina, en diversas épocas, han existido las alianzas de partidos cuya ideología o programa de acción son antitéticos, en el siglo pasado, Chile con Salvador Allende fue un ejemplo de paradigma, luego de su fallido gobierno, al restaurarse la democracia y abatir a los gorilatos, desde finales de los ochenta, Argentina, Brasil,  Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Uruguay, han tenido y tienen gobierno de coalición de partidos.

Se entiende, que la alianza de partidos ideológicamente diversos y hasta  contrarios, es un paso superior de la vida democrática de cada país; aliarse para triunfar en contra de un oficialismo apabullante, es explicable y lógico si el marco legal lo permite; sin embargo, para la sociedad y el ciudadano común, estas uniones partidarias son vergonzantes, que solo buscan el utilitarismo electoral, son expresiones claras de luchar al precio que sea por alcanzar el poder.

Aquí en Nayarit, Antonio Echevarría fue pionero en el país, al haber logrado una alianza que le llevó al triunfo electoral en 1999; perteneciendo a un neo panismo, pudo obtener los membretes “socialistas” y de la “izquierda tradicional de México”; con los viejos clichés, resultaba inusitado escuchar a Pablo Gómez echarle porras y llamar al voto por el bigotón.

Hoy, los analistas políticos damos por sentado la muerte de las ideologías, hemos de ver la ignorancia supina, aldeanos y rupestres políticos como Manuel Peraza, Daniel Carrillo y adláteres, cuyas conductas son muestra clara de su falta de convicciones ideológicas, de no tener experiencia política previa y la oportunidad que tienen hoy, es solo para lo inmediato, para el agandalle de la talega de los recursos públicos; carecen de una visión generosa de su lucha por la sociedad o por un programa de desarrollo social que pudiera generarles adhesiones ciudadanas.

Y el azoro que produjo en la militancia del PAN, que los diputados de su fracción parlamentaria, le dieran de patadas al pesebre; y pretendieran lo inaudito, imponer candidato a gobernador, defenestrar al presidente del Congreso e imponerle condiciones al gobernante para el cierre de su administración. Liviandad e inexperiencia acreditados, y así les va ir, hoy están en el limbo partidario y nada bueno pueden hacer ya con la alianza tripartita.

Ironías y paradojas partidarias que nos dimensionan un escenario inédito para este Nayarit ahíto de grillas baratas y politicastros de pacotilla…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Artículo anteriorLOS NECIOS
Artículo siguienteALIANZAS PARA NAYARIT
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.