ENSEÑANDO EL COBRE..!

  • Exitoso lance político del diputado presidente
  • Nueva integración de la comisión de gobierno legislativo
  • Inédita intentona de los panistas de incorporarse al PRI

Pues he aquí que tenemos otro sorpresa..! el diputado Polo Domínguez y sus compañeros legisladores que pertenecían al PAN, cumplieron el camino legal que establece el reglamento interno, de un modo tal, que con su integración al Partido Nueva Alianza, mantienen la comisión de gobierno y con ella la presidencia del Congreso, y ayer –sin la presencia de los diputados panistas- en la sesión virtual del pleno se aprueba la nueva integración de aquella.

Luego se conoce la inaudita intención de los diputados Adahán Casas, Ana Yusara Ramírez, José Antonio Barajas, Juan Carlos Covarrubias, Librado Casas y Rodolfo Pedroza.

Ayer, a las diez de la mañana, los seis diputados ¿panistas..? cada uno , suscriben un documento por medio del cual le comunican al presidente de la mesa directiva diputado Heriberto Castañeda Ulloa, “que a partir de este momento, me incorporo al Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la XXXII Legislatura del H. congreso del Estado de Nayarit”.

¿Qué clase de desfiguro es esto..? la expresión genuina y auténtica de la desesperación por jorobar al grupo político del gobernador Toño Echevarría que con el lance de Polo Domínguez y Nueva Alianza, mantiene el poder político consolidado en el Congreso del Estado; en su desesperación, no han cubierto el expediente normativo y reglamentario para brincar de un grupo parlamentario a otro.

A saber, el eje que articula a los grupos parlamentarios, conforme al reglamento interior y la Ley Orgánica del poder legislativo, es la pertenencia a un partido político; no es procedente, que perteneciendo a un partido político (y siendo dirigentes estatal y municipales) avisen simplemente que se incorporan a otro grupo parlamentario de otro partido político. Porque la parte sustantiva del grupo parlamentario es precisamente la militancia al instituto político.

Tal como lo hicieron Polo y sus compañeros de ruta, primero renunciaron a su militancia panista, conforme a la Ley que regula la existencia de los partidos políticos, lo comunican a su comité nacional y al estatal; una vez acreditado lo anterior, se incorporaron al partido Nueva Alianza, y con su mayoría simple, conservaron la comisión de gobierno y por ende, la presidencia del congreso.

Estos seis diputados panistas –que un día anterior hicieron pública profesión de fe de su partido y mantienen como su posible candidato a la gubernatura al ex priísta- sin haber cubierto la normatividad interna del congreso, avisan de manera unilateral que se incorporan al grupo parlamentario del PRI, con la obviedad de que sumando seis a los siete tricolores, harían una mayoría de 13 diputados, empero, la circunstancia del trámite no es tan simple como su actuar.

La mesa directiva no tiene un plazo conminatorio para acordar la comunicación de los tránsfugas panistas; y se tiene que considerar el hecho de que no acompañaron las renuncias a su partido de origen, ni el acta donde el otro partido los acepta;  una vez cubierta su recepción, lo pasa a la comisión de gobierno, quién a su vez, tampoco tiene término perentorio para emitir el dictamen de procedencia o de improcedencia; y entonces, lo tienen que poner a consideración del pleno de la legislatura para su discusión y en su caso aprobación o rechazo.

El camino pues, no está fácil para que se concrete esta intentona que, trae consigo otras desagradables derivaciones.

¿Qué pasa con el Partido Acción Nacional..? ¿se queda sin diputados en el Congreso..? y en el inaudito que el PRI los acepte, cómo resuelven la antinomia de que sin haber renunciado a su partido de origen, se incorporan al grupo parlamentario del PRI.

Ahora, la parte sustantiva, el CDE del PRI, sus líderes y el actual hombre fuerte del tricolor Manuel Cota y Enrique Díaz ¿van a aceptar la incorporación de los panistas, que los pretenden utilizar como instrumento de poder en contra del gobernador y de Polo Domínguez..?

En el mando estatal del tricolor, se impone el rechazo a esta aviesa intención, el PRI no debiera servir de instrumento político de las acciones desesperadas de este grupo de legisladores que vieron frustados sus intentos de darle un albazo político al gobernador Toño Echevarría; por mínima decencia política deben rechazar su incorporación –primero como militantes del PRI- al grupo parlamentario del tricolor.

Sin embargo, me informan que el PRI de Manuel Cota y Enrique Díaz, si están encantados de recibirlos, empero ahí tienen solo dos diputados Armando Vélez e Ivonne Díaz Tejeda; solo que el otro PRI, cuyo coordinador es Juan Carlos Ríos Lara, que tiene a Avelino Aguirre, Karla Gabriela Flores, Lucio Santana y Maríafernanda Belloso, se opone terminantemente a recibirlos, y pues la mayoría está con la razón institucional del tricolor.

De esta manera, hasta ayer en la noche, este sería el escenario que produjo la inédita lucha descarnada por el poder, generado por un pequeño grupo de ambiciosos diputados panistas, que fracasaron en su intento de darle un albazo político al gobernador.

Y lo más grave, que gran ridículo y decepción han producido en su partido, en su militancia, el secretario general del comité estatal, el dirigente del comité de la capital del Estado, en la más grotesca e inaudita condición de no saber comportarse como militantes responsables de un partido político.

Y el cronista se pregunta si estos diputados conocen la segunda Ley de Newton que se aplica a la política, de manera invariable y contundente “el cambio de movimiento es directamente proporcional a la fuerza motriz ” no se imaginan la que les espera; le apretaron los güevos al tigre, y ni cuenta se van a dar cuando reciban un pequeño “recargón” del Estado.

Cada uno sabe de sus pecados, les llegará el tiempo de la penitencia…   Digo.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Artículo anteriorCONVOCATORIA PARA ELECCIONES
Artículo siguienteLOS NECIOS
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.