INASIBLE TERCER INFORME

Luis Ignacio Palacios 23/10/2020 Comentarios
INASIBLE TERCER INFORME
  • Toño dará un mensaje desde la isla de Mexcaltitán
  • Un tercer informe en formato no democrático

Antonio Echevarría García, gobernador constitucional del Estado de Nayarit, debiera de rendir su tercer informe de gobierno ante la Cámara de Diputados, en sesión de pleno y con la presencia de todos sus integrantes, invitados especiales y, desde luego los medios de comunicación. Con vallas de Palacio al Congreso de sus simpatizantes.

Esta ceremonia, era un día de fiesta cívica, de los grupos del poder y de las minorías opositoras, que tenían una oportunidad espléndida para manifestarse estridentemente, dentro y fuera del recinto legislativo. Pero el miedo escénico y la cobardía política pudo más que el avance de los procesos democráticos.

Porque, gracias a la cobardía de uno de sus predecesores, la ceremonia protocolaria ya no existe en la norma, y ahora, se reducen a la comodidad de enviar al secretario general de gobierno para que en breve ceremonia, incluso en comisiones, entregan los legajos que contienen el documento del informe gubernamental.

Desde que se reformó la Constitución General en ese sentido para que el presidente de la república, no corriera el riesgo de ser linchado por la rijosa y delirante oposición, casi todos los gobernadores copiaron el formato; que sin duda es un absoluto retroceso en la modernidad democrática que debiera tener este país.

El tercer informe de Toño, puede que registre los avatares de su administración, y sin duda debe rendirle un testimonio de agradecimiento al presidente López, que lo ha apoyado en las desgracias que le correspondieron lidiar. También, el tono del documento político, es posible que se vaya por la seducción de un triunfalismo administrativo y económico que solo ellos pueden visualizar, dado que careciendo de comunicación política para con sus gobernados, la comunicación social, es prácticamente inexistente, boletines mal pergeñados que registran eventos anecdóticos.

No se aprecia la coherencia de una administración que haya tenido una ruta clara a seguir, y que este diseño haya sido compartido con la sociedad, en espera de las adherencias de gremios y el sentido de pertenencia a su administración de los militantes de su partido y de sus simpatizantes que lo llevaron al poder.

Este informe, no solo deberá contener lo que hizo o lo que no pudo hacer en el lapso del 2020, sino que entendemos que será la condensación de sus tres años de gobierno, porque el cuarto informe, el último ya nadie lo va a escuchar o leer, puesto que para entonces tendremos gobernador electo, y esta ceremonia, será insípida e intrascendente, todo mundo estará atento a lo que haga el ejecutivo estatal entrante.

Asistimos al rito de la liturgia del poder cuyo oficiante no quiso o no pudo ser un auténtico líder de los nayaritas, durante sus primeros dos años, dejó las responsabilidades a dos de sus amigos, y junto con un pequeño grupo de tartufos, gandallas de los recursos públicos se dedicaron a la bon vivant, hasta que los efectos del huracán “Willa” lo volvió a la ingente realidad; e impactaron los trascendidos de serios diferendos entre sus padres, lo cual abonó a que se le considerara un gobernante sin voluntad propia.

Y lo peor de su mandato, un gabinete de secretarios silentes, torpes e inexpertos que nunca han estado a la altura de la responsabilidad que implica el conducir los destinos de los nayaritas, en pos de un modelo político que se difuminó en la inacción de la comunicación política.

Y el inaudito inentendible, ese desprecio infinito para la prensa escrita, radio, medios electrónicos y comentaristas políticos; Toño pasará a la historia política de Nayarit, como el gobernador menos empático con la prensa, por sus conductas y actitudes; y sobre todo porque sus operadores en esta materia con su sangre de chinche, se encargaron de hacerlo odioso ante medios y ante la sociedad, cerraron ojos y orejas para no escuchar al pueblo que gobiernan.

El cronista conoce a Toño desde niño; lo vi crecer y aprecié que la vertiente de la charrería lo hizo un buen hombre, y resulta difícil de entender (aún con los consabidos valores entendidos del quehacer político) que se haya rodeado de personas que solo le hicieron daño a su administración, que mandaron el mensaje a la sociedad de una personalidad desdeñosa, trémula y discriminatoria.

Algunos de los que fueron sus amigos y trabajaron para que llegara al poder, me han dicho, “¡¿te imaginas Palacios, si Toño hubiera trabajado los dos primeros años, como lo hizo en el tercero..?!”evidentemente otro sería el escenario que tendría el gobernante y estaríamos frente a un político exitoso que pudiera darse el lujo de opinar sobre la elección de su sucesor.

Pero en política el hubiera no existe, y hoy el gobernador que llega en condiciones aceptables a rendir su tercer informe de gobierno, se replegó ante la hegemonía política del presidente López, le ha dado la espalda a su partido de origen e instrumentó una estratagema política electoral para la sucesión, que estimo, al final, le podría traer resultados contraproducentes.

Un lene asunto legal de su padre, permitió sellar el pacto político para la sucesión, ahí, hace meses en casa de Gobierno; expresó su disposición política para con el futuro candidato y le dio a conocer la plática que, con palabras mayores  tuvo con el presidente López.

Ignoro si en este pacto está inserta la cláusula de su impunidad para el próximo sexenio, la misma que Toño ha cumplido puntualmente respecto con su predecesor.

El problema grave es, qué harán con los procedimientos resarcitorios que inició la Auditoría Superior de la Federación por los graves boquetes financieros encontrados en la cuenta pública del 2018, y lo que descubrirán en la del 2019; su monto es para quitarle el sueño a cualquiera.

Tercero, un inasible informe del gobernador Toño Echevarría, cuyos datos, cifras, apoyos y logros, que solo ellos -sus excluyentes beneficiarios- pueden constatar.

Desde este espacio, le deseamos que le vaya bien, que termine bien su mandato, si quiere y pudiese dar un golpe de timón en su conducción pública, para tener un mejor ambiente en la sociedad y no vaya a salir de Palacio por la puerta de atrás a la hora del relevo.

Por lo pronto, desde la Isla de Mexcaltitán, Toño expresará el mensaje político del Tercer informe, ante los titulares de los otros poderes Magistrado Presidente Ismael González Parra y diputado presidente Polo Domínguez, así como los comandantes de la Zona Militar y de la Zona Naval de la entidad.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido