AMLO EN LAS MISMAS. GRACIAS A LA CORTE

Luis Ignacio Palacios 05/10/2020 Comentarios
AMLO EN LAS MISMAS. GRACIAS A LA CORTE
  • Una interpretación singular sobre el resolutivo de la SCJN
  • Deja al presidente López Obrador, en la misma condición de los ex mandatarios

El “Financial Times” es una revista inglesa respetada e influyente en el mundo occidental; sus escritos son fríos, exactos, no andan con nimiedades ni eufemismos; en su número de este fin de semana anterior, señaló que:

“El presidente @lopezobrador  se revela como la nueva figura del autoritarismo en América Latina y la  @SCJN  pasó a ser la última institución en «ceder a la voluntad» del «populista» asegura al aludir al fallo para la consulta para enjuiciar a expresidentes”. Calificarlo de populista  y autoritario, por el irrespeto que tiene al marco de derecho, es puntual y un motivo de alarma en el plano internacional, en dónde de manera paulatina, hemos perdido las singularidades que como nación emergente –en lo económico y en la democratización del sistema político- teníamos y que se nos estaba reconociendo.

Este populista, tipo “kjmer rojo”, es potencialmente peligroso, si es que en once meses más, en las elecciones del 2021, no se restaura la función democrática de contener la ambición del ejecutivo federal, por parte de la Cámara de Diputados federal.

Y a propósito de la resolución de la SCJN, una importante revista mexicana “Impacto” con la foto de AMLO en su portada, publica, “VÍCTIMA DE SU PROPIO FUEGO” y nos regala la siguiente perla, que luego de una reflexiva interpretación colige:

“Pretendiendo dar gusto al presidente, aprobando la constitucionalidad de consultar al pueblo para enjuiciar a 5 ex mandatarios, los ministros de la Suprema Corte lo colocaron en la misma tesitura, porque diciembre de 2018, 2019 y lo que va de 2020.., también son años anteriores..”

Y sí, el sectario y tortuoso presidente de la república ha sido víctima de su propio encono.

La narrativa de la sesión de la SCJN despertó como nunca un interés manifiesto no solo de Abogados constitucionalistas, sino de letrados de todas las especialidades y de todos los medios, escritos, televisivos, radiofónicos y de la web.

Descubrimos que algunos de los ministros del tribunal máximo del país, no saben hablar como Abogados, como el mismísimo presidente Arturo Zaldívar, con voces secas, sin gesticulación y los labios apenas entreabiertos, que producen una voz opaca en las transmisiones; a las 15:00 horas del jueves pasado, parecía un triunfo contundente del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el agandalle estaba realizado, peeero…. cambió radicalmente una hora y media después.

Con la burocrática dinámica de las sesiones del pleno de la SCJN, vimos que en la primera ronda de “ponencias” para considerar constitucional o inconstitucional la consulta para enjuiciar a cinco ex Presidentes, seis ministros: Arturo Zaldívar, Juan Luis González, Ana Margarita Rios, Alfredo Gutiérrez, Yasmin Esquivel y Alberto Perez, (de entre ellos, están los tres que nombró el actual presidente) rechazaron el proyecto de sentencia de Luis María Aguilar, al que apoyaron Norma Lucía Piña, Javier Laynez, Jorge María Pardo y José Fernando Franco; cinco apoyaron, y de facto  en ese momento le metieron tremendo calambre a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña.

Sin embargo, los dilectos ministros de la Suprema Corte, que ya para ese momento habían perdido toda respetabilidad en los miles de Abogados que veíamos el curso de la sesión, en su deformación intelectual, luego del receso, le dieron vuelta a la tortilla. Agarraron la pregunta, inquisitoria, tendenciosa y violatoria de DDHH de López Obrador, la despojaron de la inquina y le metieron gol al presidente; puesto que López Obrador proponía preguntar:

“¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen, y en su caso sancionen, la presunta comisión de delitos por parte de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto antes, durante y después de sus respectivas gestiones?”

La  tremenda Corte “democratizó, matizó, desnaturalizó” la pregunta y le dio un texto que de entrada parece un galimatías:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Perdió el Presidente…, sí, porque los ministros de la Corte, al pretender darle gusto al presidente y para no verse tan abyectos, al aprobar la constitucionalidad de la pregunta de consulta a la población para enjuiciar a ex presidentes, con el nuevo texto de la pregunta, lo colocan precisamente en la misma tesitura, porque….., desde diciembre del 2018, 2019 y 2020 también, gramaticalmente y de facto son años pasados… y AMLO es un actor político, que con sus decisiones está destruyendo el país.

De este escenario debemos colegir, dos cuestiones; la primera, considerar que existen diecisiete o más acciones de inconstitucionalidad y controversias constitucionales que están pendientes de solución por la SCJN, que se presentaron en contra de las leyes y reformas sustantivas de este gobierno y que pueden ser votadas en contra con ocho votos; y la segunda, los inherentes problemas de operación para darle curso a una consulta, en contra del negligente presidente AMLO.

Los argumentos del ministro Zaldívar son una muestra de una alienación política, el jurista convertido en apologista político del presidente de la república:

“La consulta tiene un objeto pacificador que sirve para encausar el descontento  y promover la concordia u civilidad entre los ciudadanos”

“Declararlo inconstitucional habría frustrado indebidamente este derecho humano ciudadano vedando la posibilidad de que las personas ejerzan su derecho a la participación política”

“La obligatoriedad del resultado de las consultas es un asunto contingente, pues hay autoridades que no están obligadas a acatar su resultado”

“Los ciudadanos tienen derecho a pronunciarse sobre el rumbo de la justicia penal, pues la política criminal no debe estar abstraída y alejada de los sentimientos de justicia de la ciudadanía”

“Pensar que la opinión pública va a contaminar a las autoridades, es erróneo..!” Uff..!

Pese a todo, el resolutivo de la SCJN es un retroceso y un grave deterioro del estado democrático de derecho que pretendíamos tener, y este alto cuerpo ya se trocó en la secretaría de justicia del gabinete del presidente de la república.

Los seis ministros Arturo Zaldívar, Juan Luis González, Ana Margarita Rios, Alfredo Gutiérrez, Yasmin Esquivel y Alberto Perez que protagonizaron este deleznable acto de sumisión al poder dictatorial, son indignos de llevar la toga del tribunal máximo del país.

Nos queda a los ciudadanos libres de este pobre país, luchar por recuperar la hegemonía, la dignidad y la independencia de la SCJN.

Digo…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido