EL INFORME DEL MGDO. PRESIDENTE

Luis Ignacio Palacios 15/09/2020 Comentarios
EL INFORME DEL MGDO. PRESIDENTE
  • Sobrio mensaje del magistrado presidente
  • Cumplió con las espectativas en tiempo de pandemia

Ismael González Parra, llegó a la etapa culminante como magistrado presidente del Poder Judicial del Estado de Nayarit, previo a la presentación de su informe mediante una video grabación, entregó al poder legislativo el texto y las estadísticas, así como la percepción que tuvo al finalizar su segundo mandato, sobre la expectativa actual de la institución que preside.

Acorde a su talante y personal estilo de disertar, el documento cuya lectura dura 13 minutos con 58 segundos, es una muestra del pragmatismo con que llevó a buen puerto el poder judicial, que integran además de los plenos del TSJ y del CEJN, los casi mil servidores públicos del Tribunal.

Hizo un reconocimiento a sus pares, los integrantes de los plenos, a los juzgadores, y una mención especial a los jueces familiares que en tiempos de la pandemia llevaron a cabo sus funciones en órdenes de protección a los justiciables; fue una abigarrada relación de las sesiones del pleno, un síntesis de la numeralia de los casos que se recibieron en distintas materias, de 18,546 nuevos asuntos, se destacan que en materia familiar con más de 7 mil; en juicios mercantiles fueron más de 6 mil y en materia penal más de 2500.

Es una excelente radiografía del cómo anda la sociedad en sus conflictos interpersonales sujetos a la norma procesal y al imperio de la ley penal.

Identificó el exiguo presupuesto para el funcionamiento del poder judicial, un poco más de 348 millones del estatal, y que se completa con el gasto federalizado que son 124 millones, 472 millones de pesos; y lo que no dijo es que se los proporcionan a cuenta gotas por parte de la secretaría de finanzas del poder ejecutivo.

De ahí sus problemas con sus proveedores.

Es el 94% del presupuesto el que se destina para pago de servicios personales; y señaló uno de sus logros, obtuvo una adición presupuestal de 20 millones de pesos por parte del gobernador Toño Echevarría, que se aplicó a jueces y secretarios de acuerdos como un “bono de productividad” que les generó un incremento real del 30% de sus salarios a quienes lo merecieron.

Señaló que en las 16 salas de oralidad penal, se mejoraron todos los equipos de audio y de video; y ante la pandemia para llevar a cabo las audiencias en línea se adquirieron 369 nuevas computadoras 309, Desk y 60 Lap.

Nuevos jueces 45 en exámenes de oposición (muy criticados en su momento por algunos Abogados) 29 para el sistema tradicional y 16 para el sistema penal acusatorio; más de 1280 horas de capacitación que llevó a cabo la Escuela Judicial.

En lo que pudiéramos considerar el “mensaje del presidente”, con el dictum propio de Ismael, muy asertivo y sin inflexiones, señaló que el poder judicial está abierto  a las opiniones y a la crítica de la sociedad, que hoy el poder judicial tiene como base la cultura de la ética, la legalidad, la honestidad, la transparencia y el combate a la impunidad, a la corrupción.

Dijo que sancionaron a 45 servidores del poder judicial, de los cuales 13 fueron destituidos e inhabilitados y que existen 62 procedimientos de responsabilidad administrativa. Y sin ambages dijo que “no se olvidan los sucesos del pasado reciente..” de los hechos de sobra conocidos de los funcionarios que faltaron a sus responsabilidades y cuyas actuaciones afectaron la confianza de la sociedad en el poder judicial.

Y que por eso precisamente denominaron a este anus horribilis 2020 “Año de la ética judicial” y que ahora el poder judicial “no se sumerge en la simulación porque es parte de un Estado con decisiones fuertes..” citó de manera puntual los cambios que se han implementado para el cuidado del personal y justiciables ante la epidemia del Covid-19 y las acciones humanitarias que hicieron para proporcionar despensas a personas que perdieron su empleo.

Un informe pragmático, puntual y conciso; sin romper el protocolo, dado que no hubo la exigencia a los otros poderes para el necesario y urgente incremento del presupuesto que tienen que ejercer ante los nuevos retos de la unicidad judicial.

LO QUE SIGUE, LA ELECCIÓN

Conforme a los cambios constitucionales que se dieron en el mes de julio del presente año, la elección del próximo magistrado presidente que se llevará a cabo a fin de mes; el electo lo será por 3 años y sin posibilidades de ser reelecto; y además se establece con claridad el retiro forzoso a los 70 años de los magistrados.

Si la actual conformación del poder judicial nos indica que de los 13 que son, 7 son emisarios del pasado, con 7 y 5 años de ejercicio, y carecen del cobijo político del poder ejecutivo, quedan 6 que llegaron con el actual gobernador, de los cuales, 4 por su particular personalidad y origen del interés político que ahí los llevó, están con escasas posibilidad de ser ungidos; lo que nos quedan solo dos, y uno de ellos, el más cercano a la persona del gobernante está siendo vilipendiado en la redes sociales, ya que se iba a presentar en su contra una queja ante el Consejo de la Judicatura por las resultas en un juicio penal en apelación en cuya sentencia tuvo la inopinada resolución de darle un plus petito a una de las partes.

Me dice un estimado magistrado que todo es armonía al interior del pleno del TSJ, y que no se han manifestado en quienes le integran, el interés de ser el próximo magistrado presidente; se entiende que por la propia dinámica de la hegemonía política del gobernante Toño Echevarría, la señal sin duda vendrá desde Palacio de Gobierno.

Abogados litigantes me dicen, “llegue quien llegue, el que sea será bien recibido, lo que nos interesa es que se pongan a trabajar, sin distingos ni favores, todo en el poder judicial debe ser apegado a derecho, la sociedad así lo reclama”.

Y sí, eso requerimos…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido