JUZGAR EN SEGUNDA INSTANCIA

Luis Ignacio Palacios 03/09/2020 Comentarios
JUZGAR EN SEGUNDA INSTANCIA
* Dos magistrados de la sala penal son ex litigantes
* Experiencia para sustentar sentencias ad hoc
Magistrados de la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado celebraron este martes dos audiencias de aclaración de agravios, relacionadas con apelaciones a sentencias definitivas del sistema acusatorio.
Que más que una «aclaración de agravios» los defensores nos atenemos al texto final del artículo 471 del Código Nacional de Procedimientos Penales, que señala que en la audiencia de segunda instancia para substanciar la apelación, los sujetos procesales podemos exponer oralmente alegatos aclaratorios.
Y con base a la experiencia del Abogado litigante, su poca o mucha preparación en el sistema oral de corte acusatorio, conforme a las técnicas de litigación, esta exposición, representa la espléndida oportunidad de señalar enfáticamente las violaciones que tuvo la sentencia dictada por el tribunal de enjuiciamiento; de ahí que es de vital importancia la capacidad argumentativa de los Abogados litigantes, sea como asesor jurídico de la víctima o como defensores del sentenciado.
En sendas videoconferencias, los magistrados Miguel Ahumada Valenzuela, José Alfredo Becerra Anzaldo y Benito Luciano Solís Ortega escucharon los argumentos de los abogados de las personas sentenciadas respecto de las resoluciones de primera instancia. Y he de señalar, que los dos primeros letrados, ahora magistrados del TSJ fueron exitosos Abogados litigantes, lo que sin duda es un atributo que pocos togados tienen o han tenido, dado que muchos, llegan de la administración pública sin experiencia en el ejercicio de la noble profesión de Abogado, por obra y gracia del gobernador en turno.
Esta condición, exige una respuesta congruente de los togados señalados, que han vivido las circunstancias asfixiantes del litigante ante criterios obtusos de juzgadores; en el caso del homicidio, hubo una sobrevaloración de una prueba que presentó la fiscalía, obtenida con violación  no solo de la norma procesal, sino de toda la gama de derechos humanos y las garantías de seguridad jurídica del sentenciado; en la cual sustentó el tribunal la sentencia condenatoria.
Uno de los asuntos se relaciona con el delito de homicidio y el otro con el delito de tránsito, lesiones y daño en las cosas.
Durante las audiencias, quienes conforman la Sala Penal guardaron sana distancia en el salón de plenos «Prisciliano Sánchez Padilla» del Tribunal Superior, mientras que los sentenciados (uno de ellos en prisión preventiva oficiosa) y sus abogados se comunicaron desde distintas oficinas.
Los alegatos aclaratorios, es una instancia procesal que sabiendola utilizar, le posibilita al justiciable y a sus Abogados, una mayor amplitud en la exposición de su teoría del caso, para sustentar la imputabilidad de sentenciados, constituye pues, un derecho que pueden ejercer las partes en apelación antes de que se resuelva el asunto en segunda instancia.
Esperamos el sentido de esta sentencia…

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido