CARTA ABIERTA A LOS PLENOS TSJ CEJN

Luis Ignacio Palacios 29/07/2020 Comentarios
CARTA ABIERTA A LOS PLENOS TSJ CEJN
  • Los riesgos de abrir las actividades jurisdiccionales frente a la pandemia
  • Se requiere mayor control y énfasis en el cumplimiento de medidas de protección

Son tiempos de excepción que vive la sociedad, los órdenes de gobierno han actuado desarticulados y sin una ruta cuyas acciones hayan sido congruentes para enfrentar de manera eficaz los efectos de la pandemia que sufre Nayarit.

La procuración y administración de justicia, son actividades esenciales para el sostenimiento de los principios torales de convivencia de una sociedad; y las respuestas del poder judicial de la federación y de los Tribunales de Justicia estatales han sido variopintos, cuya pretensión no ha sido lo eficaz que debieran de haber sido las medidas de cuidado y prevención para el funcionamiento parcial de las actividades jurisdiccionales.

Los resolutivos de los plenos del TSJ y del CEJN, son una excelente respuesta para enfrentar la crisis sanitaria y mantener una ventana abierta a los justiciables; sin embargo, existen diferencias sustanciales en el cumplimiento de las disposiciones para que sean cumplidos por los funcionarios y empleados de los juzgados de primera instancia de todas las materias.

Si como todo lo indica, luego del resolutivo de la SCJN del día de ayer, que a partir del 3 tres de agosto del presente año, prácticamente se abren las actividades presenciales en el poder judicial de la federación, se espera que ustedes hagan sinergia con esta resolución del tribunal máximo del país.

Sin embargo, por experiencia propia como Abogado litigante, y siendo portavoz de organizaciones de Abogados, me permito llamar su atención para que no solo emitan un nuevo resolutivo que matice las actividades jurisdiccionales en el poder judicial de la entidad.

  1. Deben vigilar que el personal de base cumpla estrictamente con las medidas preventivas de sanidad establecidas en los protocolos del consejo nacional de salubridad.
  2. Existe demasiada licencia en el comportamiento del personal en los juzgados penales del sistema tradicional, cuyos edificios no tienen ventilación, carecen de líquidos de limpieza y sus empleados frivolizan y difícilmente guardan la sana distancia.
  3. En la página de internet del TSJ, no está debidamente actualizada la información diaria en el Boletín judicial, para conocer acuerdos; por igual, no está actualizado el directorio para conocer la ubicación de los jueces de primera instancia.
  4. No proporcionan información por la vía telefónica –juzgados penales del sistema tradicional, juzgados familiares- de simples acuerdos de trámite.
  5. La disposición de hacer citas previas vía correo electrónico para presentar promociones y demandas iniciales no consideró los términos que corrían en estos días, y el personal de las oficialías de parte comunes, carecen de criterios para recibir promociones de este tipo.
  6. Este personal exige que en cada una de las promociones –civiles, familiares o mercantiles- invariablemente deben de llevar el correo electrónico, pese a que en la demanda inicial ya se haya identificado.
  7. El personal de seguridad del edificio del poder judicial, no tiene la capacidad necesaria para cumplir sus fines, se presentan desaeados, con los cubrebocas en la garganta y actúan arbitrarios y prepotentes; el ingreso solo tiene abierta una puerta, es un espacio cerrado que no tiene ventilación, lo que contradice las elementales medidas para evitar contagios.
  8. El personal de la oficialía de partes común del poder judicial, es discriminador con la recepción de escritos, cuando existía un acuerdo con la administración del Centro de Justicia Penal de Tepic, para recibir ahí las promociones de las causas penales vigentes.
  9. Y lo grave, existe una diseminada actitud en el personal de base de varias dependencias y juzgados que se conducen con frivolidad e intrascendencia, en sus conductas de atención a los Abogados litigantes y justiciables, dándose incluso casos de corruptelas de notificaciones ficticias a los demandados, levantando actas sin haber llevado a cabo el acto procesal.
  10. Se requiere una permanente aptitud del personal de todas las dependencias del poder judicial; con actitudes de urbanidad que prestigie el servicio público que están obligados prodigarle a la sociedad, abatiendo injustificadas dilaciones procesales.
  11. Y se sugiere que el consejo de la judicatura o el pleno del TSJ, realice de manera cotidiana visitas a los juzgados de primera instancia y dependencias auxiliares para constatar el cumplimiento de las medidas de cuidado y de prevención de la salud para empleados y justiciables.

Los justiciables y los Abogados litigantes no pedimos trato preferencial, solo el cumplimiento fiel sin favor y sin rencor de las actividades jurisdiccionales, de cara a la sociedad que reclama la tutela de sus derechos; es una responsabilidad colectiva y con el esfuerzo de todos los miembros del foro local, luchemos por llevar a cabo la práctica de la administración de justicia, en un clima de respeto mutuo y con la mayor disposición para la dignificación de esta noble profesión.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido