JUSTICIA PENAL A SECAS..!

Luis Ignacio Palacios 30/04/2020 Comentarios
JUSTICIA PENAL A SECAS..!
  • Un caso penal de alto impacto
  • Singularidades en la imputación en contra del edil

Causó revuelo en los medios locales de las redes de la web, la detención del presidente municipal de Ruiz, el doctor Jesús Guerra Hernández, dicen que es, un facultativo con reconocimientos en esta región de la entidad, Ruiz, Santiago Ixc., Tuxpan; sin embargo el feo delito que se le imputa es de los ilícitos infamantes, que cumplieron con eficacia su impacto, ya fue juzgado y condenado en las redes sociales.

Periodistas y pesudo periodistas de la nota roja dieron un seguimiento de los hechos, a partir de su detención , dando cada cual su versión, merced a que la Fiscalía General del Estado, pese a ser un delito de alto impacto, decidió no informar nada sobre el hecho, su detención y ulterior judicialización de la carpeta de investigación.

Violación, con todas las agravantes que el Código penal vigente establece, que le darían en su caso una penalidad del 50 % más que si fuese la comisión de un delito simple; tratándose de este tipo de  figuras penales, el legislador incrementó la penalidad para castigar al activo si fuese familiar o si tuviese un grado de superioridad jerárquico.

De no lograr una buena defensa o un acuerdo reparatorio con la madre de la víctima, enfrenta el edil una sentencia de diez a quince años, el impacto social de la imputación, encarcelamiento y juicio en su contra, jamás se podrá quitar el estigma que trae consigo, siendo un delito que entra en el catálogo de protección de las adolescentes, la condena social es concomitante.

Uno como Abogado litigante, debe entrar al conocimiento del caso, con la debida objetividad y analizar de ser posible los hechos tal cual los narra el o la agente del Ministerio Público a cargo de la imputación; siendo delitos que se cometen en solitario del activo con la víctima, los medios de prueba en que se basa la imputación son periciales y sicológicos.

El Juez de control, debe analizar las declaraciones de la víctima, de los testigos, con el tamiz de hacer una verdadera ponderación de los elementos presuntivos que determinan que el hecho que se investiga no solo tiene la apariencia de delito, sino que el estándar probatorio de este periodo inicial del proceso, así lo determina.

En el centro regional de justicia penal de esta ciudad, el poder judicial tiene excelentes jueces de control, pese a que dos o tres de ellos, actúan de manera sectaria e irracional, que son los menos; en el caso del presidente municipal de la ciudad rielera, se le concedió la ampliación del término constitucional para decretarle la procedencia o nó de la imputación será el próximo lunes cuatro de mayo.

Ignorando el escriba quién el juez o la jueza de control que debe resolver esta etapa inicial, lo lógico es que se le dicte el auto de vinculación a proceso al facultativo, que sin duda, tendrá toda la vida para arrepentirse de su liviandad; en delitos de esta naturaleza, no existe atenuante que valga, aún en el caso que haya existido consentimiento de la víctima.

El poder judicial con la presidencia del magistrado Ismael González Parra, le ha tocado lidiar con casos de alto impacto y se están resolviendo los procesos con los accidentes propios del ejercicio de los recursos y de los juicios de derechos fundamentales; las indicaciones para los jueces es que gozan de absoluta independencia para dictar sus resolutivos.

Como Abogado defensor, pueden argumentarse algunas consideraciones de tipo socio sicológico que ahonde en el conocimiento del entorno en el que sucedieron los hechos para minimizar el impacto de la imputación, por condenable que sea la conducta del activo, la norma penal le otorga derechos, entre otros, el más importante, que se le respete la presunción de inocencia y el debido proceso, para que se cumpla el derecho humano de acceder a una tutela judicial efectiva que establece la Carta interamericana de derechos humanos.

La Carta de San José de la cual el Estado mexicano es suscriptor, que ha dado a varias interesantes jurisprudencias de la CI de DDHH.

Una versión más de la perturbadora ninfeta, que narró magistralmente Vladimir Nobokov en su novela; se requiere algo más que temple, y una moral rígida para no sucumbir ni protagonizar estos hechos…

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido