HAY VACANTES EN EL PODER…

Luis Ignacio Palacios 22/04/2020 Comentarios
HAY VACANTES EN EL PODER…
  • Renuncia del encargado de la ASEN
  • Una administración sin rostro de eficacia

El decurso del gobierno de Toño Echevarría Garcia sigue su accidentado acontecer, merced a que no ha sabido compactar un eficiente cuerpo de colaboradores cercanos que, unos ligados por lazos de amistad, otros por compromisos adquiridos políticamente, del modo tal se aprecie que existe talento, experiencia, capacidad y algo de empatía para tener buena prensa en el grueso de la sociedad.

No lo ha logrado y en lo que resta del cuatrienio, es difícil que lo logre, no ha podido o no ha sabido tener a personajes que acrediten por sí mismos una valía política o administrativa que le dé prez a su administración, con lo abrumador que resulta estar al frente de las instituciones del gobierno estatal, de cara a las resultas de una pandemia que cada día se pone peor.

Algo pasa en el feudo de los Montenegro, una de las pocas fuerzas políticas que se sostiene por sí misma con la base sindical y el símbolo que representa el “jefe pluma blanca”, quién pese a su delicada salud sigue siendo el eje de la hegemonía política del gremio; ellos, por conducto de Gerardo han sido muy generosos con Toño, la han dado sostén político y se sabía que el mayor de los críos, era un interlocutor permanente del gobernante, y en eso que llamaron el cuerpo consultivo, lo presidía.

Sin embargo, el accidentado acontecer al interior del grupo de los íntimos de Toño, hubo muchos y feos desaguisados producto de la inexperiencia y el diletantismo, fraudes bancarios, protección a vivales que desde sus puestos de primer nivel hicieron latrocinios, de un modo tal que pese a los lazos de la íntima amistad, fueron defenestrados y el grupo del jolgorio permanente se difuminó cuando el destino los alcanzó, primero el huracán Wila y ahora la terrible pandemia del coronavirus covid-19.

El gobernador ha sido absolutamente obsecuente con el presidente de la república; y no le queda de otra, dada la enorme dependencia presupuestal que tenemos con la federación; y en esta relación, el factor decisorio fue la activa y eficaz presencia del senador Miguel Ángel Navarro, quien pese a los desaires y faltas de urbanidad de los secretarios privados de Toño, nunca ha escatimado esfuerzos por ayudar a su administración.

La mazorca se le está desgranando desde el año pasado, comenzó con esa caricatura de taralailo que encarna la palabra perversidad llamado quiqueto (o feminizado el mote por sus íntimos) han pasado secretarios de salud, de educación, sin pena ni gloria, rectores, directores de tránsito, del registro civil y un largo etcétera, representa la falta de concreción de un buen modelo de gobierno.

Toño no lo tiene; y en el poder legislativo, la activa presencia del diputado presidente Polo Domínguez que tuvo que lidiar con dos alacranes que lo peor del panismo ahí le pusieron y sin embargo pese a los lastres, el poder legislativo se convirtió en el verdadero pararrayos del poder ejecutivo, la desatención y el desdén del gobernador a los liderazgos tradicionales, a las emergencias de gremios y exigencias políticas, convirtieron al líder del congreso en el mejor colaborador del gobernante.

Y aún así, se le metieron a su feudo e impusieron al encargado del órgano de fiscalización que depende del legislativo, específicamente de la comisión de hacienda, cuenta pública y presupuesto que no preside el galeno; y está en su naturaleza, Héctor Benítez no pudo o no quiso ser empático con las fracciones parlamentarias, de un modo tal, que los enojos de los diputados lograron lo imposible, que todas las fracciones se unieran en su contra y le dejaran en claro al gobernador, que no le darían la titularidad de la ASEN.

Luego de muchos y erráticos movimientos en esta dependencia, que el gobernador ha asumido como propia (mete a gente sin el consabido perfil para las delicadas tareas de fiscalización) que prácticamente ha desdibujado la forma de llevar a cabo las auditorías a los entes fiscalizables, renuncia a su encargado del despacho y manda a la que hasta ayer ocupaba la secretaría de la contraloría del poder ejecutivo.

Una destacada profesional que ya tiene amplia experiencia en estas funciones; esperemos que sea para darle un buen jalón a la ASEN y que se racionalice y optimicen sus funciones y dejen de cometerse tantas injusticias y barbaridades administrativas.

Y que al menos en este campo, se lleven a feliz términos las funciones sustantivas de la fiscalización en todas las dependencias del gobierno estatal, para cumplir con esa obra trascendente de su administración que el gobernador ha sido enfático, el luchar en contra de la corrupción y de la opacidad en el ejercicio del gasto público, tarea que le es propia y exclusiva a la Auditoría superior del Estado de Nayarit, la ASEN.

Pese a todo, siguen existiendo vacantes en el poder…, y muy pocas opciones para cubrirlas…!

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido