DIÁLOGO

Luis Ignacio Palacios 22/01/2020 Comentarios
DIÁLOGO
  • se privilegia encuentro con mandos universitarios
  • Polo Domínguez en el mejor ejercicio político

Ayer martes 21 de enero, al arranque de este movido año 2020, se anunciaron sendas conferencias de prensa del rector de la UAN, Ignacio Peña, que obviamente trataría el tema que le ocupa y preocupa a los mandos universitarios; por una parte, en lo que parecía una buena jugada mediática, se anuncia la conferencia del encargado del despacho de la Auditoría Superior del Estado licenciado Héctor Benítez, sobre el informe de resultados de la auditoría que practicó el órgano que preside a los manejos de los dineros públicos de la UAN, del ejercicio 2018, en el cual ya es de todos conocidos, el cómo se distribuyen de manera irregular las «aportaciones sindicales» que autoriza el concejo general universitario a sus liderazgos.

Empero, en el cuarto de guerra de los universitarios, vieron que el lance del gobierno con su congreso y su entidad fiscalizadora, no les daría margen de maniobra para desactivar la losa mediática que pesa sobre de ellos, ya que la sociedad conoce a cabalidad pelos y señales de los estropicios financieros que se generan en la vigencia del esquema corporativo del gobierno interior de la UAN, al cual se niegan a admitir su desaparición a raíz de la vigencia de la reforma a su ley orgánica que llevó a cabo el congreso del Estado al cierre del año pasado.

Luego entonces, se cancela la conferencia del rector Nacho Peña y el gobierno hace lo suyo, cancela la del auditor encargado Héctor Benítez; ¿qué sucedió en los interiores de las dos instituciones..? sin duda, se generan condiciones coyunturales para que se privilegie el diálogo, y en esos menesteres, el diputado presidente está dando una muestra de su madurez como político, ya alcanzada en su acrisolada experiencia que lo ha dimensionado como un factor de estabilidad y gobernabilidad en el decurso de las acciones gubernamentales en esta administración.

Y así fue; conocimos en este espacio, si se llegó a conclusiones del diálogo realizado entre Polo Domínguez y el rector Ignacio Peña, con los dilectos universitarios comisionados para hacer punta en las mesas de diálogo propuestas en el mismo decreto (artículo segundo transitorio) que reforma la ley interior de la universidad; empero, independientemente de la llegada a los  acuerdos, la forma es el fondo, dijera el clásico priísta del siglo pasado; y lo trascendente fue el impacto mediático que causó la imagen y el mensaje, todo comunica como lo señala atinadamente Rafa Vargas Pasaye.

Y esto fue lo que comunicaron al término de dicha reunión:

1.- Que se inicie el análisis de la reforma a la Ley Orgánica de la UAN por parte de los universitarios en los tiempos y formas que ellos estimen convenientes.
2.- Una vez que se consoliden las propuestas y/o opiniones, se entregarán a los diputados para revisarlas en conjunto.
3.- Suscribir un convenio para formalizar estos acuerdos.
4.- Reunirse nuevamente con las demás autoridades involucradas en el tema de la reforma para formalizar un documento que permita sentar las bases de diálogo y respeto que deben prevalecer.
5.- Los integrantes de la Comisión de Gobierno del Congreso y la UAN, estarán en contacto permanente para aclarar cualquier duda, coadyuvando con esto, en el proceso de análisis y adecuación de la reforma a la ley si es necesario.

Esto es independiente a las acciones legales que a UAN decida presentar en contra de la reforma, los diputados presentes en la reunión manifestaron ser respetuosos de las decisiones que asuman los representantes de los universitarios en este sentido

Es una buena señal, que nos indica que están siguiendo las partes en conflicto la ruta crítica que desde el principio de las reformas fue diseñada, en estricto sentido, para los lectores chocarreros del acontecer del conflicto, se llevará a cabo, la «operación mamalonche..» puesto que ante los resultados de la marcha de los universitarios, y el escaso respaldo de la sociedad a sus reclamos, no cuentan los universitarios con las canicas de su lado.

En este rejuego de fortalezas, de argucias políticas y legales, la fortaleza de la procedencia y vigencia de las reformas sigue estando en la cancha del gobierno con la decidida y eficaz actuación de Polo Domínguez, el diputado presidente de la legislatura que muy difícilmente realizaría una modificación al decreto ya vigente que remodela el gobierno interior de la UAN, en dónde, sus ulteriores beneficiarios -los catedráticos- siguen todos turulatos en la bemba, en la misma dinámica de siempre.

Solo que, en muchas unidades académicas, los catedráticos que si ejercen el oficio de pensar, ya les dijeron de manera estridente a sus delegados sindicales, que deveras son mensos, torpes, ciegos y sectarios al no actuar con altura de miras en pro del mejoramiento integral de la universidad a la cual -se supone- que deben servir y dignificarla.

La novela sigue…

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido