EL PAN EN SU LABERINTO

Luis Ignacio Palacios 28/08/2019 Comentarios
EL PAN EN SU LABERINTO

CRONICAS POLÍTICAS agosto 28

 

Siguiendo sus “usos y costumbres” queriendo acreditar una tradición de ser un partido político que practica la democracia interna, Acción Nacional en la entidad desde hace algunas semanas, llevó a cabo los prolegómenos de su proceso de nombrar a sus concejeros nacionales y estatales, siendo los mismos personajes que han llevado al blanquiazul en los últimos lustros, -quienes en un normal gatopardismo- los que resultaron electos.

No hubo rostros nuevos, son ellos, los que desplazaron desde hace veinte años a la vieja guardia panista, aquellos que vivían de las plurinominales y de las prebendas que obtenían del gobernador en turno, cuyo protagonismo era a la vera del otrora implacable tricolor.

Solo Polo Domínguez, el diputado presidente del congreso local, es quien ha demostrado que es el político nayarita más capacitado, no ha dejado de hacer el periplo en los municipios de la entidad, cobijando a la gente que requiere del líder para la solución de sus problemas, entiende y practica la política en su acepción más pura, ser el “procurador de pueblos” conforme a la vieja tesis reyesheroliana del siglo pasado, que sigue estando vigente en nuestro sistema.

Polo, al haber transformado al poder legislativo en un órgano de contención de las emergencias políticas de todo aquel que tiene algo por qué protestar, le resolvió muchos problemas al gobernante, quien en su diseño de política pública no se encuentra el ir a enfrentar los problemas ingentes de los nayaritas.

De esta manera, el patrimonio político del diputado presidente se incrementa y fortalece, pese a las latentes traiciones que tiene ahí en el cubil de dos diputados de su mismo partido que no pierden oportunidad para conjurar cada cual por separado para defenestrarlo de la coordinación de la bancada; al final, de cara a las elecciones próximas estos diputines tendrán que asumir la disciplina de su partido.

Con esa perspectiva, pese a la distancia de los próximos comicios, por la propia dinámica de los movimientos internos de los partidos, al desgaste natural del gobierno de Toño Echevarría, se percibe en el imaginario colectivo electoral, que no existe otro cuadro capaz de competir por la candidatura en el PAN que no sea Polo Dominguez.

MORENA Y EL PRI

El que Acción Nacional de avive, en la obviedad de llegar articulados y fortalecidos al próximo proceso electoral, lo indica la vocación de todo partido político; en Morena, el movimiento que no ha podido cuajar como partido, dado que tiene la misma servidumbre de su antecesor el PRD, donde sus grupos que lo componen no pierde oportunidad, para descalificarse en todos los tonos, perdiendo la inmejorable condición de ser el partido del presidente de la república.

En Morena, el que debiera ser el eje conductor del todo accionar político de cara a los próximos comicios, Miguel Ángel Navarro, ha sido víctima de todo tipo de vituperios, de ataques innecesarios, cuya trayectoria política acrisolada está fuera de toda duda, pretender desprestigiarlo es un ejercicio inútil, los nuevos liderazgos de Morena revelan lo aldeano que son y su mezquindad con tales actitudes.

Si Miguel Ángel fuera el candidato de Morena y Polo del panismo y adherentes, la contienda sería sin duda la mar de interesante, se requerirá para tal escenario, el ejercicio de la inteligencia y del más elaborado marketing, es de esperarse que tal escenario suceda.

Y mientras tanto, en lo que queda del PRI, que tiene ya el nada honroso tercer lugar como partido político, revelan que no pueden tener personalidad como partido sin que esté en la presidencia uno de los suyos, en Nayarit, alejados de sus bases sin tener los recursos para paliar el eterno pedigüeñismo de sus huestes, no han sabido ejercer las funciones sustantivas de todo partido cuando no están en el poder.

No tienen una personalidad acrisolada que surja como némesis del gobierno en turno, han desperdiciado su presencia en el congreso local, se trocaron en una comodina oposición que sumisa y obsecuente pierde la oportunidad de ser una futura opción para el electorado, la contienda política en el legislativo es importantísima cuando no se tiene el poder ejecutivo, no lo saben, no lo entienden o sencillamente ya fueron “maiceados”.

Un diputado con tan pocas luces intelectuales, primario y aldeano como Pavel Jarero, a quien le pusimos el mote del “diputado boquiflojo” luego del pésimo ejercicio como edil de Santiago Ixcuintla, ahí en la tribuna del congreso, capitalizó políticamente su estadía; y ahora es un cuadro de Morena que sueña competir contra Navarro Quintero por la candidatura a gobernador.

Así el escenario, una mínima ventaja se aprecia que lleva el PAN, porque tiene el poder y tiene los medios para capitalizar –pese a su titular- ser gobierno.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »