VENCER INERCIAS PERVERSAS EN EL PODER JUDICIAL

Luis Ignacio Palacios 13/08/2019 Comentarios
VENCER INERCIAS PERVERSAS EN EL PODER JUDICIAL

*Con devoción por el Derecho, ética y transparencia
*Puntual discurso del magistrado José Miguel Madero Estrada

Es un buen letrado, capaz y excelentemente formado en la academia y el servicio público; como Abogado solo le ha faltado pasar por el sufrido rigor de los litigantes; tiene una muy clara visión de las instituciones, de sus fines primigenios y de sus avatares en manos de quienes han gobernado la entidad.

Lo cual le permite con su oratoria pausada, decir verdades cuyo impacto no es para legos; Madero Estrada sabe como pocos el grado peligroso de la corrosión de las instituciones que administran justicia, que se debe a cuestiones multisectoriales, y que no se puede dejar a la buena de Dios, una conflictiva que lastima y lacera, que contribuye al demérito del poder judicial ante la sociedad.

¿Pero cómo decirlo..? ¿Cómo llamar la atención de quienes detentan el poder..? sobre todo porque algunas de las voces de los magistrados están contaminadas por los hechos del pasado reciente; empero, José Miguel no es de esos magistrados que no contestan su teléfono celular cuando un ex “hermanito” es llevado por la policía a las ergástulas de la Fiscalía General; su honestidad intelectual, le permite desde su sitial de jurisconsulto, señalar inercias perversas, y alertar sobre el cómo se debe enfrentar la conflictiva del poder, no solo del judicial, sino de los otros, cuya actuación están íntimamente ligados a la suerte del TSJ.

En este tiempo que transita el poder judicial, cuando no se ha consolidado el Nuevo sistema de justicia penal de corte acusatorio, cuando en las estadísticas del caso Nayarit está en segundo lugar…, de abajo para arriba, voces claras, honestas en su dictum, son evidentemente necesarias para hacer un alto en el camino y visualizar las tareas inmediatas para enderezar el rumbo; de este calibre son los discursos de nuestra vaca sagrada del derecho constitucional.

Tras señalar que el Poder Judicial de Nayarit ha enfrentado en los últimos meses su crisis más profunda, el Magistrado de la Sala Constitucional del Tribunal Superior de Justicia, José Miguel Madero Estrada, manifestó que el personal judicial debe asumir que se encuentra en un momento de transición, con la oportunidad de “revalorar nuestra función como servidores públicos y favorecer el cumplimiento del Estado de Derecho”.

En el acto cívico mensual de los servidores judiciales, encabezado por el Presidente del Tribunal Superior y el Consejo de la Judicatura, magistrado Ismael González Parra, Madero Estrada dijo que: “Entender el momento que vivimos implica tener claro que se requiere un mayor esfuerzo que el realizado hasta ahora, a fin de vencer inercias y prácticas que ya no pueden tener cabida en la agenda del Poder Judicial”.

Destacó que “si bien esta crisis no es ajena a la que se vive en los demás ámbitos del espacio público del país, la corrupción, la concepción patrimonialista y el burocratismo, la injerencia de otros poderes, la irrupción de intereses ajenos, el lucro electoral, han llevado al debilitamiento del Poder Judicial”.

Madero Estrada indicó asimismo que el prestigio del Poder Judicial trasciende al de cualquier Magistratura y a continuación estimó de urgencia una ética institucional congruente con la ética personal de cada uno de sus integrantes: “Cuando el alma está infectada por la vena del poder y la pus de la corrupción —manifestó— cuanto mayor es la urgencia de actuar conforme los requerimientos de la rectitud y de la justicia, mediante un decoroso desinterés de sí mismo”.

Fue enfático al señalar que “no podemos vivir sin transparencia, debemos ser sinceros y abiertos: el Tribunal es una institución emblemática para el sistema jurídico y el régimen democrático”. Más adelante se manifestó convencido de que “tenemos el talento, la voluntad y los valores normativos, éticos y sociales para adaptarnos a esta nueva realidad”.

Precisó que “esta institución es parte del medio social como innegable que se conforma por un núcleo de funcionarios de carrera que a base del estudio y del trabajo honesto, brindan al pueblo de Nayarit certeza y esperanza, se esmeran por actualizar sus conocimientos jurídicos, al tiempo de cuidar de sus familias y sacarlas adelante con dignidad y modestia”.

El Magistrado de la Sala Constitucional concluyó que “si de las dificultades salimos adelante, como estoy seguro que así será, es porque una realidad que no es la del papel, vive con nosotros y determina cada instante del desempeño público. Esta realidad, señoras y señores, es nuestra devoción por el Derecho”.

De vez en cuando son necesarias esas voces; son como colirios que limpian la visión de las instituciones…

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido