SIN FAVOR Y SIN RENCOR

Luis Ignacio Palacios 13/05/2019 Comentarios
SIN FAVOR Y SIN RENCOR

  • Inicio del juicio penal contra ex funcionarios del poder judicial
  • Miles de constancias. 20 horas en la primera audiencia

La Fiscalía General del Estado y el Poder Judicial de Nayarit, han protagonizado una singular jornada judicial; ante el juez de control, licenciado José Manuel González Zepeda, en una audiencia que duró veinte horas, imputaron de una serie de delitos al ex magistrado presidente del TSJ Pedro Antonio Enríquez Soto, al ex magistrado Jorge Ramón Marmolejo y al ex juez Baldomero Zamora Rodríguez.

Los ilícitos por los que los vincularon a proceso son, asociación delictuosa, ejercicio indebido de funciones, abuso de autoridad, contra la administración de justicia, abuso de autoridad y fraude específico.

Los hechos que protagonizaron los imputados ahí están, es una información tangible, inocultable, los miles de expedientes clonados, “juicios espejo” de las demandas de juicios hipotecarios; todo fue descubierto en los cateos de los edificios que tenían el despacho de Abogados de Durango, y la existencia de documentos que registran la relación pormenorizada de las entregas de dinero.

Hechos que se derivan de los convenios que el poder judicial por medio de su entonces presidente fueron suscritos con el Infonavit ; alguien lo hizo, alguien lo ordenó, hechos que no fueron inventados, material y físicamente ahí están los medios de prueba.

Lo obtenido por la Fiscalía es una información objetiva que no está controvertida.

En la audiencia de imputación, aparecieron los Abogados defensores, de un despacho jurídico de Guanajuato; a Pedro Antonio lo defiende su fiel escudero Amado Aguilar, Miguel Sujo Ramírez y Yaser Ramos Camarena; a Jorge Ramón lo defienden Juan Arredondo y Pablo González Sierra; a Baldomero lo defienden Rogelio Ortega y Claudia Castro.

Desde el momento en que por medio del cateo la Fiscalía descubrió los sellos, de los juzgados, del Notario y las actuaciones judiciales miles de veces duplicadas, se genera el ejercicio de las facultades y atribuciones de la institución del Ministerio Público, porque los hechos son comisivos de ilícitos y la parte ofendida es la sociedad, no es necesaria la presencia de una querella de algún cuentahabiente de crédito hipotecario del Infonavit para darle curso a la acción punitiva del Estado.

PULCRITUD

El proceso ha sido ventilado ampliamente en los medios, empero, debemos destacar la pulcritud que en el poder judicial han procesado este asunto con el innegable desprestigio político que trajo consigo; los magistrados que integran el TSJ y los órganos de control interno, se han portado a la altura, y el magistrado presidente, Ismael González Parra, no ha hecho absolutamente ninguna apología de los hechos; no ha existido ninguna expresión cargada de subjetividad de parte del Fiscal General, salvo la singular expresión que dijo en la tribuna del Congreso, “para que nunca más se lleve a cabo este consorcio delictivo..”

En el foro, resulta inédito un hecho de esta naturaleza, el pasmo de conocer la magnitud de los miles de procesos y las decenas de  millones de pesos que según los trascendidos –de algunos policías investigadores- recibieron los imputados, y es pasmoso, porque siendo los imputados hombres públicos, estaban en la primera línea de los medios, en la dinámica de las acciones sustantivas que tenían a su cargo como juzgadores.

Ahí estaban al alcance de cualquier periodista o medio; el impacto ha sido sobrecogedor en su entorno familiar y social. Políticamente están destruídos.

De ser veraces los trascendidos de la etiología de los convenios y la operación judicial, prudente sería que lo dijesen los imputados, tendrían a su favor la atenuante de la “obediencia debida”, que es la orden de un superior para hacer acciones que lindan en lo delincuencial; que bien utilizada por los Abogados defensores sería una eximente de responsabilidad penal; los implicados serían el ex gobernador anterior y el ex fiscal general detenido en una corte de USA.

Y tal cuestión sólo sería mensurable por los implicados y sus Abogados defensores, para acreditarlo debidamente en el juicio que recién ha iniciado.

Va a ser un proceso largo y complicado; en el foro y la comunidad ya se han expresado los veredictos; empero, en este espacio debemos tratar el tema sin favor, ni rencor alguno; los hechos tal cual fueron, y tal como serán ventilados ante los jueces de oralidad.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »