NUEVO EDIFICIO, NUEVAS CONDUCTAS

Luis Ignacio Palacios 30/04/2019 Comentarios
NUEVO EDIFICIO, NUEVAS CONDUCTAS

Es menester, que, aprovechando la dinámica de cambios que impulsa el magistrado presidente Ismael González Parra al interior del poder judicial y de cara a la sociedad y al foro local, se dieran a sí mismos como juzgadores un código de ética; y para el personal que labora en los juzgados de primera instancia, un protocolo de conducta que norme sus horas de labores en el nuevo edificio que será la sede de los juzgados mercantiles, civiles y familiares.

Salvo que lo desconozca el escriba, en el TSJ no existe un código de ética, aprobado por el concejo de la judicatura, porque se da por sentado que con los preceptos que establecen los códigos adjetivos y el reglamento interior, es suficiente para que el comportamiento y actuación jurisdiccional de jueces y secretarios de acuerdos y proyectistas se exprese de manera pulcra en el marco de una deontología propia de un poder judicial pro activo.

Las exigencias de la sociedad para que sus poderes judiciales respondan con expeditez, con honestidad y pulcritud, es imposible desconocerlas, ya se han mutado los añejos valores que vienen desde el derecho de los griegos hace más de dos mil años, aquellas virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza; las que si se practicasen pueden ser la base para adquirir las virtudes judiciales.

¿Cuáles..? la independencia, la imparcialidad y la objetividad; así podríamos decir que un “buen juez” no es aquel que se limita a ser un buen ciudadano sino aquél que ha logrado ser una buena persona, es decir una persona socialmente útil quien incardina en su vida personal la práctica de las virtudes de la ética aplicada a la función jurisdiccional.

PROPUESTA

En este contexto me atrevo a enumerar algunos principios que serían inherentes a la taxatividad de su código de ética; los magistrados y jueces deben actuar con Independencia, Imparcialidad, Objetividad, Profesionalismo y Excelencia.

Y de estos principios se derivan formas y actitudes de conducta que podemos condensar en la:

Honradez, lealtad, eficiencia, excelencia, tolerancia, compañerismo, capacitación, colaboración, confidencialidad, obediencia, puntualidad, responsabilidad y racionalidad.

¿Y para el personal administrativo, secretarias, notificadores, oficiales administrativos? además de las obligaciones que ya se identifican en la carta de los usuarios de la administración de justicia, tendría que adicionarse algunas reglas para que el nuevo edificio sede de los juzgados que será abierto, nunca más jueces y secretarios de acuerdos y proyectistas a puerta cerrada y sus cristales de ventanas y puertas tapados con papeles de todo tipo.

Prudente sería que se les reordenen sus horarios, haciendo rotativo un lapso de una media hora como mínimo para que en un espacio ex profeso diseñado para ello, vaya el personal a tomar sus alimentos; y no se vea el singular espectáculo olfativo y visual que a diario vemos en algunas agencias de los MP de la Fiscalía general, a las 9 de la mañana, la primera actividad que tienen los MP y su personal de apoyo, es…, el desayuno, olorosas tortas, tacos de todo tipo y su infaltable coca cola.

El alimento de media mañana, debe pues comerse en un espacio diferente al de sus sitios de trabajo. ¿Costará trabajo ..? es innegable que sí, puesto que los jueces, secretarios tienen la herencia de los viejos vicios, como ése al que no quieren renunciar, tener toodos los expedientes de los juicios en el juzgado, aunque pasen meses de inactividad judicial.

En el nuevo edificio, debe pensarse en un archivo provisional en dónde estén todos los expedientes de cada juzgado y solo tengan a la mano aquellos procedimientos que mantienen dinámicas de jurisdicción.

Este nuevo edificio de los juzgados de primera instancia, es una oportunidad para ascender un peldaño en las formas y actitudes de quienes laboran de frente a los justiciables, lo nuevo debe de reforzar un nuevo aliño personal, mejor presentadas y sobre todo mejores prácticas de atención a quienes demandan los servicios de una proba y pulcra administración de justicia.

Se debe aprovechar la excelente pro actividad del magistrado presidente, quien está predicando con el ejemplo…

Y también, desde luego para los Abogados litigantes, sirva de estímulo para que mejoren formas y actitudes de su comportamiento para con los empleados del poder judicial…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido