EL EMBROLLO DE FINANZAS

Luis Ignacio Palacios 07/03/2019 Comentarios
EL EMBROLLO DE FINANZAS

El método ecléctico que practica el sin par secretario de finanzas y administración del gobierno del Estado, Juan Luis Chumacero, en la conducción de la política presupuestal del poder ejecutivo, le ha traído un constante quebradero de cabeza al gobernador Toño Echevarría García, con lo sucedido con la nómina de la Secretaría de Salud y del poder judicial ha llegado a su nivel de incompetencia.

El secretario tiene problemas de operación para darle fluidez a las funciones sustantivas de esta dependencia, distribuir los dineros públicos conforme lo establece la Ley de egresos de los tres poderes para el presente ejercicio fiscal.

El poder judicial tiene un presupuesto de egresos aprobado por 448 millones de pesos; y en la ingeniería financiera que le aplican, lo dividen en dos, 348 de los dineros estatales y 100 millones de presupuesto etiquetado como “federalizado”.

Hasta el ejercicio 2017, se les separaban los conceptos de estos recursos, se les entregaba en tiempo y forma, para cubrir el gasto corriente.

Ya con la administración del gobernador Echevarría García en el 2018, de los cien millones de pesos que es el recurso “federalizado”, le quedaron debiendo al poder judicial, la suma de 67 millones de pesos; para el presente ejercicio del 2019, la secretaría de finanzas, cubrió la tres primeras quincenas de las dos fuentes, recursos estatales y los recursos “federalizados”.

Empero, como no le salieron las cuentas al poder ejecutivo, o gastaron (para decirlo de una manera pudorosa) de más, al cierre del ejercicio del 2018, le solicitaron a SHCP que por favorcito les adelantaran participaciones del 2019, para medianamente cerrar el 2018; y es ahora precisamente que les descontaron parte del empréstito en las participaciones del segundo bimestre, y por ende, tuvieron un agujero financiero.

La obviedad es manifiesta, y se fueron por lo fácil, de 13 millones que es la nómina del poder judicial, les mandaron solo 4, y en la administración del TSJ hicieron de tripas corazón, y dispusieron de recursos que estaban acumulando para pagos largamente dilatados a secretarios de acuerdos y jueces, cuyos ingresos tienen más de tres lustros sin haberse incrementado.

Recursos que solo alcanzaron el 70% de la nómina del personal de base, cuyos sindicatos, promovieron desde la semana pasada los paros locos de labores, perjudicando a la correcta administración de justicia, trastocando fechas de audiencias, términos y acuerdos procesales.

LA DISPOSICIÓN DEL GOBERNANTE

Ayer por la mañana, se llevó a cabo una reunión del presidente y sus administradores con el gobernador y el secretario de finanzas; que tuvo de inmediato eficacia en la respuesta gubernamental, les entregaron 6 millones de pesos para cubrir el faltante de la nómina de la cuarta quincena al personal del poder judicial.

Existió la admonición del gobernador para su secretario de finanzas, para que “no vuelva a ocurrir un faltante de esta naturaleza para el poder judicial”; lo que conminó a Juan Luis Chumacero a reconocer los cien millones de pesos y el adeudo de diciembre anterior; haciendo un ajuste en la ministración de este recurso con 3 millones de pesos mensuales menos; programando 12 enteros mensuales, para hacer el ajuste al fin de año.

Regularizando así las cantidades que requiere el poder judicial para su nómina y gasto corriente; que una vez más evidencia estrecheces de maniobra, dado que de los 448 millones de pesos presupuestados para ejercer en el 2019, el 97% por ciento es para servicios personales; y el restante 3% para materiales y suministros.

Lo destacable sin duda es, que frente al embrollo presupuestal de la secretaría de finanzas, en lo que respecta al poder judicial, se acreditó la buena disposición que tiene el gobernante para evitar desaguisados financieros, cuyo corolario en la inconsciencia sindical, ordena paros locos de todos los juzgados, penales, de oralidad, mercantiles, civiles, mixtos..! que trastocan las funciones sustantivas de la administración de justicia.

Y la confirmación del magistrado presidente Ismael González Parra en su capacidad de interlocución con los otros dos poderes, en el respeto intrínseco de cada cual, que establece la carta local en el sistema de pesos y contrapesos…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido