REIVINDICA CONGRESO A ETNIAS

Fue un trabajo meticuloso, concienzudo, al interior de comisiones y con la puja de diversas organizaciones que se asumen como las privilegiadas para manejar la defensa de los Derechos Humanos en la entidad, y se expresaron en el proceso para designar a su nuevo presidente y a los concejeros que integran a la Comisión estatal; los diputados de la XXXII legislatura hicieron su trabajo y es menester señalarlo.

Javier Hiram Mercado, primer diputado reelecto en el país, es el presidente de la comisión respectiva y este procedimiento fue una demostración de la madurez que ha adquirido como legislador que se aplica en el cumplimiento de sus responsabilidades, el proceso para renovar la CEDH de Nayarit fue un accionar meticuloso y entrega a la sociedad buenos resultados.

La comisión estatal de defensa de los Derechos Humanos, es una instancia necesaria porque sirve de termómetro para conocer si en nuestra sociedad se respeta el Estado de Derecho, si los órganos del Estado actúan en sus labores de seguridad pública, de procuración y administración de justicia, en el marco de derecho y en respeto irrestricto a los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Y sí, no hubo un número exagerado de solicitudes de los interesados para ser concejero y presidente; los solicitantes, que provienen de diversos sectores de la sociedad, integrantes de colectivos y de ONG´s, representan la amplia gama que en la sociedad de expresa para que las entidades públicas actúen conforme a derecho dejando incólumes los derechos fundamentales de los individuos que actúan en diversos estratos en la cotidiana lucha por el reparto social.

Al final, se dio en el congreso un ejemplar proceso, delante de medios y con transmisión vía internet de la sesión, votaron los legisladores y resulta electo presidente de la CEDH, el licenciado en derecho Máximo Muñoz de la Cruz, un letrado que trae en sus alforjas una amplia hoja de vida, en la defensa de los derecho humanos de las etnias amerígenas de la entidad, es un huichol con una excelente experiencia en procuración de justicia y en instituciones ligadas al Estado, tiene grados académicos que justifican perfectamente el mensaje de los diputados al haberlo designado.

Es un acto del congreso que reivindica a las mexicanos originales de esta región de México, siempre expoliados, siempre marginados y siendo objeto del paternalismo ramplón de gobiernos anteriores; hoy, su nombramiento es una muestra de la igualdad jurídica que todos los mexicanos debemos de tener ante la ley y sus instituciones.

Se aprecia una reivindicación de nuestras etnias este nombramiento que es recibido por los sectores sociales con beneplácito, en la tarea de procurar pueblos, hoy los diputados de Nayarit, en esta XXXII legislatura están cumpliendo con sus responsabilidades.

Tiempo es, que la sociedad haga lo que le corresponde, y cobije adecuadamente a Máximo Muñoz de la Cruz, el nuevo ombusman náyaro.

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Artículo anteriorFUNCIONARIOS JUDICIALES CORRUPTOS
Artículo siguienteSE INSTITUYE LA DISTINCIÓN AL MÉRITO JUDICIAL
Incursiona en géneros periodísticos, hace reportajes e investigación; es abogado, en “La Voz de Nayarit” como analista político. Los avatares del periodismo de opinión lo llevan al extinto “El Nayar”; posteriormente al revivir el diario como “Meridiano” es uno de sus columnistas principales. El gobierno de Celso Delgado y las organizaciones de periodistas le entregan el Premio Estatal de Periodismo 1993 en la modalidad de “Crónica”. Hace treinta y cinco años nace el periódico regional “Avance” y desde entonces es miembro de su página editorial como analista político. Pionero en Nayarit de periodismo en Internet, publica una página en la web “Crónicas del Sexenio”; se muda un par de años a Nuevo Vallarta y publica en los periódicos “Vallarta Opina” y “Nayarit Opina”. De regreso a Tepic incursiona en la Televisión pública como analista político. Establece una Consultoría Jurídica-Política y retoma el espacio en Internet, como periodista de opinión y reportero entrevistador.