DECLARANDO EL DERECHO

Luis Ignacio Palacios 03/12/2018 Comentarios
DECLARANDO EL DERECHO
*La Sala de Jurisdicción Mixta del TSJ resolvió veintitrés apelaciones a sentencias definitivas de primera instancia
*En un caso revocó la absolución a un sentenciado y dictó resolución condenatoria
Hace unos días, en su discurso de despedida el ministro de la SCJN José Ramón Cossío se refería a su actividad como juez constitucional; señalaba que los juzgadores «no impartimos justicia, hacemos jurisdicción..» un aserto que encierra un mundo de conceptualidades y una importante percepción de la real actividad de quienes tienen en sus manos la delicada responsabilidad de administrar la justicia.
En el poder judicial de Nayarit, con la distribución de materias que se tienen que conocer en segunda instancia, los magistrados que integran esta singular Sala, son personajes del foro diferentes entre sí, merced a su proceso formativo y perfiles de su personalidad de letrados.
Ana Isabel Velazco, con un pundonor sin mácula y tesón en la prosecusión de sus ideas; Rafael Pérez Cárdenas con su acrisolada experiencia le impone temperanza a los resolutivos; y la vastedad de la cultura jurídica de Thoth Aldrin Lomelí, dimensionan una singularidad en las sentencias los recursos judiciales que tienen a su cargo; son los trabajos y los días del poder judicial de Nayarit.
En su segunda sesión ordinaria, la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia resolvió veintitrés apelaciones a sentencias definitivas de primera instancia.
El órgano colegiado presidido por la magistrada Ana Isabel Velasco García se ha pronunciado sobre una sentencia mediante la cual el juez primario absolvió al sentenciado, por lo que, después de un estudio exhaustivo, la Sala la revocó y en ejercicio de sus atribuciones, dictó una resolución condenatoria.
En cuanto al sentido de las resoluciones de la Sala Mixta,  nueve  confirmaron las sentencias de primera instancia, cuatro las modificaron, dos las revocaron y en seis casos se ordenó la reposición del procedimiento; respecto a los casos restantes, en uno la Sala se declaró sin materia y en otro se decretó un auto para mejor proveer.
Durante esta sesión -en ejercicio de su libertad de criterio- se emitieron cuatro votos particulares sobre proyectos de resolución que fueron aprobados por mayoría, dos de los cuales correspondieron al magistrado Rafael Pérez Cárdenas e igual número al magistrado Thoth Aldrin Lomelí Aguilar.
Así al declarar el derecho, se hace jurisdicción…

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido