DECONSTRUCCIÓN DE LA GARANTÍA DE IGUALDAD JURÍDICA

Luis Ignacio Palacios 26/11/2018 Comentarios
DECONSTRUCCIÓN DE LA GARANTÍA DE IGUALDAD JURÍDICA

La Fiscalía General del Estado y el Poder Judicial, en la dinámica de judicializar carpetas de investigación por los delitos de violencia familiar, de manera silente y subyacente en los juicios orales, de facto, están llevando a cabo una inopinada deconstrucción de la garantía de la igualdad jurídica ante la ley.

En efecto, la evolución de las normas protectoras y el impulso al empoderamiento de las mujeres en una sociedad machista como la nuestra, fue hace lustros un reclamo social, era un oprobio que el marco de derecho permitiese estados de minusvalía jurídica y laboral de la mujer.

Dentro de los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, la cuestión de género se advierte como un eje transversal. El objetivo quinto, se ha planteado lograr la igualdad entre hombres y mujeres, empoderando a las mujeres y niñas, al considerar que la igualdad, no es sólo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

La violencia extrema que se manifiesta en los casos de feminicidio es motivo de alerta para nuestra sociedad; niñas y mujeres de todas las edades viven con temor porque, desafortunadamente, no hemos logrado el cambio cultural necesario para que el machismo, la violencia y la discriminación por razón de género, desaparezcan.

Dice Huicot Rivas, quién preside la CEDDH: “En Nayarit, la igualdad entre mujeres y hombres no es sólo una necesidad, es una obligación normativa y un imperativo ético que requiere el que la voluntad expresada en múltiples declaraciones y documentos, trascienda al terreno de los hechos y, tanto autoridades como sociedad, sumemos esfuerzos y capacidades para propiciar el entorno y consolidar una cultura, que nos acerque más a esa igualdad que aún no alcanzamos”.

El Ombudsman de Nayarit, estima necesario que se evalúen las acciones concretas realizadas en atención a la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para el estado de Nayarit, y se aborden las agendas pendientes, en el ámbito de la armonización legislativa; la emisión de protocolos o lineamientos para que la actuación de autoridades tenga una perspectiva que prevenga y castigue la violencia, busque la igualdad de género y promueva el respeto irrestricto de los derechos humanos de todos.

LA DECONSTRUCCIÓN

De acuerdo a la definición dada por el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, una deconstrucción es “un desmontaje de un concepto o de una construcción intelectual por medio de su análisis, mostrando así contradicciones y ambigüedades”.

Ergo, deconstruir es deshacer analíticamente los elementos que constituyen una estructura conceptual. El concepto alude a desmontar, a través de un análisis intelectual, una cierta estructura conceptual. Y nada como el derecho que es un universo de conceptos jurídico políticos.

En varios juicios orales, el escriba a estado como asesor jurídico de mujeres víctimas de violencia familiar; y en otras pocas, como defensor de esposos o concubinos acusados de este delito; y he analizado que tanto las agentes del Ministerio Público como los jueces de control del poder judicial, no se han percatado que con el actual modelo de sistema judicial, está deconstruyendo la garantía de igualdad jurídica del hombre y la mujer.

Los derechos de la mujer, el juzgar sus casos como víctima, son derechos humanos, ni más, ni menores de los mismos derechos que tienen los hombres; sin embargo, nos encontramos con la recurrencia de que si bien, la mayoría de sus juicios en contra de hombres que son unos perfectos imbéciles, también, en menor recurrencia, las mujeres que acusan, son unas verdaderas arpías, actúan con celotipia extrema, sin pudor mienten sobre los hechos que denuncian y en la Fiscalía General, les creen a pie juntillas el sustento de su querella.

Una mujer, en ejercicio de su feminidad es poderosa, y esa es el arma recurrente para victimizarse; actúan irracional, obcecadamente y el marco legal que regula y protege los derechos de las mujeres y de las niñas, es absolutamente obsecuente y en exagerado feminismo, se cometan auténticas injusticias en contra de hombres acusados falsamente de este delito.

Me dice el talentoso ex juez Rodrigo Benitez, ahora excelente Director de Investigación Ministerial, “Maestro, es su palabra en contra de la nuestra, y la ley, con puros indicios, aún sin datos de prueba es suficiente para judicializar los casos y aprehender al imputado…”

De acuerdo –le digo- sin embargo es menester profundizar aún más allá de la violencia de género, reparar que se está violando la garantía de igualdad jurídica ante la ley de los hombres acusados de violencia familiar; estimo que es menester que el poder judicial y la fiscalía general, realicen un conversatorio exclusivamente con este tema, y que se abra a los Abogados litigantes para que aporten sus experiencias y reflexiones al respecto.

El magistrado presidente Ismael González Parra y el FGE Petronilo Díaz Ponce Medrano, tienen la palabra; es menester revisar este fenómeno de deconstrucción de la garantía de igualdad jurídica ante la ley. Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido