INVEROSÍMIL CHANTAJE

Luis Ignacio Palacios 20/11/2018 Comentarios
INVEROSÍMIL CHANTAJE

* Hizo un último llamado al Gobierno Federal para que voltee a ver a Nayarit y apoye en definitiva a los más de 180 mil damnificados por el huracán Willa

El gobernador de Nayarit, Toño Echevarría Domínguez, ahora nos sorprende nuevamente para reiterar que su gobierno está quebrado y en conferencia de prensa en la oficina de la representación del gobierno de Nayarit en la CdMx, informó lo que su administración señala como la causa fundamental.

«Porque no decliné por el candidato del PRI, José Antonio Meade..» lo que resulta francamente inverosímil, toda vez que en el concierto nacional, los votos que se obtienen en la entidad, son igual o menores que una alcaldía de la CdMx; y con toda proporción guardada, el gobernador de Nayarit, muy poco representa para el PAN, instituto político al que pertenece, ellos. su familia desde hace lustros son los dueños de la franquicia en Nayarit de este partido.

Empero, quienes conocemos algo de la historia reciente de la entidad, el asunto de los cobros fiscales, específicamente del SAT deviene desde el gobierno del perverso sátrapa Ney González, que le heredó a su sucesor, cuyo gobierno pagó dos de los tres años que le reclamaba el  sistema de administración tributaria, además de pagar parte de sus obligaciones fiscales, el gobierno de Roberto Sandoval, a mediados del 2017, celebró un convenio con la autoridad fiscal, para hacer pagos parciales del año omiso de enteros el 2016.

En la entrega recepción, el equipo del gobernador Echevarría, recibió la información del caso, y la sugerencia de que podía pedir una línea de crédito para seguir pagando los plazos del convenio que les heredaban a los administradores actuales; a reserva de que los genios del gobernador Echevarría informe adecuadamente, lo que se presume es que este gobierno dejó de pagar los pagos ya pactados, y como se tenía el conocimiento previo de que el SAT estableció que si no se hicieren los pagos suscritos en el convenio, se afectarían las participaciones federales.

En la conferencia de prensa le preguntaron en varias ocasiones los reporteros, que dijera el nombre del funcionario que le hizo el chantaje, y el gobernador se reservó el nombre; es verdaderamente inverosímil que no se lleve a cabo un verdadero ejercicio de información clara y transparente, lo obvio es presentar los estados financieros, el origen y la aplicación de los recursos que recibe esta administración, mientras no lo hagan con pulcritud, seguirá el velo de la sospecha por su consustancial incapacidad para las cosas públicas.

Y dicen los que saben que las millonarias cantidades que señaló el gobernador en su conferencia de prensa, es exagerada, no corresponde a los datos que les entregaron en el proceso de entrega recepción. Total, el que acusa está obligado a probar y a la fecha nuestro bisoño gobernante, se ha salido por peteneras, quedándose en lo inverosímil por su falta de una adecuada argumentación y los medios de prueba del caso. Para Ripley…

Esta es la información del caso:

«En medio del pasado proceso electoral federal, funcionarios del gobierno de Enrique Peña coaccionaron al Gobierno de Nayarit para que apoyara al candidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade, con la promesa de que se resolverían -como con varita mágica- los problemas económicos del estado, heredados por las dos anteriores administraciones. Rechazar esta propuesta generó que el Gobierno Federal retirara todo apoyo a Nayarit, denunció este lunes el gobernador Antonio Echevarría García.

Entre los problemas económicos que recibió el actual gobierno de Nayarit, explicó el mandatario estatal, están -por ejemplo- las retenciones del impuesto sobre la renta y aportaciones al FOVISSSTE y al ISSSTE que sí se descontaron a los maestros, pero que nunca fueron enteradas a la Secretaría de Hacienda. «Mi gobierno se ha dedicado a pagar deudas de otras administraciones, a partir del 19 de septiembre del 2017 -ahora sí como decimos- me lo empezaron a cobrar a lo chino», declaró el mandatario nayarita.

Abundó que otra de las represalias del Gobierno Federal fue la suspensión de apoyos económicos a Nayarit, como los provenientes del Fondo de Compensación (FOCO) por medio del cual la Secretaría de Hacienda destina cercada 400 millones de pesos para los 10 estados más pobres del país, lo que hace que Nayarit tenga actualmente un déficit de más de mil millones de pesos al año. «Ocupamos que el Gobierno Federal voltee a vernos, que cumpla con su responsabilidad y nos dé el apoyo; no se vale tomar esas decisiones arcaicas. Nayarit también es México», enfatizó el Ejecutivo nayarita.

La consecuencia más notoria que han sufrido los nayaritas ha sido el escaso apoyo de la Federación ante los estragos del huracán Willa en ocho municipios del norte de la entidad, declaró el Gobernador Echevarría García e hizo un último llamado a las autoridades federales para que apoyen a las familias damnificadas.

Hizo un público reconocimiento a las Fuerzas Armadas, tanto al Ejército como a la Marina Armada de México, por el respaldo al estado desde el primer día. También reconoció las gestiones del senador Ricardo Monreal, cuya intervención fue determinante para que la Comisión Federal de Electricidad, Protección Civil y recientemente la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y la Comisión Nacional del Agua hayan respaldado a Nayarit ante la emergencia.

Finalmente, el Gobernador expresó su confianza en que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador dará un decidido apoyo a los nayaritas, como ya lo ha ofrecido públicamente, y dio además la certeza a los nayaritas de que seguirá luchando por cada uno de ellos, como lo ha venido haciendo desde el 19 de septiembre de 2017. «Lo dije en la campaña, y hoy lo ratifico, no les voy a fallar», concluyó.»

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido