POLO REVIVE ESPERANZAS EN VILLA HIDALGO

Luis Ignacio Palacios 18/10/2018 Comentarios
POLO REVIVE ESPERANZAS EN VILLA HIDALGO

Es una añeja y justificada aspiración, la gente económicamente activa, la oriunda de este lugar ubérrimo, la región enormemente productiva que es la margen izquierda del río Santiago, vieron renacer la esperanza más sentida que tienen los pobladores de Villa Hidalgo, podrán erigirse en el municipio número veintiuno durante la vigencia de este gobierno de cuatro años.

El escriba participó activamente en la investigación que hizo el congreso del Estado, cuando el tribuno Celso Delgado siendo gobernante abrió el proceso para la creación de dos municipios en la entidad, Bahía de Banderas y Villa Hidalgo; por cuestiones que no viene al caso recordar, se orientaron todos los esfuerzos gubernamentales para el sur.

De facto, se hizo una muy extensiva interpretación de la Ley sobre la mínima población para la cabecera municipal, la imaginación del tribuno, que como gobernador no tuvo límite, creó en el imaginario colectivo, una cabecera municipal a la que le dieron un singular nombre supuestamente indígena “Tic-Toc” y se integraba con dos o tres comunidades cercanas a Valle de Banderas, para que así juntos dieran el mínimo poblacional para erigirse como cabecera del municipio en erección.

El comité de los pobladores de Villa Hidalgo, sufrió su primera gran decepción, habiendo cumplido con todos los requisitos legales, sin interpretaciones extensivas, no pudieron ser municipio en aquel gobierno; renacieron sus esfuerzos con el sátrapa del gobernador González, y junto a Manuel Cota en el congreso fueron los protagonistas del nuevo engaño, la segunda de sus decepciones.

La semana pasada, el diputado presidente, Polo Domínguez, estuvo en Villa Hidalgo, en una reunión informal con aquellos tesoneros integrantes del primer comité de la población para erigirse en municipio, le explicaron todos las acciones que llevaron a cabo, le dieron copia de los viejos estudios sobre la factibilidad para erigirse en municipio.

Polo escuchó con atención lo que le dieron a conocer, que durante la vigencia de varios gobiernos municipales, el gobierno federal ha enviado más de mil quinientos millones de pesos etiquetados para obra pública e inversiones para Villa Hidalgo, de los cuales no ha llegado un peso a sus destinatarios; se quedan en el ayuntamiento de Santiago Ixcuintla, cuyos ediles a cuenta gotas mandan migajas para este importante centro poblacional.

Villa Hidalgo y su territorio, tiene toda la infraestructura para ser municipio; y tiene mayor actividad económica y poblacional que los actuales municipios de San Pedro Lagunillas, Ruiz y La Yesca; durante este lapso, desde sus primeros intentos para ser municipio a la fecha, en México se han creado más de setenta municipios en varias entidades.

Se requiere talento e inteligencia para colegir que los presupuestos para este nuevo municipio, no sería en detrimento del actual Santiago Ixcuintla; y mayor talento operativo para generarlos dentro del sistema nacional de participaciones federales para el nuevo municipio de Villa Hidalgo.

Para los pobladores de Villa Hidalgo, en sus líderes que encabezan este nuevo intento, recibieron la simpatía del diputado presidente Polo Domínguez, cuando tuvo en sus manos los estudios de factibilidad para que sean municipio; con tacto político, dejó una serena esperanza de que iba a tomar con la mayor seriedad los estudios y replantear de nuevo ante el poder ejecutivo este importante proyecto.

El gobierno de Toño Echevarría, tiene la oportunidad de entregar un Nayarit más grande al término de su mandato, pasaría a la historia junto al diputado presidente, como los benefactores de esta importante región que es ejemplo en sus actividades productivas.

En Villa Hidalgo, además de su producción agropecuaria, existen excelentes personas, exquisita comida, es la única región que produce ancas de rana..! y generosas féminas espléndidas…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido