¿CONSTITUCIÓN MORAL..?

Luis Ignacio Palacios 14/08/2018 Comentarios
¿CONSTITUCIÓN MORAL..?

Quizás, alguien le dijo al entonces candidato Andrés Manuel López Obrador, que en 1944 Alfonso Reyes redactó una “cartilla moral” de poca o nula influencia en el pueblo de México de aquellos años.

Y fue precisamente –febrero de este año- durante su toma de protesta como candidato presidencial del Partido Encuentro Social, que López Obrador propuso crear una constitución moral para México. El objetivo es hacer realidad una república amorosa. Dijo el tabasqueño:

“Deben incluirse principios y derechos de nuestro tiempo, los derechos actuales, conseguidos o por conseguir como la no discriminación, la diversidad, el respeto a la diversidad, la pluralidad, el derecho a la libre manifestación de las ideas: estos fundamentos deben tomarse en cuenta para poder hacer realidad una república amorosa y debemos tener un código del bien»

Y para que vieran sus beatos adherentes que no era su dicho algo propio de la campaña, López Obrador detalló que para redactar la constitución moral convocará a un constituyente en el que van a participar especialistas como filósofos, psicólogos, sociólogos, antropólogos, así como todos aquellos que tengan algo que aportar al respecto.

AMLO se refirió en específico a los “ancianos venerables de las comunidades indígenas, maestros, maestras, padres, madres de familia, jóvenes, escritores, poetas, mujeres, empresarios, defensores de la diversidad y de los derechos humanos, practicantes de las distintas religiones”

Este tema de campaña, anunció el ahora presidente electo que para la elaboración de la Constitución Moral se hará en el marco de un diálogo ecuménico, interreligioso, de religiosos y no creyentes, con el fin de moralizar a México. Y la descripción del superior objetivo de este proyecto, me llama poderosamente la atención:

«El propósito no solo es frenar la corrupción política y moral, sino establecer las bases para una convivencia futura sustentada en el amor y en hacer el bien para alcanzar la verdadera felicidad».

Estimamos desde este espacio que este asunto de la moralidad del mexicano, -es improcedente en un gobierno civil- cuestionada por la que será su secretaria de gobernación, la ex ministra de la SCJN Olga Sánchez, de que pretende este nuevo gobierno “acabar con el machismo, crear una democracia familiar..” me eriza los pocos pelos de punta, porque a lo largo de la historia de la humanidad, los peores sistemas que llegaron incluso al exterminio de millones de personas, comenzaron con este galimatías, que el gobierno tiene por objeto proporcionar felicidad al pueblo que gobierna; y normar algo tan cuestionable como la moral privada de las personas.

FANATISMO EN CIERNES

Al calor de la contienda electoral, el fanatismo de las huestes de Andrés Manuel, llegó a terrenos extremos, su obcecación produjo un singular adjetivo con que en las redes sociales les endilgaron “chairos”; y sí, la república “chaira” era (o es) el territorio de la intolerancia, de una moral muy singular que acepta a pie juntillas todo lo que diga o haga su ahora presidente electo.

Los objetivos superiores de todo gobierno, es promover el bien común de la sociedad, desde la primera república francesa se estableció un contrato social; nuestro sistema con todo y cuarta transformación que anuncia López Obrador, no tiene las bases constitucionales para un galimatías de esta naturaleza; será el nuevo catecismo (¿laico?) del padre Ripalda, que fue el eficiente instrumento de la doctrina cristiana para someter a sus fieles. ¿Eso quieren, deveras..?

Un gobierno, por populista que sea, es completamente inadecuado que se meta a la parte subjetiva y abstracta de la psique del mexicano, porque el fanatismo de sus fieles puede llegar a la constitución de comandos de adoctrinamiento para los mexicanos que somos libres y fuera de toda servidumbre religiosa.

La Cartilla Moral, conciencia del entorno, fue un ensayo que escribió Reyes en 1944 a solicitud de Jaime Torres Bodet, entonces Secretario de Educación Pública.

La Cartilla de Alfonso Reyes, fue redactada con la intención de ser una base para la alfabetización en México, se sintetiza en 6 “respetos” de la “moral”:

“El respeto a nuestra persona en cuerpo y alma”. «El respeto a la familia”. “El respeto a la sociedad humana en general y a la sociedad particular en que nos toca vivir”. “El respeto a la patria”, «El respeto a la especie humana», “El respeto a la naturaleza”.

En su ensayo, Reyes explica que la moral es como una Constitución no escrita, cuyos preceptos son de validez universal para todos los pueblos y para todos los hombres.

Alguien debiera decirlo al presidente electo, que en una sociedad abierta como la nuestra, un proyecto de esta naturaleza es inviable, sociológicamente inviable, y puede dar lugar al nacimiento de rijosidad extrema, que se radicalicen las facciones por este tipo de religiosidad gubernamental; Irlanda, Venezuela, Cambodya, Nicaragua, Cuba, son ejemplos excecrables del dominio del Estado en este pantanoso territorio. No se pueden, ni deben normar los pensamientos abstractos de las personas, por muy altruistas que sean los motivos de un nuevo gobierno. Digo…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido