FORTALEZA EN EL PODER JUDICIAL

Luis Ignacio Palacios 07/08/2018 Comentarios
FORTALEZA EN EL PODER JUDICIAL

*Sendos reconocimientos en acto cívico al Ejército mexicano, así como a juezas y jueces

*Transmitió el magistrado Marmolejo Coronado el mensaje institucional de las autoridades judiciales nayaritas

Los magistrados integrantes del Tribunal superior de justicia, tienen una clara visión de la realidad que se vive al interior de su institución; la conflictiva presupuestal que es un factor que oprime la existencia de los jueces; sin embargo, salvo dos o tres prietitos en el arroz, los funcionarios judiciales junto al personal administrativo de los juzgados y de las salas que integran el TSJ hacen su labor de una manera dedicada y perfectible.

Son tiempos de cambios inminentes en la estructura interna del poder judicial, de una u otra forma, la presencia del poder ejecutivo y legislativo van a gravitar en las sesiones del Concejo de la Judicatura del Estado, ése órgano de administración que en ciernes está por remodelarse, merced a las reformas a su ley orgánica que ya se cocinan en el congreso local.

Así, de cara a las reformas, el magistrado Jorge Ramón Marmolejo, en su alocución del día de ayer, hizo un sentido reconocimiento a la labor de los jueces y de sus pares. Con su excelente dicción y oratoria serena, su mensaje tuvo el acierto de ser corto, conciso y convincente de sus tesis esgrimidas.

Al transmitir el mensaje institucional de las autoridades judiciales de Nayarit, el presidente de la Primera Sala Unitaria del Tribunal Superior de Justicia, magistrado Jorge Ramón Marmolejo Coronado, agradeció y expresó este lunes su reconocimiento a juezas y jueces, quienes “hoy por hoy son la fortaleza de la institución”.

En el acto cívico mensual de quienes laboran al servicio de la impartición de justicia, encabezado por el magistrado presidente Pedro Antonio Enríquez Soto, Marmolejo Coronado reiteró que las y los juzgadores “todos los días hacen de la labor jurisdiccional un apostolado”, además de que “con prudencia y profesionalismo se dedican a la noble tarea de juzgar”.

Tras indicar que dicha labor es de gran importancia social, el magistrado de la Primera Sala Unitaria expresó su deseo de que el personal de la institución tenga un exitoso segundo trecho del presente año y “sigamos sintiéndonos orgullosos de pertenecer a esta gran familia, la familia del Poder Judicial”.

Por otra parte, en presencia del representante de la Comandancia de la Décima Tercera Zona Militar, capitán primero ingeniero en comunicaciones electrónicas, Flavio Solís, el orador manifestó un agradecimiento al Ejército mexicano, “un factor esencial en preservar la seguridad de nuestro país y de nuestro estado”.

De igual forma, solicitó que se transmitiera al general comandante Armando Montaño Ponce el reconocimiento “por todo su apoyo al Poder Judicial para el lucimiento de estos importantes eventos cívicos”; con la presencia de autoridades militares y la participación de la banda de guerra, agregó, “se engalanan y enaltecen estos honores a nuestro Lábaro Patrio”.

El magistrado Marmolejo Coronado se refirió a otros invitados “de lujo” al mencionado acto cívico: pequeños asistentes al Taller de Verano “Niñas y Niños en el Poder Judicial 2018”, quienes de lunes a viernes de la presente semana participarán en actividades recreativas, culturales y artísticas especialmente preparadas para ellos y que tienen lugar en el Centro Estatal de Justicia Alternativa y de Convivencia Familiar del Tribunal Superior de Justicia.

En la ceremonia cívica, participaron la escolta del Poder Judicial y la banda de guerra del 43° Batallón de Infantería, mientras que el Juramento a la Bandera fue dirigido por la licenciada María Guadalupe Hernández Ramón, secretaria de estudio y cuenta de la Primera Sala Unitaria.

A su vez, las licenciadas Blanca Hilda Cacho Zepeda y Norma Lorena Ramos Estrada, dictaminadora y secretaria de estudio y cuenta, respectivamente, de dicho órgano jurisdiccional, dieron lectura a las efemérides de agosto. El programa fue conducido por la licenciada Lizbeth Adanary Elizondo García.

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido