CIVILIDAD Y OFICIO POLÍTICO

Luis Ignacio Palacios 06/08/2018 Comentarios
CIVILIDAD Y OFICIO POLÍTICO

Quienes han escuchado al gobernador Antonio Echevarría García, sobre cómo se comporta y actúa el senador electo Miguel Ángel Navarro en las reuniones en que ambos participan, destacan el talante, el respeto, la institucionalidad y la civilidad del galeno; y no es para menos, un hombre de su talla forjado en muchas batallas políticas, conoce y siente la conflictiva que vivimos con el compromiso más sentido que pudiese concebir un político.

Esa debiera ser la norma de todo hombre y mujer que abanderan una causa de justicialismo para luchar por una sociedad mejor.

Miguel Ángel está haciendo lo propio con la representación que le dio Andrés Manuel López Obrador, desde ahora; dado que la administración que preside Toño Echevarría, se encuentra en una real confronta político administrativa con el gabinete presidencial que en breve entregará los trastos al tabasqueño; me dicen personas cercanas al gobernador náyaro, que la cerrazón y la falta de voluntad de funcionarios de segundo y tercer nivel llega a lo ominoso.

Incumplir compromisos y no validar convenios previamente establecidos es la norma, actúan visceralmente, como son los rescoldos de la batalla política perdida; mal entienden la generosa actitud del presidente Peña Nieto para con AMLO,  que de facto le ha entregado el proceso de transición antes de los tiempos legales.

Y es ahí, precisamente en ese contexto en el cual, Navarro Quintero acredita su valía como político, sin aspavientos ni publicidad alguna, buscando resultados para que le vaya bien al gobierno y por ende que le vaya bien a Nayarit.

Nos encontramos en el trance de cambios de formas y estilos de gobierno; los anuncios de Andrés Manuel causan algo más que escozor en la clase política y en las gubernaturas de las entidades, la proclama de austeridad y disminución de prebendas y jugosos salarios para la alta burocracia es bien vista por la sociedad y la comentocracia, empero, para los afectados es corrosiva.

La dorada burocracia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya puso el grito en el cielo por el mismísimo presidente, sus salarios insultantes –únicos en sociedades como la nuestra- si bien ni les afecta el dicho del presidente electo, se pusieron en huarache antes de espinarse.

El papel de los coordinadores estatales de las secretarías de Estado, tal cual el anuncio del presidente electo, será sin duda para agilizar y no entorpecer la ministración de recursos que en ocasiones son desviados para otros fines o no ejercidos por los delegados federales o los propios gobernadores; el sistema nacional de coordinación fiscal es un entramado la mar de complicado, entre aportaciones, participaciones, fondos y convenios existe la oportunidad de aprovechamientos indebidos.

Se ocupan operadores honestos, gobiernos transparentes para el ejercicio pulcro del gasto público; en ésas andan Miguel Ángel y Toño, que sea para bien del gobierno estatal y sin duda, servirá para consolidar la presencia del pugüeño que ya tiene un destino mediato trazado, será el sucesor de Toño Echevarría.

JUAN ANTONIO ECHEAGARAY

El talentoso Abogado, catedrático universitario y eficaz Notario Público, Juan Antonio Echeagaray Becerra, vive ahora momentos estelares en la agenda pública, su lealtad para con Miguel Ángel Navarro lo lleva ahora a las ligas mayores; si la forma es fondo, este fin de semana en conocido restaurante que sirve de pasarela para los funcionarios federales y estatales, se vio una prueba de la importancia que ahora tiene.

Los múltiples saludos que recibió, son la muestra palpable del cómo se potencia una personalidad local con el triunfo del tabasqueño; nuestro amigo es de esos hombres que la sociedad necesita, siempre pone sus talentos y generosidad al servicio de quien lo necesita.

Enhorabuena..!

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido