DERECHO FAMILIAR; URGE REFORMA

Luis Ignacio Palacios 02/08/2018 Comentarios

*Existe un plazo para las peticiones de herencia a través de juzgados de primera instancia

*Entre 16 asuntos familiares, la Sala Mixta del TSJ resolvió una solicitud de ese tipo

Una de las singularidades del derecho familiar, es que algunas de sus categorías no prescriben; otras sí. En juicios sucesorios -por ejemplo- no aplica la caducidad de la instancia (dejar de actuar por el lapso de seis meses) sin embargo, la acción de petición de herencia prescribe a los diez años; cualquier persona con derechos de sucesión legítimos o por estirpe puede ir a juicio y se le es reconocido su interés jurídico, si lo hace antes de los diez años en que se inició el sucesorio.

En las últimas trascendentales reformas a la Carta magna, se encuentra la del derecho familiar.

La implementación de los  juicios orales en materia familiar implicó, entre otras cosas, la determinación de las controversias que podrán tramitarse ante un juez de proceso oral.

La necesidad de llevar a cabo en el menor tiempo posible los juicios atiende a la importancia de los mismos, es decir, existen conflictos que por su naturaleza e importancia requieren llegar a su fin rápidamente y sin perder el debido proceso. Ante ello se decidió que ciertos juicios en materia familiar se atendieran en juzgados orales de los tribunales del fuero común.

Es decir mayor carga para los tribunales estatales, sin que haya mediado, la propuesta de nuevas asignaciones presupuestales.

Esta es una impronta en la que se encuentra el poder judicial de Nayarit, el hacinamiento de miles y miles de asuntos de esta materia, lleva a verdaderos casos de injusticia, albaceas aprovechados que tienen la administración de bienes de jugosas herencias, y aunque tengan en contra no una sino seis o siete órdenes del juez de lo familiar que respeten los derechos de heredad de los herederos por estirpe, no acatan el mandato judicial.

Si tuviésemos implementada la reforma para ir en esta materia a los juzgados civiles de oralidad, miles de familias podrían regularizar sus conflictos familiares en aquellas sucesiones conflictadas por la ambición, malversación y tosudez de los albaceas y la negligencia de algunos jueces.

Que una persona haga en Nayarit una petición de herencia a través de un juzgado de primera instancia es poco frecuente y más raro aun si ya transcurrieron veinte años desde que se dieron las condiciones legales para iniciar el respectivo juicio.

En su sesión ordinaria correspondiente a julio, la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia del estado resolvió un caso de este tipo, en el sentido de confirmar la sentencia del respectivo juzgado: se niega la petición de herencia porque debió presentarse a más tardar en diez años, término de la prescripción extintiva conforme a la normatividad vigente.

El mencionado fue uno de los dieciséis asuntos familiares resueltos en esta ocasión por los magistrados de la Sala Mixta: Rafael Pérez Cárdenas (presidente), Zaira Rivera Véliz y Ana Isabel Velasco García; los mencionados casos se refieren a pensiones alimenticias, divorcio, custodia y convivencia con menor, así como reconocimientos de paternidad.

A dichos asuntos se sumaron nueve de la materia penal y tres en materia de justicia para adolescentes, para un total de veintiocho apelaciones resueltas en la sesión de la Sala de Jurisdicción Mixta.

En cuanto al sentido de las resoluciones de los magistrados, trece confirmaron las sentencias de los juzgados de origen, tres las modificaron y una fue de revocación; en otros cinco asuntos se ordenó la reposición del procedimiento de primera instancia y en los restantes cuatro, no fue aprobado el proyecto de resolución de segunda instancia, se turnó a otra ponencia y se anticipó el voto particular del o la magistrada ponente.

Estos son los trabajos y los días de los magistrados que integran esta sala de jurisdicción mixta; y al igual que muchos Abogados del foro estamos en espera de la implementación de la oralidad en la justicia familiar.

La enorme cantidad de procedimientos judiciales estancados, desde luego que lo amerita.

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido