CIERRE DE CAMPAÑAS

Luis Ignacio Palacios 28/06/2018 Comentarios
CIERRE DE CAMPAÑAS

Desde el 14 de diciembre pasado –es decir, a lo largo de 195 días–, los mexicanos fuimos bombardeados por 59 millones 78 mil 400 spots de precandidatos, candidatos, coaliciones y partidos; y ¿saben lo que costó el masivo espectáculo, en tiempos oficiales y en efectivo? Cientos de millones de pesos tirados en promover iniciativas absurdas y tramposas.

Todos los candidatos, de todos los partidos no tuvieron ni ápice de responsabilidad fiscal, promovieron dádivas incosteables. Usaron el dinero público para engañar, porque  seguro estoy que la mayoría de los electores no sacaran las cuentas y, por tanto, no se dieron cuenta de la treta; tales propuestas, inviables, fue una desfachatez, al querer vernos la cara de tontos.

Pareciera que ¡otra vez! nos encontramos con una nueva y carísima versión de un Estado –ya no de bienestar al estilo de las democracias europeas- sino subsidiario y paternalista, una versión trasnochada, ahistórica de los gobiernos de la mitad del siglo pasado.

Estamos en la construcción de una democracia política cuyos procesos electorales son, los más caros del mundo; y sin embargo, pese a todo, en toda la parafernalia de las campañas, dónde el mesías tropical ahora quiere ser la nueva versión de Juárez o Cárdenas, en una inmensa mayoría de los ciudadanos, existe un sereno optimismo, sabemos que el voto es, el instrumento efectivo para dotarnos de un mejor gobierno.

Los proyectos políticos presentados, son disímbolos, y recuerdo en los avatares de la historia, que al final de crisis y cambios de gobierno, el pueblo de México no les dable irse hacia los extremos, en el fondo, nos hemos debatido en un centrismo medio cargado hacia la derecha en un tiempo y en otro hacia la izquierda, sin abandonar la estructura jurídico política que subyace en la carta de Querétaro.

Con una estrechez de las normas electorales, calificadas muy al estilo del viejo soviet, concluyeron finalmente ayer las campañas de todos los candidatos, se prohíbe hacer propaganda alguna, son, -presumieron los genios que hicieron tales leyes- los días en que el futuro votante “reflexiona” sobre el destino de su voto.

Todo mundo está harto; seis meses de campañas, de largas pre campañas, de una guerra estúpida de spot´s, que se debe revisar este método que no funciona, que no alienta ni promueve adhesiones o militancia.

Estimo que la construcción de la democracia mexicana sí está en riesgo, si es que los nuevos votantes no lo hacen con responsabilidad; hemos de vivir la jornada electoral con civilidad; hoy, que los partidos y sus ideologías se han difuminado en las alianzas electorales, todo ha quedado en pueriles vanalidades, el poder por el poder mismo.

Es el día de pensar como gente grande, fuera de visiones torpes e ingenuas de nuestra realidad política; y actuar pensando en el hoy y en el futuro inmediato que queremos; salgamos pues a votar el domingo…

Contacto.- cronicaslip@gmail.com

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »